Portada del sitio > Distrito Federal > Posicionamiento. Alto a la guerra genocida del Estado sionista de Israel (...)

Posicionamiento. Alto a la guerra genocida del Estado sionista de Israel contra el pueblo palestino

Jueves 12 de octubre de 2023, por Ciudad de México

Ciudad de México, a 10 de octubre de 2023

A la opinión pública

La guerra declarada de Israel contra el pueblo de palestina es injusta, es un genocidio cometido contra un pueblo inerme que sólo lucha por su emancipación y reconocimiento de su Estado.

Desde 1948 el Estado de Israel emerge producto del despojo del territorio del pueblo palestino, a la vez, juega el papel de punta de lanza del poder imperialista en Medio Oriente para sojuzgar a los pueblos árabes en esa región.

De esa fecha a la actualidad el Estado israelí sostiene una política de terrorismo imperialista y sionista contra el pueblo palestino, éste ha sido despojado de su territorio y condenado a vivir en el gueto moderno, campos de concentración que emergen al amparo del holocausto judío. En nombre de éste justifican la violación sistemática y generalizada de derechos humanos contra los palestinos.

En nombre de la seguridad de Israel se justifica el genocidio contra el pueblo palestino; desde una concepción neofascista se le niega a éste el derecho a existir como nación, como pueblo, como Estado, como palestino; se le niega el derecho a la rebelión, a la libre autodeterminación de los pueblos.

El sionismo como ideología es retrógrada, racista y profundamente reaccionario, bajo este ideario se han justificado crímenes de lesa humanidad, atrocidades contra la población, con mayor énfasis en los niños y en los jóvenes, que son secuestrados por las hordas militares, sustraídos de manera violenta de sus hogares y sometidos a un sistemático proceso de tortura física y psicológica, de despersonalización y desarraigo de la identidad palestina para nulificar su voluntad de lucha y ver a los colonizadores israelitas como sus salvadores.

El pueblo palestino tiene el derecho a la autodefensa para garantizar su existencia como tal, en él reside la voluntad de quién o quiénes lo representan, de qué formas organizativas utilice para hacer frente a la ofensiva sionista y al terrorismo israelita.

Su voluntad de luchar contra el agresor y el ejército de ocupación es legítima, lejos de condenarla como terrorismo, significa un acto valiente y heroico, porque enfrenta al terrorismo sionista en una completa desventaja en todos los sentidos.

En ese contexto la guerra que desarrolla Israel contra los palestinos es injusta, reaccionaria y constituye un genocidio avalado por los países imperialistas de Europa, fundamentalmente por el gobierno norteamericano que emerge como el principal enemigo de la humanidad.

Los gobiernos de Gran Bretaña, Francia, Alemania, Italia y Estados Unidos respaldan y avalan el genocidio llevado por el Estado israelita contra el pueblo palestino, con ello se desenmascaran y ocupan un lugar en la historia como promotores del terrorismo imperialista contra los pueblos del mundo que luchan por su liberación y emancipación económica.

Los llamados de paz que hacen los organismos internaciones de diferente índole son hipócritas, porque callan cuando el Estado israelí aniquila a niños y jóvenes con su maquinaria de guerra, cuando comete crímenes de lesa humanidad contra la población inerme, cuando asesina impunemente a la población del pueblo palestino, cuando cometió masacres como las de Sabra y Chatila en 1982.

Ahora son corresponsables del genocidio interminable contra el pueblo palestino, sus discursos, en apariencia neutrales, dan el respaldo incondicional al Estado sionista de Israel y cultivan el odio contra un pueblo que históricamente lucha por su reconocimiento como nación y se opone a la política de despojo y sometimiento sionista.

Mienten con descaro los “grandes” analistas cuando argumentan que la resistencia palestina es promovida por una suerte de “grupúsculos terroristas” desligados de la población y ajenos a los intereses de los palestinos, no obstante, son éstos los que deciden cómo organizarse y quiénes representan sus aspiraciones y voluntad de luchar contra el sionismo israelí.

Condenar la violencia “sin importar de donde venga” es tomar partido a favor del terrorismo imperialista, es tomar partido a la guerra de genocidio que desarrolla Israel, es pugnar a favor de y avalar en plenitud la violencia reaccionaria.

No se puede condenar la violencia en abstracto y asumir en apariencia una actitud neutral, en la lucha de clases asumir una posición neutra es reaccionario y siempre favorecerá a los opresores, en este caso a la opresión que emerge del Estado de Israel, de éste surge la violencia reaccionaria, neocolonial y neofascista.

Las declaraciones de políticos de oficio en México, entre ellos la señora Xóchitl Gálvez expresan el aval al Estado israelita por cometer genocidio contra el pueblo palestino; su posicionamiento ilustra su concepción reaccionaria y afinidad con las políticas profascistas, dar el respaldo al sionismo israelí es avalar el despojo de territorio a los palestinos y condenar a éstos a vivir en campos de concentración modernos.

Los monopolios del mercado de la información cierran filas en torno al genocidio perpetrado contra el pueblo palestino, hacen apología a la violencia sionista y a la dominación neocolonial; promueven el odio racial y condenan enfáticamente la decisión del pueblo palestino de luchar por su emancipación y el reconocimiento como Estado.

Más que condenar las acciones de autodefensa del pueblo palestino, es necesario entender que las relaciones de dominación y sometimiento neocolonial son inadmisibles, cuando un pueblo es sometido a través de la violencia reaccionaria y el poder militar de los que se erigen como gendarmes del mundo, tarde o temprano la inconformidad emerge como resistencia antiimperialista.

Desde esta humilde trinchera de lucha, el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) condenamos enérgicamente la violencia sionista contra el pueblo de Palestina; externamos nuestra solidaridad a éste heroico pueblo que lucha contra un enemigo respaldado por el imperialismo internacional.

Manifestamos sin titubeos que el pueblo palestino tiene el legítimo derecho a la autodeterminación como nación y a la autodefensa como pueblo para garantizar su existencia. ¡Alto al genocidio contra Palestina!

Atentamente
¡Por la unidad obrera, campesina, indígena y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

  • FNLS

Mensajes

  • Donde firmar para condenar de genocidio y crìmenes contra humanidad a lìderes del estado israelì?

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.