Portada del sitio > Distrito Federal > Relatoria de hechos sobre la detención arbitraria e injusta de 16 (...)

Relatoria de hechos sobre la detención arbitraria e injusta de 16 compañeros

Lunes 14 de noviembre de 2022, por Ciudad de México

Ciudad de México a 14 de noviembre de 2022
A los organismos defensores de los derechos humanos
A la opinión pública

Relatoria de hechos sobre la detención arbitraria e injusta de 16 compañeros

Presentamos la siguiente relatoría de hechos sobre la detención arbitraria e injusta de 16 compañeros, entre ellos, dos menores de edad, el sábado 12 de noviembre en el municipio de Los Reyes, La Paz, Estado de México

RELATORIA DE HECHOS:

Como a las 9:30 de la mañana, desde el plantón popular instalado frente a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), salimos 16 compañeros para realizar pega de carteles en el municipio de Los Reyes la Paz, Estado de México. Cada cartel es para difundir las exigencias de presentación con vida de los desaparecidos, en particular, la de los revolucionarios Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, la de nuestro compañero Fidencio Gómez Sántiz, así como la de nuestro compañero preso político Higinio Bustos Navarro.

Como a las a las 11:00 de la mañana llegamos a Los Reyes, La Paz. Comenzamos a pegar los carteles en algunas calles en los postes y espacios públicos únicamente. Estábamos niños, jóvenes y adultos; hombres y mujeres. Como a las 11:35 de la mañana se acercaron dos elementos de la policía de tránsito municipal, pedían un permiso para poder realizar la pega de carteles. Le argumentamos que estábamos en nuestro derecho, al cruzar la calle llegaron como 6 elementos de la policía municipal y estatal.

Ellos también decían que ocupábamos permiso, que esa actividad generaba basura. Que desconocemos si para expresar nuestras ideas y manifestarnos se requería de un permiso, que no afectábamos ningún inmueble particular, es cuando se acercó dos elementos de la Guardia Nacional, la policía municipal, nos dijeron lo mismo, que afectábamos el municipio. Que no podíamos estar allí, que de Santa Marta podíamos hacer lo que quisiéramos, que si es así nos íbamos a retirar. Así quedábamos con la policía municipal, para retirarnos consignamos, pero llego otra patrulla de la policía municipal, el que estaba dentro de la patrulla dio la orden de la detención. Todos los policías y la Guardia Nacional estaban armados.

Los compañeros que estaban cerca son los primeros que los sometieron, el compañero Antonio Pérez, Sandra Pérez, Leonardo, los agarraron del cuello. Cuando la compañera Magali González (hija del expreso político Javier González) grito que se llevaban a nuestros compañeros, quiso ayudar, pero también la sometieron por mujeres policías. Ricardo Bustos Hernández (hijo del preso político Higinio Bustos Navarro) intentó ayudar a Magali, un elemento de la Guardia Nacional le sujeto del cuello, intentó arrastrarlo, se resistió, llegó otro de la Guardia Nacional le sujeto del cinturón. Que si nos resistíamos les iba ir peor, que les iban a romper la madre. Ya tenían a varios compañeros encima de la patrullar.

En el transcurso, los agentes dijeron, “queríamos que corrieran para partirles la madre”. Al llegar a la comandancia del municipio, nos bajaron con palabras altisonantes, que nos formáramos para llenar la documentación, recoger nuestras pertenencias y meternos en los separos.

Llegó un licenciado, un tal “Ramírez”. Que nuestros compañeros cometieron una falta administrativa y no opusieran mas resistencia. Le argumentaron que no faltaban a ninguna ley y este licenciado respondió, “cállate que voy a hablar”. Les dijo a los policías, encárguense ustedes y se retiró. Luego una secretaria dijo, “como son de pendejos, el licenciado les quiso ayudar”, se enojó y se fue.

La compañera Magali tomó unas fotos con el celular, luego a ella la arrinconaron en un pasillo y contra la pared por dos mujeres policías. A la compañera la tiraron al suelo, luego la levantaron y le azotaron la cabeza contra la pared. La volvieron a sentar, y la policía le dijo, si no obedeces te vuelvo a bajar. Fueron las compañeras Magali y Sandra las primeras que les despojaron de las pertenencias, las aislaron del resto de los compas. Mientras la compañera Sandra intento ayudar a Magali, un policía lo sujeto de la mochila y con fuerza la jaló hacia atrás y la sentó sobre el piso.

Quien tomaba los datos decía “ya no hagan pendejadas, pónganse a trabajar”, cuando se les dijo que ya iba derechos humanos ellos empezaron a cambiar de actitud, aunque antes decían que no les importaba que llegara derechos humanos. A las compañeras ya no le hablaban con prepotencia, les empezaron a dar permisos para ir al baño.

Como una hora después llegaron otros compañeros a realizar un mitin afuera de la comandancia municipal. De nueva cuenta la secretaria les dijo a los compañeros en mitin que quitaran las mantas, que no sean pendejos.

A la compañera Magali y Sandra les tomaron fotografías, huellas dactilares de los diez dedos, porque según la policía eran las más revoltosas y porque habían agredido a la policía.

La detención arbitraria e injusta de nuestros compañeros es solo un ejemplo de la represión en el país, en particular, contra quienes integramos el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo. Lo evidente de estos hechos represivos contra el pueblo organizado es el cometido de las violaciones a los derechos humanos contra aquellos que ejercemos crítica política, es decir, represión al ejercer el derecho a la manifestación y expresión de ideas.

El Estado condena a quienes nos expresamos de acuerdo a los medios que contamos, por ejemplo, la pega de carteles, los mítines, el volanteo en espacios públicos, los plantones, las marchas… la afirmación de la policía de que los carteles solo generan basura y dan mala imagen a la ciudad no es el único policía ni la única vez que nos dicen eso, es una expresión que estigmatiza y criminaliza la protesta popular y resulta una política contra la protesta popular.

La actuación coordinada de las fuerzas policíacas y militares para coartar el derecho a la protesta es una conclusión que manifiesta este hecho, es la coordinación de los tres niveles de gobierno que resulta en el fortalecimiento del Estado policíaco militar. Entre estas corporaciones, la Guardia Nacional comienza a protagonizar en la violación a los derechos humanos contra el pueblo organizado en el país.

Nada justifica la detención de nuestros compañeros, realizar pega de carteles con el rostro de los desaparecidos de manera forzada y presos políticos es coartar el derecho a la libre expresión, busca detener estas exigencias que enarbolamos a nivel nacional.

Por ello, exigimos al gobierno federal el respeto al derecho a la protesta popular, a la libre expresión y manifestación consagrados en la constitución mexicana. Nuestras actividades están en función de exigir justicia y verdad que no es garantizada en el gobierno en turno, por el contrario, existe falta de voluntad política que busca mantener en la impunidad crímenes de lesa humanidad y de Estado y proteger a los responsables materiales e intelectuales, por encima de ello, mantienen de forma injusta en prisión a nuestro compañero Higinio Bustos Navarro en el estado de Veracruz.

Fraternalmente
¡Por la unidad obrera, campesina, indígena y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.