En el marco de la exigencia de la presentación con vida de los mas de 300 mil detenidos desaparecidos en el país, y al cumplirse un año este 5 de marzo de la detención desaparición forzada del compañero Fidencio Gómez Sántis

, por  Ciudad de México , popularidad : 3%

El día de ayer, 26 de febrero, en el marco de la exigencia de la presentación con vida de los mas de 300 mil detenidos desaparecidos en el país, y al cumplirse un año este 5 de marzo de la detención desaparición forzada del compañero Fidencio Gómez Sántiz. Se llevó acabo un mitin político en la plaza de la resistencia y de la paz, en la ciudad de San Cristobal de las Casas, Chiapas.

Les compartimos el documento informativo e imágenes de la actividad.

A los medios de comunicación
Al pueblo en general

Febrero de 2017

La crisis estructural y prolongada del capitalismo, a una década de ésta, se encuentra en su fase recesiva, en ese contexto el pueblo mexicano se le impone medidas antipopulares como la liberación del precio de los combustibles que recae sobre los hombros de los trabajadores del campo y la ciudad. A más de mes y medio de comenzarse el año crispado por consecuencias propias de estas medidas, millones de mexicanos son condenados a sobrevivir en condiciones de miseria material y humana.

Es un hecho que la política de los gobiernos en turno responde a los intereses de la oligarquía, las medidas anticrisis del gobierno actual son un ejemplo. Para el pueblo representan medidas antipopulares porque atentan contra el derecho a la vida, y dificulta cada vez más, a las amplias masas trabajadoras el derecho a la alimentación, vivienda, calzado, vestido, educación y salud.

Los aumentos al salario mínimo del 3% y el incremento de 4 pesos del Monto Independiente de Recuperación no bastará para sobrellevar la inflación, además la pérdida de poder adquisitivo del peso mexicano es innegable, con el incremento del precio de la gasolina que el gobierno federal ha anunciado para estas fechas, será otro golpe a la economía de las familias proletarias.

Por mucho que el gobierno mexicano quiera negar la crisis económica en nuestro país, es una realidad, los que vivimos en carne propia ese fenómeno económico, damos testimonio de sus efectos devastadores. Con el incremento del precio de las gasolinas, el precio de las mercancías se ha elevado drásticamente, como ejemplo las tortillas, el gas y los alimentos de la canasta básica, además, los servicios de energía eléctrica, agua y el pasaje en el transporte público son más caros, lo que provocará mayores calamidades sociales para el pueblo.

Compañeros, es una situación que exige reflexión y análisis crítico, porque todo hombre, mujer honestos del pueblo y de sano juicio político comprenderá que el Estado y los grandes empresarios condenan a los millones de familias proletarias al hambre, desempleo, desnutrición y éstos se atreven a humillarnos con un salario mínimo de 80 pesos, cuando esa cantidad no satisface ni una cuarta parte de la necesidad de los explotados y oprimidos.

Además, el encarecimiento de las gasolinas y diésel tiene carácter recaudatorio, entre sus objetivos está, el de mantener a sus políticos de oficio y al estado policíaco-militar para proteger al capital nacional y transnacional, de ahí que el Estado intensifique la represión e intentan con la reforma de ley de seguridad nacional mayor impunidad a las fuerzas represivas para incrementar la violencia de Estado contra el pueblo movilizado como ocurrió recientemente con las detenciones arbitrarias en Mexicali, Baja California, y continuar con los crímenes de lesa humanidad a lo largo y ancho del país.

Por eso, con el incremento del precio de los combustibles se beneficia al capitalista como al Estado, pero para el trabajador significa desgaste y degradación en su humanidad, porque es obligado a la esclavitud asalariada si no quiere morir de hambre y bajo condiciones denigrantes como el salario mínimo de 80 pesos, empleos temporales, etc.; muestra clara que la fuerza de trabajo es quien más afecta la crisis, porque mientras el trabajador piensa en sobrevivir el capitalista en las ganancias.

En este contexto, el pueblo y sus organizaciones, los trabajadores del campo y la ciudad debemos estrechar lazos de hermandad de clase y luchar de manera organizada, independiente política, económica e ideológicamente de las estructuras del Estado y resistir combativamente.

Y no hay que olvidar que es inaplazable que familiares y víctimas del terrorismo de Estado exijan castigo a los culpables, presentación con vida de los detenidos desaparecidos, desenmascarar al Estado mexicano como responsable y perpetrador de cada uno de los crímenes de lesa humanidad en todo el país.

¡Presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos en el país!

¡Por la unidad obrero campesino y popular!

Frente Nacional de Lucha por el Socialismo




Navegar por las