Pronunciamiento político ante los infundios y señalamientos policíacos contra el FNLS

, por  Ciudad de México , popularidad : 10%

Ciudad de México a 21 de marzo de 2018

A los medios de comunicación nacional y del extranjero
A los organismos defensores de los derechos humanos
A las organizaciones populares, democráticas e independientes
Al pueblo en general

Recientemente se han suscitado una serie de difamaciones, calumnias y
señalamientos dolosos contra el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) a través de un grupo dirigido por Pedro Gómez Bámahaca, dirigente neocharro de la sección VII de Chiapas; estas acotaciones policíacas tienen toda la intensión de criminalizar al frente, justificar la represión y el cometido de cometido de más crímenes de Estado y de lesa humanidad.

Esta persona pretende imponer su deleznable dicción divisionista, antidemocrática, autoritaria y dolosa ante el movimiento popular, magisterial y estudiantil; trata de utilizar las estructuras de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) para lograr su objetivo; hechos que develan las prácticas del oportunismo, corriente política pequeñoburguesa que se encuentra inserta en las masas proletarias y por su práctica política funge como aliado de la burguesía.

El día 23 de febrero del presente año en el Congreso de la sección VII de la CNTE, en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas un grupo de profesores orquestados por Pedro Gómez Bámahaca, en el pleno hicieron las siguientes aseveraciones “hay que expulsar al FNLS de la CNTE porque son paramilitares y grupo de choque, funcionan para el Estado y hacen la labor de policía política”.

En el Congreso de la CNTE celebrado en la Ciudad de México los días 15, 16 y 17 de marzo, este mismo grupo hizo los mismos señalamientos, a tal grado de que en uno de los resolutivos se pretende dejar “…fuera de la CNTE, el (al) Frente Nacional de Lucha por el Socialismo”. No conformes con ello, después del congreso de la CNTE celebrado en la CDMX, tuvieron una reunión con varias organizaciones populares, donde leyeron un documento que “señala al FNLS de grupo paramilitar y grupo de choque”, además de lanzar la amenaza de que si se acercan con nosotros serán señalados como “traidores”.

Todos estos embustes son orquestados desde el Estado a través de la cooptación para hacer trabajo policíaco al interior del movimiento popular, el cual consiste en señalar y calumniar a las organizaciones proletarias con infundios como “radicales”, “paramilitares”, “grupos de choque”, “agresivos”, “golpeadores”, entre otros; con ello abren paso a la represión selectiva en los sectores más combativos e intentan aislarlas del conjunto del movimiento popular a través de descalificaciones dolosas.

Toda diferencia política entre organizaciones populares se disipa en la discusión política e ideológica, con la crítica y autocrítica que permita llegar a un punto de coincidencia para unificar esfuerzos y emprender acciones políticas de masas contra el enemigo común: la oligarquía y su instrumento de represión el Estado; lucha que no debe encauzarse entre hermanos de clase, mucho menos dividir y sentir satisfacción cuando las víctimas del terrorismo de Estado están del lado de las organizaciones que descalifican a través de blasfemias.

Las actitudes policíacas de este grupo neocharro son claras, intentar dividir y pretender aislar a las organizaciones combativas y consecuentes del conjunto del movimiento popular. No creemos que éste sea el sentir de la base, porque dentro de la CNTE existen profesores consecuentes y congruentes con sus principios políticos, que de manera combativa en las calles y acciones políticas defienden el derecho a la educación y al trabajo, así como las demandas más sentidas del pueblo trabajador.
Al concretar el principio político de solidaridad es donde nos hemos encontrado con ustedes, donde se refleja la sensibilidad y el humanismo proletario con el hermano de clase, porque en cada acción política que realizan ahí estamos, en la marcha, plantón, mitin y foros de denuncia que permitan desenmascarar la política profascista del gobierno mexicano.

En estos espacios hemos encontrado a los trabajadores de la educación sensibles, honestos y congruentes con sus principios políticos y lucha, que ante cualquier adversidad o circunstancia no les importa si tienen que dormir en el suelo o en las calles porque saben que su lucha es justa.

Reiteramos que el FNLS no es un grupo paramilitar ni grupo de choque, mucho menos funcionamos para el Estado ni hacemos labor de policía política, está versión la hemos escuchado desde el Estado mexicano a través de sus órganos de inteligencia; desde que nos conformamos como organización a nivel nacional se han hecho este tipo de embustes por impulsar la lucha por el socialismo en México, ser solidarios con las luchas del pueblo trabajador, exigir la presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos por el régimen y desenmascarar la política represiva, antipopular, profascista y prooligarca del gobierno mexicano y sus instituciones.

El FNLS es una organización obrera, campesina, indígena y popular; lo conforman diversas organizaciones populares de los estados de Chiapas, Hidalgo, Veracruz, Jalisco, Puebla, Ciudad de México, Michoacán y Oaxaca. Somos un referente de lucha a nivel nacional cuya característica principal es “es ser independientes del Estado mexicano y sus instituciones que todo lo corporativizan; la independencia con respecto al oportunismo político, porque éste constituye un instrumento político más para facilitar la domesticación política y facilitar a quienes detentan el poder ejercer con mayor facilidad la explotación y la opresión; independencia política e ideológica porque nuestra lucha no es por canonjías y prebendas otorgadas por el Estado, ni mucho menos por favores y beneficios personales, nuestra lucha consiste en coadyuvar en el proceso de transformación del país en función de los intereses del pueblo trabajador…” (Documentos constitutivos del FNLS en Escuela de Formación Político Cultural FNLS, Pág. 157-158).

En todos estos años de lucha hemos sido objeto de calumnias, criminalización y víctimas de la represión y el terrorismo de Estado. En el año 2008, detienen y desaparecen de manera temporal al compañero Avenicio Reyna Cruz por defender las tierras comunales en Michoacán.

El 9 de abril del año 2014, en una actividad política de los estudiantes normalistas, acudimos al llamado de solidaridad para ejercer el derecho a la libertad de expresión y manifestación, un individuo de nombre Martín Gerardo González Montaño arrolló a nuestra compañera Rosa Hernández Reyes, estudiante de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) y 12 normalistas más en Michoacán. Acto de terrorismo de Estado que le dejó secuelas de por vida a la compañera.

El 29 de septiembre del año 2015, en una actividad política de denuncia y solidaridad, a un año de la desaparición forzada de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa, torturan y asesinan a nuestro compañero Héctor Sántiz López el grupo paramilitar Los Petules. Los perpetradores exhibieron el cadáver en la orilla de la carretera y no permitían que las autoridades ni los familiares recogieran el cuerpo.

El 7 de noviembre del año 2015, intentan ejecutar de manera extrajudicial a cinco compañeros en la Ciudad de México, el autor material les grito se sienten muy chingones, y accionó su arma; de los cinco agredidos, tres resultaron con lesiones de bala, uno de ellos con una lesión en la columna vertebral que le impide caminar. Esta política fue una respuesta del Estado ante la exigencia del cumplimiento de la resolución judicial 29/2014 a favor de los luchadores sociales Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, donde se ordena la apertura de cuarteles militares para su búsqueda, dicho mandato judicial hasta el momento no se ha acatado.

El 5 de marzo del año 2016, detienen y desaparecen de manera forzada a nuestro compañero Fidencio Gómez Sántiz, en Ocosingo, Chiapas, quienregresaba de una campaña de denuncia en la Ciudad de México. Hasta el momento no se sabe nada de su paradero y el caso permanece en la total impunidad.

El 28 de febrero del año 2017, ejecutan de manera extrajudicial a nuestro compañerito, Humberto Morales Sántiz de 13 años de edad en el ejido El Carrizal, Chiapas. Los perpetradores, el grupo paramilitar Los Petules, son los encargados en coordinación con los gobiernos federal y estatal de hostigar a los compañeros del ejido a través de asesinatos, desapariciones forzadas, intentos de desaparición forzada, amenazas de muerte y hostigamiento. Este aberrante crimen se comete a unos días de empezar La jornada nacional: Las víctimas del terrorismo de Estado son del pueblo, no desistiremos HASTA ENCONTRARLOS.

El 29 de junio del año 2017, detiene arbitrariamente el mando único a 13 compañeros en el estado de Chiapas, en una actividad de denuncia para exigir los trabajos de exhumación del compañero Humberto Morales Sántiz, por la solidaridad de organizaciones hermanas y las acciones políticas de denuncia salieron en libertad.
Estas son algunas expresiones del terrorismo de Estado como política de gobierno objetivada contra nuestra organización; crímenes de Estado y de lesa humanidad que expresan la generalidad de lo que existe en todo el territorio nacional contra el pueblo organizado y no organizado.

En estas condiciones ¿Qué grupo paramilitar exige la presentación con vida de los detenidos desaparecidos por el régimen?, ¿qué grupo de choque exige alto al terrorismo de Estado y a la militarización del país?, ninguno, porque éstos son creados por el propio Estado, ya sean militares en activo o en retiro, civiles o mercenarios para hacer la labor criminal contra las masas trabajadoras.

En el FNLS luchamos por el socialismo en México, al mismo tiempo que desarrollamos sistemáticas jornadas nacionales de lucha contra la militarización y el terrorismo de Estado, donde los trabajadores de la educación nos han abierto sus espacios en escuelas, asambleas o congresos para denunciar está política de gobierno e invitarlos a nuestras acciones políticas de masas, luego entonces, ¿por qué justo ahora un grupo de neocharros nos tilda de paramilitares o grupo de choque? La respuesta es sencilla, porque su labor policíaca es calumniar y preparar el terreno selectivo para la represión.

Por enésima ocasión alertamos a las organizaciones hermanas, defensores de los derechos humanos y pueblo en general a que no se dejen engañar, los infundios vertidos contra el FNLS son parte de la política represiva contra nuestra organización; sólo que ahora utiliza a su instrumento político el oportunismo para vociferar calumnias contra las organizaciones consecuentes y congruentes dentro del movimiento popular.

No vamos a permitir ningún acto de agresión física o psicológica contra todo integrante de la organización, particularmente contra compañeros trabajadores de la educación que son parte de la CNTE y están presentes en las jornadas y actividades que realizan, asimismo desaprobamos las amenazas que hacen a organizaciones hermanas de llamarlos “traidores” si se solidarizan con nuestra lucha.

La solidaridad es incondicional, nadie en lo personal puede decidir a quién se le brinda y a quién no, los que estamos inmersos en el movimiento popular somos pueblo que luchamos por las demandas generales de las masas trabajadoras, por tanto, es reprobable y policíaco lo que pretenden hacer; quien es indiferente a las desgracias del pueblo reproduce la moral del capitalista, quien niega la solidaridad a su hermano de clase cuando éste es desangrado, humillado, asesinado, detenido desaparecido o torturado justifica una moral antihumana y en los hechos reproduce el odio de la clase burguesa contra el proletariado.

Atentamente

¡Alto a la criminalización contra el FNLS!
¡Alto a la militarización y el terrorismo de Estado en el país!
¡Presentación con vida de los luchadores sociales Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, de nuestro compañero Fidencio Gómez Sántiz, del activista político Teodulfo Torres Soriano, de las indígenas triquis Daniela y Virginia Ortiz, del señor Lauro Juárez, del defensor de derechos humanos Francisco Paredes Ruiz!
¡Presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos por motivos políticos o sociales por el régimen!

¡Por la unidad obrera, campesina, indígena y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS)

Navegar por las