El 1º de mayo se reivindica el día internacional del trabajo

, por  Veracruz , popularidad : 2%

Sierra de Zongolica y sus Valles Mayo de 2019

A LA CLASE OBRERA
A LAS ORGANIZACIONES POPULARES E INDEPENDIENTES
AL PUEBLO EN GENERAL

En la memoria colectiva está registrada la lucha histórica del proletariado, que se ha desarrollado de manera incansable por conseguir un salario justo, una jornada laboral de ocho horas, con todas sus prestaciones de ley, en su momento se logra arrancar algunas demandas, pero no es por la voluntad de los gobiernos, sino por la exigencia de la clase obrera, de realizar acciones políticas de masas de mayor envergadura; coordinándose con organizaciones populares e independientes, lucha que ha costado vidas humanas, encarcelamiento, detención- desaparición, es por eso que no podemos pasar por alto esta fecha histórica, 1º de mayo se reivindica el día del trabajo.

No debemos doblegarnos ante la exigencia del capital, ante la nueva oleada del desarrollo de las fuerzas productivas, que requiere aún más trabajadores de mano de obra barata y calificada que se está capacitando en las escuelas de educación superior, gente fresca, es decir jóvenes con capacidades técnicas, para producir a gran escala y en menos tiempo, la esencia de la explotación y sobreexplotación no cambia, solamente son las nuevas formas, para garantizar el desarrollo del capitalismo, así asegurar la acumulación originaria del capital.

Continúa el despido masivo del ejército industrial activo, así es como aumenta de manera desmesurada el ejército industrial pasivo, por lo tanto aumenta la precariedad y la proletarización material, de millones de mexicanos que se encuentren en esta condición, a pesar de haber estudiado una licenciatura, maestría los jóvenes no encuentran trabajo, y si hayan, son mal remunerados, una de las consecuencias de lo manifestado, es que se da la competencia desleal entre los mismos trabajadores porque están dispuestos a malbaratar su fuerza de trabajo, con tal de obtener un “empleo”.

Con la reforma laboral, hoy ningún trabajo goza de un contrato colectivo y mucho menos prestaciones de ley, aguinaldo, vacaciones, despensa, seguro, todo esto lo controlan los outsoursing, el asalariado desarrolla su actividad productiva, en total vulnerabilidad, en caso de accidentes, el patrón no se hace responsable de los gastos, menos de casos de enfermedades, al contrario, son piezas desechables, para el burgués, el trabajador es una mercancía más, no son tratados como sujetos, sino como objetos, por ello el sujeto pierde su potencialidad, ser genérico, universal.

La imposición de la voluntad oligárquica mediante reformas neoliberales que no benefician al pueblo sino a la oligarquía nacional y trasnacional, al burgués, a empresas de capital privado, para seguir la explotación del hombre por el hombre, por lo tanto no representa los intereses del pueblo, más bien es para preservar los intereses del capital, como política económica burguesa.

En México se abre un nuevo ciclo del capital, es la oxigenación del régimen para salir de la crisis económica en que se encuentra, un nuevo proceso de desarrollo del capitalismo, una etapa de desarrollo industrial, que exige gente fresca y con capacidades técnicas, es por ello la creación de nuevas universidades, específicamente en la geografía de nuestro país, que le llamaron Zonas Económicas Especiales (ZEE), que comprenden 7 estados de la república, para cumplir con la exigencia del imperialismo y mantenerse en el poder, a costa de la explotación de la fuerza de trabajo del proletariado,.

La situación que vive actualmente el trabajador, es de automatización, moviendo una palanca durante su jornada laboral, ensamblando alguna pieza, apretando un tornillo, pisando un pedal, lo que ocasiona que no utilice las demás partes del cuerpo, generándole una enfermedad crónica, la perdida de algún sentido, hasta ocasionarle la muerte, todo ello impide que haya un desarrollo integral de sus capacidades que dignifique al hombre, como sujeto histórico.

A mayor explotación, mejor organización; los trabajadores del campo y la ciudad tenemos el compromiso de enarbolar la bandera de la lucha de clases, las condiciones de vida en las que hoy nos encontramos, son el preámbulo para mantenernos organizados, firmes, con la combatividad que requiere la situación actual, es el momento de sembrar la semilla de la organización popular brazo con brazo y juntos alcanzar el bienestar común, hasta lograr el socialismo.

¡Exigimos la derogación de las reformas neoliberales!

¡ALTO AL HOSTIGAMIENTO Y CRIMINALIZACION DE LA PROTESTA POPULAR!

¡POR LA UNIDAD OBRERO, CAMPESINO, INDIGENA Y POPULAR!
FRENTE NACIONAL DE LUCHA POR EL SOCIALISMO

Navegar por las