Crónica política. En el estado de Hidalgo la existencia de la desaparición forzada y la ejecución extrajudicial es un fenómeno real e inocultable

, por  Huasteca , popularidad : 6%

Pachuca de Soto 24 de abril de 2017

En el estado de Hidalgo la existencia de la desaparición forzada y la ejecución extrajudicial es un fenómeno real e inocultable

La Jornada nacional: Las víctimas del terrorismo de Estado son del pueblo, no desistiremos ¡HASTA ENCONTRARLOS! Continúa y llega a la ciudad de Pachuca para seguir con la denuncia de la realidad lacerante que vivimos los mexicanos ante las políticas represivas y de hambre que se diseñan desde el gobierno federal. En el estado de Hidalgo se pretende guardar una relativa calma en torno a los crímenes de lesa humanidad, sin embargo, eso va más allá de las buenas intenciones, por lo que la existencia de la desaparición forzada y la ejecución extrajudicial es un fenómeno real e inocultable.

El terrorismo de Estado es política de gobierno y su ejecución no se circunscribe a delimitaciones geográficas, sino con el interés de la clase que detenta el poder de garantizar sus necesidades oligárquicas a través de la acumulación y centralización de capital mediante la violencia pura. Esto explica por qué ahí donde existe riqueza natural y energética se exacerba la violencia y los crímenes de lesa humanidad.

En el estado de Hidalgo las actividades inician con una conferencia de prensa, la plaza central sería la sede de esta actividad en el asta bandera frente al palacio ejecutivo; el boletín, el volante están listos para dar inicio, algunos corresponsales de medios de comunicación se acercan y preguntan si es ahí el lugar de la convocatoria; en breve se dará inicio, todo está dispuesto para ello; el Comité Hasta Encontrarlos y el Comité Cerezo México ya han llegado, estamos todos los indicados para dar inicio.

La lectura del boletín es atendida con especial diligencia por algunos reporteros, sin duda que son muchas las conciencias que están al pendiente del desarrollo de la temática de la desaparición forzada en nuestro país y se quiere entender la razón de por qué en la entidad este crimen pareciera inexistente.

Sobre el punto de atención se encuentran dos elementos del escenario nacional en torno a este tópico, por un lado el informe de la Comisión Nacional de Derechos Humanos donde reconoce 855 fosas clandestinas en el país del sexenio de Calderón y lo que va del de Enrique Peña Nieto; por el otro, las discusiones en el legislativo para aprobar una ley contra la desaparición forzada de personas.

En la sesión de preguntas, una reportera lanza el cuestionamiento respecto a la cifra que manejamos en materia de desaparición forzada, sobre todo cuando en el informe de la CNDH al que se hace referencia, señala que de las 855 fosas, 11 de ellas se encuentran en esta entidad, y sin embargo, parece que no sucede nada.

Sin duda que todos queremos tener una certeza en cuanto a números, pero no es la estadística la que nos resuelve el problema cuando el terror busca precisamente evitar que las familias denuncien que tienen un familiar detenido desaparecido, se requiere una labor de suma importancia para documentar, un tarea que por el momento, tampoco nosotros podemos realizar con esa rigurosidad que se necesita.

Para desarrollar la desarrollar la documentación de la estadística del terror en el estado se requiere el concurso de múltiples esfuerzos, donde los trabajadores de la comunicación deben jugar un papel importante para dar seguimiento a la ola de violencia en la entidad y en el país, ciertamente el trabajo se vuelve cada vez más riesgoso ejercer el periodismo desde una posición crítica, pero eso no debe ser motivo para guardad silencio ante un ambiente lacerante.

El Comité Cerezo abundó al respecto, el hecho de no poder precisar con exactitud la estadística de crímenes de lesa humanidad en el estado es debido a que las autoridades han hecho caso omiso de las recomendaciones internacionales en materia de derechos humanos, muchos de los casos de desaparición forzada son mal tipificados debido a que en la entidad no existe el tipo penal en el código; cuando bien les va a los familiares se levanta la denuncia por privación ilegal de la libertad, cuando no, secuestro.

Lo anterior no abona a establecer con claridad el pulso exacto del terrorismo de Estado en la entidad, lo cual nos convoca a hacer aún más esfuerzos para poner nombre y apellido a cada una de las víctimas, a la vez que urge a quienes se dicen representar los intereses populares a adecuar el marco jurídico para que de verdad responda a las víctimas y sus familiares en la exigencia de justicia.

Las desapariciones forzadas son un flagelo que se mantuvieron aun en los momentos de relativa calma; aquí en esta entidad fue escenario de crueles actos de represión contra campesinos organizados en la región de la huasteca, de donde se desprende una cifra incalculable de presos, perseguidos, ejecutados y detenidos desaparecidos, por lo que no es un tema nuevo, pero sí con determinadas características.

Lo complejo que resulta para algunos la documentación y denuncia es que el Estado utiliza el paramilitarismo para objetivar el terrorismo de Estado, a través de los supuestos grupos de la delincuencia hace llegar sus órdenes fascistas para cometer crímenes de lesa humanidad y violaciones graves a los derechos humanos.

El hecho que no deja espacio a la duda es la forma en cómo se respondió desde el gobierno estatal a las movilizaciones en torno al incremento del precio de los combustibles, conocido como el gasolinazo; en Ixmiquilpan el saldo fue de dos jóvenes ejecutados extrajudicialmente, poco más de una decena de heridos de bala y una cantidad incalculable de lesionados por heridas diversas.

En situación de desaparición forzada se encuentra el profesor Jesús Hernández Castellanos detenido desaparecido en el municipio de Huejutla, un docente que fue promotor de la lucha contra la imposición de la reforma educativa y que ahora las autoridades pretenden endosar el crimen otro tipo de móviles y despojarlo de su esencia política.

El número de ejecutados extrajudicialmente se incrementa, como el ex diputado local Jorge Andrés Hernández Ramírez en el mismo municipio, lo que comprueba fehacientemente que el terrorismo de Estado existe más allá de los buenos deseos por negar los hechos. Particularmente en la región donde convergen los estados de Veracruz, Hidalgo y San Luis Potosí, se convierte en escenario de permanente crímenes de lesa humanidad que quedan en el anonimato.

Nuestra propuesta es concreta, no esperemos pasivamente a que los crímenes dejen de ejecutarse por buena voluntad del Estado, es preciso luchar organizadamente para poner un freno a esta escalada de violencia institucional; en esta lucha todos los esfuerzos son importantes y se proponen honestamente coadyuvar a dar claridad al pueblo para identificar a los responsables de los crímenes de lesa humanidad.

El periodista honesto, el activista político, el defensor de los derechos humanos, la personalidad progresista, todos somos parte del pueblo que podemos y debemos desarrollar práctica creadora para colocar en su justa dimensión los efectos perniciosos del terrorismo de Estado. El FNLS nos hemos propuesto no desistir, no abandonar a ningún hermano de clase, a no desmayar a pesar de los golpes del Estado.

Hacemos un llamado fraterno a sumarse a esta jornada de lucha en el marco de la exigencia nacional de presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos.

Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Navegar por las