La desaparición forzada en Puebla se disimula con eufemismos: FNLS

, por  Puebla , popularidad : 2%

martes, 28 de marzo de 2017
Publicado por Carlos Rocha

A pesar de que Puebla es uno de los estados en donde está tipificado el delito de desaparición forzada, en la práctica se disimula con eufemismos como “personas ausentes”, “no localizadas” o “extraviadas”, lo cual no corresponde con los estándares internacionales, según lo advirtieron los integrantes del Frente Nacional de la Lucha por el Socialismo.

Ángel Lueza Ruiz, integrante de este Frente y de la Red de Defensa de los Derechos Humanos, indicó que este delito involucra directamente a una autoridad, por lo que con ambigüedades se busca eludir la responsabilidad del Estado en la comisión de este quebrantamiento.

Es por eso que desde la óptica gubernamental, en Puebla no existen casos de desaparición forzada, y en los que existe una denuncia se les pretenden endosar causas circunstanciales, pasionales o relacionadas a la delincuencia organizada de forma dolosa, como lo explicó el defensor de los derechos humanos.

Precisó que de acuerdo al Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas, de la Secretaría de Gobernación, en la última década han desaparecido en todo el estado mil 248 personas, la mayoría de ellas radicaban en la ciudad de Puebla y formaban parte de grupos marginados que vivían en los cinturones de pobreza en las orillas de la capital.

Sin embargo, existe otra estadística no oficial que ha sido recopilada por las organizaciones a partir de un recuento hemerográfico de la entidad y que se calcula en 385 casos de personas desaparecidas, sólo durante el 2016.

En este contexto es que “La jornada nacional de lucha: Las víctimas del terrorismo de Estado son del pueblo, no desistiremos hasta encontrarlos” llegó este lunes al estado de Puebla.

Como parte de la jornada nacional llegaron a la entidad los familiares de Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, los dos eran parte del Ejército Popular Revolucionario (EPR) y desaparecieron el 25 de mayo de 2007 en Oaxaca.

También visitó la entidad la esposa de Fidencio Gómez Sántiz, indígena tzeltal de Ocosingo, Chiapas; para recordar que el 29 de septiembre de 2015 su esposo fue ejecutado extrajudicialmente cerca del ejido El Carrizal, cuando regresaba de una protesta de la Ciudad de México.

Como parte de su visita se realizó la presentación de libro: “¿Dónde los tienen?”, el cual relata los casos de desaparición forzada que padecieron estos tres luchadores sociales.

Ver en línea : La desaparición forzada en Puebla se disimula con eufemismos: FNLS

Navegar por las