En nuestro país se incrementan los casos de desaparición forzada, el hecho no es casual es parte de un perverso proyecto de GBI

, por  Michoacán , popularidad : 3%

Morelia, Michoacán a 26 de septiembre de 2016.

A LOS ORGANISMOS DEFENSORES DE LOS DERECHOS HUMANOS
A LAS ORGANIZACIONES POPULARES E INDEPENDIENTES
A LOS MEDIOS DE MASIVOS DE COMUNICACIÓN
AL PUEBLO EN GENERAL.

En nuestro país se incrementan los casos de desaparición forzada, el hecho no es casual es parte de un perverso proyecto de Guerra de Baja intensidad que confirma en la practica el terrorismo de Estado, política transexenal, que hasta el momento provoca la existencia de más de 300 mil casos de desaparición forzada.

El gobierno Federal en tanto instrumento esencial del aparato de Estado trata a toda costa de ocultar por décadas este crimen de Estado, niega, amenaza, persigue, hostiga, criminaliza la lucha por la exigencia de la presentación con vida de los detenidos desaparecidos por el régimen e incluso detiene y desaparece a los familiares de las víctimas de la desaparición forzada. Los protocolos, acuerdos internacionales contraídos por el ejecutivo Federal no son obstáculo que impida la sistemática consumación de este delito de lesa humanidad cometido por el Estado mexicano manteniendo en total impunidad a los responsables materiales e intelectuales de este deleznable crimen de lesa humanidad.

Todo esto se confirma con los casos de desaparición forzada cometidos por el Estado en la primera década de este siglo como son los de los revolucionarios Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto cruz Sánchez, así como de los luchadores sociales, Francisco Paredes Ruiz, Lauro Juárez, Daniela y Virginia Ortiz Ramírez , Teódulo Torres Soriano, El profesor Carlos Rene Román Salazar, José Antonio García Apac, Ramón Ángeles Zalpa (periodistas Michoacanos).

En los casos más recientes la misma practica frívola e inhumana Tanto del ejecutivo Federal como de altos funcionarios del poder Judicial, se continua aplicando como lo comprueba la total y absoluta falta de atención que se convierte en una forma de actitud política por consigna como sucede con respecto a la detención desaparición forzada de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural, Raúl Isidro Burgos en Ayotzinapa Guerrero, delito de lesa humanidad cometido por el Estado, el 26 y 27 de septiembre de 2014.

Son 2 años de incertidumbre, sufrimiento, zozobra e indignación tanto de los familiares de las víctimas como de organizaciones solidarias del pueblo mexicano y de la comunidad internacional. Al paso del tiempo se comprueba que este delito se fraguo en los pinos por los políticos de oficio, Enrique Peña Nieto no es ajeno al hecho es el responsable principal y el objetivo fue político, pues la mayor parte de los jóvenes Normalistas pertenecen a la estructura política e ideológica de la Normal, integrantes de la Federación de Estudiantes Socialistas de México (FECSM),es decir los normalistas son detenidos desaparecidos por causas políticas, la investidura presidencial es utilizada por el régimen con el fin de encubrir un acto a todas luces criminal cometido por el Jefe del Ejecutivo Federal, quien lejos de presentar con vida a los estudiantes instruye a sus subalternos para borrar evidencias, crear pistas falsas, desechar pruebas(videos, teléfonos celulares),impidiendo por la vía de los hechos que declaren testigos presenciales policiacos y militares, sus vilezas se convierten en “verdades históricas” y en siembra de supuestas evidencias en el rio san Juan cocula, hasta la expulsión de investigadores internacionales, cuando demostraron lo inverosímil y mentiroso de las supuestas quemas de los cuerpos humanos.

La lucha contra la desaparición forzada trasciende históricamente, caso emblemático de esta es lo que han logrado los familiares y organizaciones solidarias en los casos de desaparición forzada de Gabriel Alberto cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, por primera vez en la historia la suprema Corte de Justicia de la Nación emite una resolución jurídica que obliga a buscarlos en los cuarteles militares y a declarar a los altos mandos policiacos y militares sobre estos casos.
La desaparición forzada de los 43 Normalistas refleja un hecho grave, que denota la naturaleza profascista de un régimen, el nulo respeto por parte del estado de los derechos humanos fundamentales a la vida, la libertad, la seguridad personal y colectiva.

El Estado difunde conceptos como narcoestado, Estado fallido, infiltrados, entre otros dirigidos a confundir a la comunidad nacional e internacional, creer en estos fetiches exime al aparato de Estado de su responsabilidad en los hechos y crea la falsa ilusión de un Estado ajeno a estos crímenes de lesa humanidad ,la realidad demuestra en los hechos que el crimen organizado es parte de la política de Estado, que nada sucede si el estado no lo permite, por lo tanto la delincuencia organizada provee al aparato de estado de grupos paramilitares parte de medidas contrainsurgentes que tienen el claro propósito de contener a sangre y fuego la protesta y organización popular, para imponer la continuidad de la dictadura de la burguesía el dominio del Capital.

Detener el avance del terrorismo de Estado es impedir que se continúen cometiendo crímenes de lesa humanidad, la alternativa es perfeccionar los procesos de organización de nuestro pueblo. La denuncia, la movilización, las acciones políticas de masas desempeñan un papel fundamental, en lo inmediato es necesario impulsar la promulgación de una ley sobre la desaparición forzada, que garantice la vida, la libertad y acabe con la impunidad.

A dos años de la desaparición forzada de los 43 estudiantes normalistas de ayotzinapa y a más de 9 años de la desaparición forzada de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, continuamos exigiendo su presentación con vida, porque las causas que originaron la lucha estudiantil-popular siguen vigentes. Actualmente en Michoacán es repudiable y condenable la política represiva que aplica el gobierno Encabezado por Silvano Aureoles Conejo en contra del movimiento estudiantil tanto universitario como normalista.

Sistemáticamente nuestros jóvenes son objeto de vejaciones, torturas , malos tratos y detenciones arbitrarias ( 8 jóvenes normalistas presos políticos ,injustamente detenidos) cometidas por los elementos policiacos de diversas corporaciones, es inminente el desalojo violento de los estudiantes del movimiento de aspirantes y rechazados, que demandan por derecho constitucional y humano un lugar en la universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, en respuesta solo reciben el desprecio, la discriminación que raya en la xenofobia, las amenazas y agresiones de supuestos estudiantes universitarios que azuzan las autoridades tanto universitarias como estatales y federales encabezadas por Medardo Serna González Rector de la universidad, Dolores Govea Paz, Jefe de asuntos estudiantiles y Salvador García Espinoza Secretario General de Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

Responsabilizamos a los citados funcionarios, así como A Enrique Peña Nieto Presidente de la República y Silvano Aureoles Conejo Gobernador del Estado de Michoacán de la integridad física y psicológica de nuestros jóvenes, el Estado lejos de responder con la amenaza y la represión debe cumplir con su obligación constitucional de ampliar la matricula en la cantidad necesaria que los jóvenes demanden, de otra forma por el egoísmo, ceguera y xenofobia profascista gubernamentales se condena a la juventud a la miseria, el hambre y el desempleo.

Los jóvenes nos están dando una lección de lucha, combatividad y dignidad muy contraria a la campaña mediática y de linchamiento contra nuestra juventud llevada cabo por los conocidos pseudo comunicadores al servicio del gobierno del Estado: Juan José Rosales Gallegos e Ignacio Martínez, señores La ética, la dignidad y el profesionalismo si ustedes quieren la pueden adquirir.

Convocamos al pueblo de México y de Michoacán a que estemos pendientes de las actitudes del Estado con respecto a los derechos de nuestro pueblo, exigimos cese al terrorismo de Estado, la desaparición forzada, las detenciones arbitrarias y toda forma de represión llevada a la práctica por el aparato de Estado.

FRATERNALMENTE:

¡VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!
¡AL TO AL TERRORISMO DE ESTADO!
¡ALTO A LA CRIMINALIZACION DE LA PROTESTA POPULAR!
¡POR UNA EDUCACION AL SERVICIO DEL PUEBLO!

FRENTE NACIONAL DE LUCHA POR EL SOCIALISMO

Navigation