El gobierno chiapaneco y su campaña de denostación contra el FNLS

, por  Ciudad de México , popularidad : 2%

Ciudad de México a 22 de junio de 2020

A los medios de comunicación
A la opinión pública

La administración de Rutilio Escandón Cadenas mantiene su campaña de criminalización y denostación contra el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS), este hecho se revela mediante un conjunto de señalamientos que se vierten desde algunos medios de comunicación y la pluma policíaca de quienes se amparan en el oficio del periodismo. Fenómeno político que demuestra el carácter represivo del gobierno en Chiapas.

La descalificación, señalamientos dolosos, asociar la lucha del pueblo con prácticas delincuenciales es el contenido de la fraseología que se vierte desde los voceros del régimen, del que se deduce con facilidad la intención de los políticos de oficio por detener el desarrollo de la organización popular e independiente y truncar por los medios que cuenta el Estado para evitar que la conciencia proletaria emerja de las masas.

A través de la denostación, el Estado pretende evitar la crítica política que manifestamos respecto a la continuidad de la violencia de clase contra el pueblo, por expresar nuestra opinión política en torno a la pandemia que revela cómo las instituciones médicas no garantizan el derecho a la salud del pueblo.

Prueba de ello, es el dolo plasmado en los informes oficiales a través de la nota periodística publicada en el diario de circulación nacional El Universal titulada “Seis carteles controlan el tráfico de drogas, secuestro y extorsión en Chiapas”, en ésta se sustenta en los dichos de las áreas de inteligencia federal.

En dicha publicación se lee cómo de manera abierta y mal intencionada el objetivo de señalar al FNLS con el EPR, en el que no hace la diferenciación entre una forma de lucha y otra, por esto, es fácil advertir cómo a través de las instancias oficiales crean las condiciones para blandir la represión selectiva y masiva contra nuestra organización.

Al respecto, nuestra política es clara, somos respetuosos de todas las formas de lucha que desarrolla el pueblo, en cada una revela la creatividad de las masas por superar las condiciones de precariedad que aquejan a los pobres del campo y la ciudad, no obstante, enfatizamos, el FNLS es una organización popular, de carácter nacional e independiente, que aglutina a diversos sectores populares cuya esencia es mejorar sus condiciones materiales de vida.

Entre una organización armada revolucionaria y otra de carácter popular e independiente existe diferencia en cualidad y forma para lograr sus objetivos de lucha, quien afirma semejante aseveración es porque hace la labor de los aparatos de inteligencia del Estado, tal y como lo asegura el diario citado, empero, devela que el Estado policíaco militar continúa con una vieja práctica de gobiernos pasados, la persecución de voces críticas al régimen, de este modo, revela que en la “cuarta transformación” en Chiapas hay persecución política contra quienes ejercen su derecho a disentir.

No es fortuito que en un contexto político caracterizado por la represión e incapacidad de la administración actual en Chiapas emerjan señalamientos dolosos contra el conjunto del movimiento popular independiente porque en la entidad el Ejecutivo estatal va en sentido contrario a los estipulado en su política en beneficio de los derechos humanos, incluso, al respeto a su propio marco jurídico.

Los planteamientos que contemplan dicho informe policíaco-militar son eminentemente contrainsurgentes, es el intento característico de un régimen de oprobio por apartar al pueblo mediante infundios de toda organización independiente y combativa de las masas, porque en ésta se revela los esfuerzos de los desposeídos por encauzar su descontento y exigencias más sentidas.

Mediante los lineamientos contrainsurgentes es cómo los opresores intentan mantener en la pasividad a las masas descontentas, privar a los desposeídos de la organización popular e independiente para que nadie levante la voz por la defensa de sus derechos y libertades políticas, dicho esto, se infiere que el “gobierno del cambio” pareciera que su discurso se le antepone una brecha abismal, porque sus demandas no son resueltas.

Nos queda claro que enfrentamos la ofensiva represiva del gobierno estatal y el silencio cómplice del gobierno federal, por tanto, lo que suceda con cada uno de los integrantes de nuestra organización es su responsabilidad. No es nuevo que la política represiva del régimen es para infundir confusión y temor al pueblo en aras de facilitar los intereses empresariales en sur sureste del país.

Callar no es la opción, desde estas líneas una vez mas manifestamos, nuestra política es precisa, desenmascarar todo intento de los hombres del régimen por perpetuar la sumisión de los oprimidos con el objetivo de favorecer los intereses del capital, por esto, nuestra propuesta es la organización independiente y combativa para defender nuestros derechos y libertades políticas, a la que están invitados quienes están convencidos que sólo con la organización de los oprimidos podremos exigir el cumplimiento de nuestras demandas.

¡Por la unidad obrero, campesino, indígena y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
FNLS

Navigation