Gobierno estatal prepara megaoperativo policíaco militar para reprimir al FNLS en el municipio de Ocosingo

, por  Chiapas , popularidad : 2%

Chiapas, México a 08 de septiembre de 2019

A los medios de comunicación

A los organismos defensores de los derechos humanos

A las organizaciones populares

Al pueblo en general

Gobierno estatal prepara megaoperativo policíaco militar para reprimir al FNLS en el municipio de Ocosingo

El representante del Ejecutivo estatal, el secretario general de gobierno y el Fiscal general del estado preparan un megaoperativo policíaco-militar contra el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS), con el objetivo de ejecutar detenciones masivas, selectivas y crímenes de lesa humanidad contra integrantes de nuestra organización, fenómeno que se sustenta en una serie de hechos de hostigamiento policiaco militar en las comunidades integrantes de nuestros proyecto político en la región de Ocosingo, Chiapas.

Los patrullajes constantes de la policía estatal preventiva en la cabecera municipal de Ocosingo son una realidad, el gobierno local y estatal pretenden justificar la amplia presencia policiaca con el llamado “plan estratégico de seguridad” para combatir “la delincuencia común”, argumentos que tratan de esconder el funcionamiento de un plan contrainsurgente, que consiste en detener arbitrariamente, desaparecer y ejecutar extrajudicialmente a miembros de comunidades organizadas.

La esencia de dichos patrullajes es evitar las expresiones de descontento popular, minar y frenar el desarrollo de la organización independiente en la región, callar y detener la lucha por la presentación con vida de los detenidos desparecidos y justicia para los criminales de Estado, por lo tanto, lo que hoy se presenta en la región con la presencia policiaca es la pretensión gubernamental de implementar un plan represivo de gran envergadura contra el pueblo en lucha, en particular contra el FNLS.

Nuestra organización a raíz de (en un primer momento) la desaparición forzada de nuestro compañero Javier González Díaz y hasta la fecha en su condición de rehén político, el gobierno en una actitud autoritaria e indolente más que dialogar y atender nuestra exigencia, continúa con su campaña represiva contra nosotros que deriva ante semejante ofensiva en recurrir a nuestro derecho legítimo a defendernos.

Tomar medidas de autoprotección colectiva fue lo que garantizó la protección a la integridad física y psicológica de nuestros compañeros, en cambio, el gobierno chiapaneco nos criminalizó a tal grado que intentó evadir su responsabilidad mediante una andanada de descalificaciones y señalamientos para justificar su actuar represivo, actitud que culminó con la amenaza de imponer 113 carpetas de investigación que de maniobrar y alterar su propio estado de derecho, impondrá la ejecución de detenciones arbitrarias.

A dicho plan obedece la inminente ejecución de un mega-operativo policíaco militar contra el FNLS, para detener masiva y selectivamente a nuestros compañeros. Un claro indicativo es la implementación de patrullajes diurnos y nocturnos en el tramo carretero Altamirano-Ocosingo mediante policías ministeriales, y al interior del municipio de Ocosingo mediante vehículos oficiales con policías vestidos de civil.

Esa actitud intimidatoria contra el pueblo no es nueva, basta recordar las múltiples denuncias realizadas por nuestra organización respecto a una red de espionaje que opera en la región de Ocosingo y Altamirano, así como de la presencia de drones en los ejidos de El Carrizal y Río Florido. La última presencia de drones ocurrió contra los compañeros del ejido Nuevo Altamira municipio de Acala, Chiapas en los recientes hechos represivos en el contexto de la exigencia de libertad inmediata e incondicional del compañero Javier Gonzáles Díaz.

Este comportamiento se explica también por la exigencia empresarial. En repetidas veces los voceros de la oligarquía en Chiapas exigieron al gobierno chiapaneco la aplicación del estado de derecho, que es lo mismo reprimir al pueblo que sale a las calles, plazas públicas y carreteras para hacerse escuchar ante un gobierno servil a los intereses del capital monopolista transnacional.

Esto nos revela que en primer orden se colocan las necesidades empresariales más no las del pueblo que lentamente se degrada por la pobreza, la miseria, la represión, hostigamiento y la implementación de programas asistenciales para someter la voluntad de lucha de los sectores populares. Es la necesidad de la clase explotadora y opresora la que auspicia la ejecución de espionaje, así como la práctica de los lineamientos contrainsurgentes contra las masas inermes.

Los hechos prueban una vez más que la intención del gobierno chiapaneco es hacer válido el control monopólico de la violencia de Estado, un intento tras otro de las autoridades estatales dibuja con precisión la incapacidad de los políticos de oficio por resolver la problemática por la vía del diálogo.

Demuestran con el comportamiento del Ejecutivo estatal, el Fiscal general del estado y el Secretario de gobierno, la magnitud de su servilismo hacia los empresarios para negar su absoluta responsabilidad en las graves violaciones a los derechos humanos de nuestro compañero Javier Gonzáles Díaz tras su desaparición forzada y actualmente su detención injusta e ilegal.

Por enésima ocasión expresamos, el pueblo no es el responsable de la violencia, sino el gobierno mismo por su incapacidad de resolver las demandas del pueblo y de imponer a diestra y siniestra la represión como política de gobierno, quien se ampara en las siglas del MORENA para decir que busca la paz y tranquilidad de los chiapanecos mientras los agentes policíaco-militares cometen las mismas vejaciones que en sexenios pasados contra las masas trabajadoras.

Dicho lo anterior, será responsabilidad del representante del Ejecutivo federal Andrés Manuel López Obrador, al gobierno de Chiapas Rutilio Escandón Cadenas, al Secretario de gobierno Ismael Brito Mazariegos, al Fiscal general del estado Jorge Luis Llaven Abarca de cualquier acto represivo o detención arbitraria que se cometa contra todo integrante del FNLS.

Nuestra preocupación se extiende hacia nuestros compañeros quienes realizan el plantón popular Perdón ¡nunca! Olvido ¡Jamás! en la ciudad de México, ya que recientemente observaron la presencia de sujetos vestidos de civil a bordo de motocicletas, asimismo sujetos quienes acuden en los alrededores del plantón y en vehículos para tomar fotografías, por lo tanto, será responsabilidad del gobierno de la Ciudad de México Claudia Sheibaum de la integridad física y psicológica de nuestros compañeros.

Si tocan a uno nos tocan a todos. Esta consigna política indica que ante una política represiva cuyo origen reside en el Estado, el pueblo tiene el legítimo derecho a defenderse, a recurrir a acciones políticas de masas con carácter combativas para preservar el derecho a la vida y de manifestación del pueblo organizado en lucha por sus demandas más sentidas.

¡Libertad inmediata e incondicional de nuestro compañero Javier Gonzáles Días!
¡Libertad a todos los presos políticos del país!

¡Por la unidad, obrero, campesino, indígena y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Navegar por las