La protesta, manifestación de ideas y libertad de expresión no son delitos, son derechos del pueblo

, por  Ciudad de México , popularidad : 8%

Ciudad de México a 05 de marzo de 2019

A la opinión pública

El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) denuncia el abuso de autoridad, hostigamiento e intimidación de la Policía Interbancaria (PBI) y autoridades Sistema de Transporte Colectivo Metro (STCM) contra compañeros de nuestra organización en la estación Pantitlán de la línea 1 dirección observatorio.

El día de ayer a las 11:30 horas se presentó una comisión del FNLS a la estación Pantitlán de la línea 1 dirección Observatorio a realizar una mesa informativa en el marco de la Jornada nacional de lucha ¡Ni perdón ni olvido, juicio y castigo a los responsables!, para informar al pueblo trabajador que a dos años de la ejecución extrajudicial del compañero Humberto Morales Sántiz, a tres años de la desaparición forzada de compañero Fidencio Gómez Sántiz y a más de dos meses de la ejecución extrajudicial del compañero Manuel Martínez Bautista, los casos permanecen en la impunidad.

Al lugar se acercaron tres elementos de la Policía Interbancaria (PBI), quienes de manera intimidante les dijeron “no pueden estar aquí, sálganse estropean el paso”. Segundos después se acercó una autoridad del STCM sin identificarse, quien de manera prepotente expresó “quítense, no es lugar para que estén aquí, estropean el paso, es una zona para pasar rápido. ¡Se tienen que quitar!”. Mientras los rodearon más elementos de PBI.

Una persona vestida de civil con playera de manga larga de color rojo estuvo con los elementos policíacos, con actitud provocadora empezó a agredir a los compañeros, en presencia de la policía, les gritaba “deténganlos, llévenselos”, este sujeto tomó fotografías y video a los compañeros, a la par en tono de amenaza gritó “los voy a denunciar, tengo un programa de radio, voy a subir sus fotos y los voy a denunciar”.

Los compañeros se dirigieron a la policía para decirles que alejaran a esa persona del lugar porque estaba provocando y lo que hacía es un acto de hostigamiento e intimidación, pero los sujetos de PBI no le dijeron nada ni lo retiraron del lugar, por el contrario, lo incitaron a que siquiera con esa actitud provocadora porque “estaba en su derecho”. Cabe mencionar que esta persona en todo momento estuvo con la policía y autoridades, al final se retiró con los elementos policíacos.

Finalmente recibieron una llamada, la persona que no se identificó pero que en su vestimenta portaba el logo del metro decía “no caigan en provocación con esa gente, déjenlos”. Acto seguido les comunica “no los vamos a quitar porque se ve que el problema que denuncian es grave, pero éste no es un espacio para denunciar, vayan a otro lugar”. No obstante, se quedaron cuatro sujetos de PBI y una mujer vestida de civil con radio a escasos dos metros del lugar donde estaban los compañeros.

La libertad de expresión, la manifestación de ideas y la protesta son derechos establecidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos convenidos en los artículos 1º, 6º, 7º y 9º, en convenios internacionales de derechos humanos como en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Éstos son preceptos que otorgan al pueblo organizado el derecho para denunciar e informar las arbitrariedades de los gobiernos en turno.

Poner una mesa de información en la estación del metro es hacer uso de la libertad de expresión, la cual ninguna ley ni la autoridad puede impedirlo, hacerlo censura el pensamiento de los denunciantes, en este caso se denunció la ejecución extrajudicial del compañero Humberto Morales Sántiz, ocurrida el 28 de febrero del 2017, la desaparición forzada del compañero Fidencio Gómez Sántiz el 5 de marzo de 2016 y la ejecución extrajudicial del compañero Manuel Martínez Bautista el 24 de diciembre de 2018.

La denuncia pública no puede ser coartada mediante sofismas leguleyos, mucho menos con descalificaciones y actitudes provocadoras, máxime cuando se trata de crímenes de Estado y de lesa humanidad, donde las autoridades sólo responden con dilación, burocratismo, desgaste, indolencia e impunidad, ¿acaso piensan que es una ocurrencia realizar actividades políticas de denuncia?, ¿por qué con el pueblo organizado que denuncia se portan de manera prepotente?, con esa actitud develan una política de odio y negligencia con las víctimas del terrorismo de Estado.

La persona provocadora que amenazó a los compañeros nos queda claro que es un provocador para descalificar y denostar la lucha que emprendemos; el hecho de que les tomara fotografía y video es con la intención de hostigar e intimidar, pero manifestamos a las autoridades que serán los responsables de la integridad física y psicológica de nuestros compañeros.

A las autoridades del metro, les decimos que lo que hacemos no es un delito, es un derecho a manifestar y expresar nuestras ideas y pensamientos, por lo que no vamos a dejar de hacerlo, es nuestro derecho. Vamos a continuar con las mesas informativas, lo único que exigimos es justicia, así como juicio y castigo a los responsables materiales e intelectuales de los crímenes de Estado y de lesa humanidad.

Atentamente

¡Alto a la criminalización de la pobreza y protesta popular!
¡Presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos por el régimen!
¡Alto al terrorismo de Estado!

¡Por la unidad obrera, campesina, indígena y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
(FNLS)







Navegar por las