Crónica política. Secundaria Popular “Felipe carrillo Puerto”

, por  Michoacán , popularidad : 3%

Crónica política. Secundaria Popular “Felipe carrillo Puerto”

La Secundaria Popular “Felipe Carrillo Puerto” abre sus puertas para recibir a la jornada nacional; con especial esmero, los jóvenes que no rebasan los 15 años, cumplen con sus respectivas comisiones para dejar el patio principal instalado como tribuna popular de denuncia, para que los familiares de las víctimas del terrorismo de Estado, en concreto, las compañeras Nadin Reyes, Margarita Cruz, Rosa Morales y el compañero Matías Flores, compartan con ellos su experiencia de lucha.

“Ser joven y no ser revolucionario, es hasta una contradicción biológica” es como sentencia Salvador Allende la actitud y el cúmulo de sentimientos que embargan al ser genérico durante ese hermoso periodo de la vida; es la inquietud, el deseo de “comerse” al mundo de un bocado, el ímpetu, en fin, un conjunto de sensaciones que hacen de la juventud uno de los mejores momentos para dedicarse a la participación política.

Al principio se observa un breve lapso de cierto escepticismo, es probable que la información no les haya sido del todo precisa cuando se les convocó a esta actividad, sin embargo, conforme avanza el primer minuto de la participación de la compañera Nadin, el silencio se hace en todo el auditorio para escuchar atentamente la compartición de experiencias.

“Edmundo y Gabriel alguna vez fueron jóvenes como ustedes, en este momento de su vida enfrentaron condiciones que les condujeron a definir su participación política, a decidir tomar una actitud activa en la necesidad de la trasformación del país…” fueron las palabras que se ganaron la mirada atenta de esos ojos juveniles, de esos rostros en los cuales de dibuja un futuro incierto, como todo lo venidero, pero que sin duda se encuentra ya marcado por una concepción distinta del mundo.

Esto se distingue porque este proyecto de educación secundaria se encuentra inmerso en la coordinación con el movimiento popular, quienes desarrollan práctica docente se encuentran vinculados a un esfuerzo organizativo y comparten con ellos una visión distinta del mundo, pero sobre todo, porque cada uno de los jóvenes que reciben sus instrucciones académicas en este espacio educativo, viven en carne propia la condiciones materiales que vive todo proletario de la urbe, su condición material de existencia no hace más que arrojaros a la crítica de lo que ven o viven.

A Gabriel Alberto y Edmundo los detiene y desaparece el Estado mexicano por ser militantes revolucionarios, porque participan en el movimiento armado revolucionario y son reconocidos así por sus compañeros. “Vemos a aquí la imagen del Che Guevara y nos es difícil creer las cualidades de quien decide dar la vida por mejorar las condiciones de existencia de los pueblos oprimidos, pero no hay nada excepcional en ellos, son seres humanos igual que nosotros, solamente que con convicciones profundas” ¡Pues así son nuestros familiares!

A pesar de la madurez personal de la cual algunos hacen gala, es difícil contener una sonrisa que aún no se despoja de la niñez, un comentario que rompe con la monotonía de ser una cátedra de currícula. Cuando se expone el hostigamiento, un joven inquiere a la compañera “entonces a donde ustedes van, también llegan los granaderos” y la multitud acompaña las últimas palabras de esta frase con una leve risa, más que por el comentario en sí, es por la inquietud de conocer la respuesta.

Es significativo este cometario, aún con la pequeña dosis de ingenuidad de una mente tan joven, porque conmina a recordar un pasado reciente de acontecimientos represivos en la ciudad de Morelia, en las comunidades de la meseta purépecha, donde son precisamente este grupo hombres para reprimir quienes cometieron cantidad incuantificable de violaciones a los derechos humanos, noticias que no pueden pasar desapercibidas por ningún criterio, por joven que éste sea.

“Los granaderos son parte de los cuerpos represivos, a los que nosotros definimos como el aparato policíaco-militar para reprimir, pero no son los únicos, existen muchos otros que se encargan de dar el seguimiento para hostigar y crear el expediente incriminatorio y así dar paso a la represión, pero no hay nada que temer, la creatividad del pueblo es mucha y la voluntad inquebrantable que sabe distinguir a quien es su amigo y quien se ha pasado del lado del enemigo”.

Humberto Morales Sántiz tenía la edad de muchos de ustedes cuando le fue arrebatada la vida por parte del Estado mexicano a través del grupo paramilitar “Los Petules”, 13 años que fueron cercenados de un solo tajo, hecho que nos refleja la perversidad y naturaleza fascista de quienes están al frente de los gobiernos estatal y federal.

Los rostros juveniles de los estudiantes de la secundaria popular le imprimieron un toque de frescura al desarrollo de la jornada nacional, rompieron con el ritmo monótono y le dieron un viraje a esta actividad. Escucharon atentos las palabras de nuestros compañeros, asumieron con responsabilidad todo lo concerniente a la programación de las actividades en su escuela, por lo que no podemos menos que reconocer este importante esfuerzo.

Es de vital relevancia que desde muy temprana edad se hable de temas de esta naturaleza, porque este es el mundo que nos tocó vivir, pero eso no significa que debamos asumir una actitud pasiva, es preciso desarrollar la creatividad para poder incorporarse a este presente que es de lucha, que nos llama a no abandonar a las víctimas del terrorismo de Estado.

De pie y con el puño izquierdo en alto, corearon la consigna de la Secundaria Popular Felipe Carrillo Puerto, que es precisamente un llamado a la organización de la juventud proletaria, un grito que expresa la necesidad de reconocernos como parte de una clase social que padece las consecuencias de los gobiernos neoliberales, por lo tanto, una masa que debemos organizarnos para luchar de manera coordinada contra lo que nos explota y oprime.

Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Navegar por las