Crónica política. Presentación del libro en la Facultad de Filosofía de la UMSNH

, por  Ciudad de México , popularidad : 4%

Crónica política. Presentación del libro en la Facultad de Filosofía de la UMSNH

Las actividades de la Jornada Nacional: Las víctimas del terrorismo de Estado son del pueblo, no desistiremos ¡HASTA ENCONTRARLOS! Llega a la recta final en su paso por la entidad michoacana; en cada una de las actividades en la capital del estado, así como en la ciudad de Uruapan arroja resultados positivos que aún después del cierre de esta actividad es preciso analizar, sin embargo, resulta imperioso dar un realce a este evento con una acción política de masas y convocamos a un volanteo carretero, para ello nos concentramos en la carretera libre Morelia-Guadalajara a la altura de la comunidad de Santa Fe de la Laguna municipio de Quiroga.

El sol comienza a calentar el ambiente y las comisiones ya están definidas para dar inicio; ya todos quienes asistimos tuvimos la oportunidad de degustar un delicioso arroz con leche que las compañeras de la comunidad prepararon para recibir a los que llegaran para realizar esta actividad. Muestras tanto, se da el tiempo para que algunos más terminen sus actividades y se puedan sumar a esta tarea política.

Una manta que difunde los rostros de Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya está colocada de frente a la carretera; los acompañan en un segundo plano, los rostros de las hermanas Daniela y Virginia Ortiz Ramírez; Teodulfo Torres Soriano, Francisco Paredes Ruiz, y una sobre con un signo de interrogación que es la expresión metafórica de que en nuestro país aún existen miles de casos que se encuentran en el anonimato.

Es una mañana con un flujo vehicular considerable, no obstante, la fila de carros no se hace pesada porque la mayoría de los automovilistas se muestran accesibles a escuchar la información que se difunde de viva voz y a través de un volante. Más de alguno suena repetidas ocasiones el claxon de su automóvil en señal de apoyo, al tiempo que con la mano levanta el dedo pulgar en muestra de aprobación por la información que se le ha compartido.

Es un lapso de 5 minutos en los cuales la comisión encargada de dar la información debe distribuirse entre los vehículos; esta vez la particularidad es que son los mismos familiares de los detenidos desaparecidos quienes se encargan de dar la información, por lo que se habla con aquella propiedad de sentir en carne propia el flagelo de la desaparición forzada, crimen que no se le desea a nadie.

El sol arrecia su intensidad conforma avanzan los minutos, pero nadie hace gestos por buscar la sombra, la actitud de mantenerse firme se observa en cada uno de quienes realizamos esta actividad. Es la manera en que se materializa la solidaridad, es la forma en la que se dignifica a quien se encuentra en esa condición inhumana.
Es en la práctica política donde interiorizamos que por muy adversas que sean las circunstancias, no debemos abandonar a ninguna víctima del terrorismo de Estado.

Sin duda existe la parte negativa, de aquel que pesar de su condición de clase de explotado reniega de ella, tal es el caso de un operador de un autobús de la línea Occidente quien niega el acceso de nuestros compañeros a la unidad para dar la información a los pasajeros, él sostiene que sólo hace su trabajo y que nosotros somos los que no trabajamos. Desde su lógica, mientras él se encuentre bien con su patrón nada malo le puede pasar, sin embargo, a la realidad que renuncia es que cada vez más el salario pierde su poder adquisitivo, por lo tanto, por mucho que se entregue en su trabajo, cada vez más se sumerge en el pauperismo, aunque él no lo perciba.

Lo irónico es que al subir a la unidad y dar la información a quienes viajan en ella, la respuesta es muy satisfactoria, todos escuchan atenta a quien hace uso de la voz y al solicitar su colaboración en el bote la respuesta es sorprendente, pues son todos quienes de esta manera hacen su aportación al desarrollo de esta jornada de lucha, esa es la manera en la que sienten objetivada la solidaridad hacia todos quienes padecen este flagelo represivo.

El volanteo termina unos minutos después de las 14:00 horas, tiempo suficiente para trasladarse de regreso a la ciudad de Morelia y acudir a la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo en la Facultad de Filosofía, quien nos recibe para presentar el libro Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, lucha por su presentación con vida que trasciende familia y militancia política. Es preciso destacar que el espacio para tal evento se abre con la solidaridad de un colectivo de estudiantes que están a cargo de la cafetería de la facultad.

El panel lo conforman quienes integran el comité de familiares de detenidos desaparecidos “Hasta Encontrarlos”, Margarita Cruz Sánchez, hermana de Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Nadin Reyes Maldonado, hija de Edmundo Reyes Amaya; Rosa Morales Díaz, esposa de Héctor Sántiz López, compañero víctima del asesinato político del ejido El Carrizal municipio de Ocosingo Chiapas.

El libro significa para quienes conformamos el esfuerzo de editarlo, la coronación de voluntades y capacidades colectivas, porque la exigencia de presentación con vida cada vez se torna en un aspecto cualitativo, donde poco a poco se rompe con el muro de la indiferencia, el temor y la zozobra para dar paso a la acción consciente, a la actitud de solidaridad para dignificar a cada una de las víctimas de estos crímenes de lesa humanidad y de Estado.

Se parte de un caso en particular, el de los dos luchadores sociales reconocidos por sus compañeros como revolucionarios, sobre su persona se comete la desaparición forzada por pertenecer al Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario (PDPR-EPR). Con este caso en concreto se incentiva a la reflexión para dimensionar un fenómeno generalizado que se comete tanto por motivos políticos o sociales.

A través de someras líneas se describe un proceso de lucha que ha durado una década, cuyo desenvolvimiento lleva implícito el adquirir conciencia de quién es el responsable de estos crímenes de lesa humanidad, ésta reflexión nos conduce al Estado mexicano, porque es quien de muchas formas intenta hacernos desistir de esta justa lucha, incluso con el cometido de más crímenes y violaciones múltiples a los derechos humanos.

A ellos está dedicado nuestro libro, a quienes en carne propia padecen la realidad lacerante de los crímenes de Estado. Principalmente a los familiares de Cruz Sánchez y Reyes Amaya, porque con tesón, perseverancia y dignidad nos dan muestra que a pesar del dolor que es real, es también real el profundo amor que se siente por sus seres queridos, y por más que se les intente hacerlos retroceder, siguen en pie de lucha y dan muestra de gallardía en cada acción política de masas.

Detallamos desde nuestra concepción del mundo, el fenómeno que nos aqueja a la inmensa mayoría de trabajadores, por lo que el libro describe el curso de la conceptualización de la política gubernamental como terrorismo de Estado. El exhorto es a leerlo, a analizarlo y hacer llegar sus comentarios, porque no es una historia concluida, ésta se escribe en el día a día, con cada acto que nos imponemos al perdón y al olvido.

En esta ocasión la participación de los familiares es bastante elocuente, porque nos conducen rebosar sobre la subjetividad y recrear un ambiente en el cual se forja un revolucionario. “nosotros no sabíamos nada de su militancia hasta que nos enteramos en las noticias que eran reclamados por el PDPR-EPR, pero ahora que lo sabemos, estamos orgullosas de lo que son”, nos exclaman las compañeras de “Hasta Encontrarlos”.

En líneas generales, los familiares nos conminan a comprender la razón que los llevó a tomar la decisión de dedicar su vida a la transformación de la sociedad por métodos revolucionarios, porque nos señalan que mucho se aprendió en el seno familiar, en un acto tan trivial en apariencia, de brindar un poco de agua y comida a la “gente que venía de la sierra”.

Es preciso leer el libro, porque por más que nos esforcemos por dar una imagen sintetizada de lo que representa en sus 360 páginas y 8 capítulos, el esfuerzo será en vano, porque cada capítulo representa lo particular de toda la amplitud con la que se pretende abordar el tema.

Con la presentación del libro en filosofía de la UMSNH se cierra la edición de la jornada nacional en el estado de Michoacán, jornada que dicho sea de paso, encontró una buena recepción en el pueblo michoacano. Aún es grande el esfuerzo que se debe hacer en las organizaciones populares y de derechos humanos, todavía es titánica la tarea de sacar del anonimato a cada una de las víctimas de estos crímenes deleznables, pero para nosotros no queda ninguna duda, con nuestro testimonio impreso tratamos de coadyuvar para la adquisición de la conciencia proletaria que nos lleve a definir las tareas de la presente etapa.

No es con la indiferencia, la apatía ni el silencio como podremos obligar al Estado mexicano que presente con vida a los detenidos desaparecidos, es necesaria la denuncia, la acción política de masas y la acción coordinada, tanto de familiares del terrorismo de Estado como de todo el conjunto del movimiento popular.

Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Navegar por las