Impunidad, indolencia, dilación, son política de Estado, es la respuesta a la exigencia de justicia de las víctimas del terrorismo de Estado

, por  Chiapas , popularidad : 2%

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas a 05 de mayo de 2017

A los medios de comunicación nacional y del extranjero
A los organismos defensores de los derechos humanos
A las víctimas del terrorismo de Estado
A las organizaciones políticas, democráticas e independientes
Al pueblo en general

Impunidad, indolencia, dilación, son política de Estado, es la respuesta a la exigencia de justicia de las víctimas del terrorismo de Estado

Suman ya 14 meses que nuestro compañero Fidencio Gómez Sántiz se encuentra en la inhumana condición de detenido desaparecido por el Estado mexicano, tiempo que éste y sus instancias “procuradoras de justicia” solamente hemos obtenido impunidad, indolencia, dilación en torno al caso, claro ejemplo de la magnitud con la que se atenta el derecho a la vida del compañero, por ello, el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) manifiesta los siguiente:

Tras la desaparición forzada de nuestro compañero Fidencio hasta hoy, no existe más evidencia documental en la carpeta de investigación que indique muestras palpables para dar con los responsables materiales e intelectuales de la desaparición forzada del compañero, mucho menos para dar con su paradero.

Tiempo que el Estado mexicano ha brindado a los ejecutores de ese aberrante crimen la protección de la ley. El Estado criminaliza todo acto de exigencia de justicia, pero con el amparo de la legalidad burguesa permite a los criminales tener libertad para el cometido de más crímenes de lesa humanidad.

Lejos de hacer justica, hostiga, criminaliza mediante el mando único, paramilitares y uso de tecnología para espiar a las comunidades organizadas en el FNLS en la región, del municipio de Ocosingo, Chiapas y en los estados donde existe presencia y arraigo.

Pero las “instancias judiciales” una y otra vez demuestran la clara intención del Estado de cansar a los familiares, frenar la denuncia, detener la exigencia de justicia que desarrolla nuestro proyecto político, obstruir la lucha jurídica para que el Estado evada toda responsabilidad en este y otros crímenes de lesa humanidad.

El proceso jurídico de nuestro compañero Fidencio “avanza” simuladamente y con descaro, porque en esta ocasión, comunicaron al asesor jurídico del caso, a decir de la subdirectora de la Fiscalía Especializada de Protección y Atención a los Organismos No Gubernamentales para la Defensa de los Derechos Humanos, ubicada en la capital chiapaneca de Tuxtla Gutiérrez, ya no existe.

A decir de la funcionaria pública, las causas que “explican” el cierre de dicha fiscalía son la “reestructuración de la Procuraduría”, falta de recursos económicos, empero, la carpeta de investigación, de nueva cuenta se ha “turnado” a la fiscalía del ministerio público en el municipio de Ocosingo, cuando desde el mes de junio de 2016 habían declarado como incompetente en la investigación a esa instancia para ser atendida en dicha fiscalía especializada.

Con esa maniobra engañosa e indolente, intentan ocultar la dilación como política de Estado contra las víctimas, es la evidencia de ese rancio burocratismo, impunidad de cómo el Estado no cumple con sus propias leyes para atentar al precio que sea contra el derecho a la vida, la verdad, el acceso a la justicia para los familiares, las víctimas y el pueblo.

“No hay recurso económico” para ejercer justicia al pueblo, pero sí al mando único y paramilitares para reprimir el descontento popular. “No hay recurso económico” para sostener la investigación, pero si para desperdiciar millones de pesos en demagogia a través de la prensa escrita, radio y televisión oficiosos.

Son 14 meses de la intención del Estado mexicano por detener la denuncia, nuestra exigencia de justicia, evitar que otros familiares como el pueblo mismo se sume a esta lucha tan necesaria para todas las víctimas y sus familiares. Porque quiere silenciar la verdad cuando a fuerza de los miles de testimonios de víctimas y familiares, como secreto a voces, se sabe que el responsable de cada crimen de lesa humanidad, es el Estado.

Tiempo en el que tampoco nos hemos detenido de exigir juicio y castigo por los crímenes de lesa humanidad que se cometen constantemente contra el pueblo, y de marzo a la fecha, continúa, con el desarrollo de la Jornada nacional de lucha: las víctimas del terrorismo de Estado son del pueblo, no desistiremos ¡Hasta Encontrarlos!

El compañero Fidencio Gómez Sántiz, los luchadores sociales Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya a 10 años de su detención desaparición forzada, Teodulfo Torres Soriano, Francisco Paredes Ruíz, las triquis Virginia y Daniela Ortiz Ramírez… no desistiremos, ¡Hasta Encontrarlos!

Porque las víctimas son del pueblo, son hijos, padres, hermanos, compañeros de trabajo, etc., todos ellos apelan a nuestra conciencia para sumar esfuerzos de modo que sus nombres no sean sepultados en el olvido, la impunidad y desenmascarar la política de terrorismo de Estado del actual gobierno antipopular y represivo.

¡Presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos del país!
¡Presentación con vida de Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya!
¡Alto al terrorismo de Estado!
¡Alto a la militarización y paramilitarización del país!

¡Por la unidad obrero, campesina y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Navegar por las