El FNLS denuncia hostigamiento policíaco contra el compañero Francisco Hernández

, por  Huasteca , popularidad : 2%

Tantoyuca Veracruz a 27 de abril de 2017

A las víctimas del terrorismo de Estado
A los medios de comunicación
A los organizamos defensores de los derechos humanos no gubernamentales
A las organizaciones populares
A la opinión pública

El FNLS condena enérgicamente el hostigamiento policíaco contra el compañero Francisco Hernández

A partir del 20 de abril sujetos vestidos de civil se colocan en frente del domicilio del compañero Francisco Hernández integrante del FNLS, como parte del hostigamiento que el Estado implementa con la pretensión de inhibir la lucha que desarrollamos en donde se desenmascara la responsabilidad de las estructuras del Estado en el cometido de los crímenes de lesa humanidad que se cometen en esta región.

En Tantoyuca se presentaron los libros del FNLS que denuncia la continuidad de la política de terrorismo de Estado en el país como un fenómeno exponencial, en esta actividad el hostigamiento policíaco se hizo presente y durante los días posteriores éste continúa contra el compañero Francisco Hernández Santiago, quien es parte activa de esta jornada nacional de lucha.

En torno a los últimos acontecimientos represivos ocurridos en el municipio de Tantoyuca, Veracruz, donde hubo víctimas de la desaparición forzada y ejecución extrajudicial y en el marco de la Jornada nacional de lucha: las víctimas del terrorismo de Estado son del pueblo, no desistiremos ¡Hasta encontrarlos! El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) condena enérgicamente estos hechos y emite el siguiente pronunciamiento:

El cometido de crímenes de Estado y de lesa humanidad en este municipio de la huasteca veracruzana contra el sector magisterial y, que se generaliza contra todo el pueblo trabajador representan actos de terrorismo de Estado, donde se configura a la ejecución extrajudicial y la desaparición forzada como dos flagelos que cobran cada vez más víctimas y que perversamente se pretende endosar su cometido a supuestos miembros de la delincuencia organizada.

Estos hechos comprueban que crímenes de esta naturaleza no se circunscriben a un sexenio de un partido político; durante el gobierno de Javier Duarte De Ochoa se cometieron cantidad incuantificable de estos crímenes que hoy empiezan a emerger en las fosas clandestinas y los hechos recientes comprueban que en el actual de Yunes Linares representa la continuidad de esta política de terror, más allá de representar intereses particulares, estos obedecen a necesidades económicas del capital nacional y trasnacional.

Resulta inverosímil el argumento de querer pasar la responsabilidad de estos crímenes a la sobredimensionada delincuencia organizada, para tratar de eludir la participación de los cuerpos policiacos y militares, sin embargo, las víctimas que son parte del pueblo organizado permiten señalar que el objetivo es inhibir la organización del pueblo.

En esta ocasión son integrantes del magisterio democrático que se movilizó contra la reforma educativa quienes se convierten en blanco de esta política represiva, y tendenciosamente se pretende ocultar con el modus operandi de secuestro. Esto lo único que expresa es la perversidad del Estado mexicano para ocultar la verdad lacerante de crímenes de lesa humanidad.

Desde que el nuevo gobierno asume el poder los crímenes no sólo no disminuyeron, sino que aumentaron considerablemente con el argumento del combate a la delincuencia organizada, pero estos crímenes se focalizan en aquellos lugares donde existe en interés de empresas de capital monopolista, por esa razón no es casual que sea en los municipios de Tantoyuca, Poza Rica, Tihuatlán en el norte del estado, los escenarios de la agudización de la violencia institucional.

Estos hechos nos comprueba que no existe casualidad en el cometido de estos crímenes, en cada uno de ellos se expresa la relación perversa entre el poder económico y el poder político, donde los gobiernos nacional y estatales son parte del engranaje represivo que organizan y estructuran grupos armados paramilitares para favorecer el despojo a través del desplazamiento forzado y la diseminación del terrorismo de Estado.

El estado de Veracruz en general y la zona norte en particular es uno de los puntos estratégicos que ambiciona el capital trasnacional para el trasiego de mercancías, independientemente de que sean lícitas o ilícitas, todas se mueven en la lógica de mercado capitalista, por lo que los hechos sangrientos en los municipios mencionados forman parte de la política para imponer el estado de sitio y con ello el control policíaco-militar de la población.

Manifestamos nuestra solidaridad incondicional al magisterio democrático quienes hoy padecen en carne propia las consecuencias de la política del terrorismo de Estado; les exhortamos a no callar, a no desistir y a luchar hombro con hombro para que estos crímenes de Estado y los responsables no queden en la impunidad.
Responsabilizamos al gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares de la integridad física y psicológica de nuestro compañero, así como de quienes integramos el movimiento popular en esta entidad y en todo el país.

FRATERNAL Y COMBATIVAMENTE

¡ALTO AL TERRORISMO DE ESTADO!
¡PRESENTACIÓN CON VIDA DE GABRIEL ALBERTO CRUZ SÁNCHEZ Y EDMUNDO REYES AMAYA!
¡JUICIO Y CASTIGO A LOS RESPONSABLES MATERIALES E INTELECTUALES DE LOS CRÍMENES DE ESTADO!
¡JUICIO Y CASTIGO A LOS RESPONSABLES DE LA EJECUCIÓN EXTRAJUDICIAL DEL COMPAÑERO HUMBERTO MORALES DÍAZ!

¡POR LA UNIDAD OBRERO, CAMPESINO Y POPULAR!
FRENTE NACIONAL DE LUCHA POR EL SOCIALISMO
FNLS


Navigation