Comunicado por la ejecución extrajudicial del menor Humberto Morales Sántiz, miembro del FNLS

, por  Ciudad de México , popularidad : 1%

sábado, 4 de marzo de 2017

A los compañeros del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
A los medios de comunicación
A los trabajadores y al pueblo en general

La Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP) condena el cobarde asesinato del niño de trece años Humberto Morales Sántiz originario de la comunidad de El Carrizal, municipio de Ocosingo, Chiapas, y miembro del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS).

Este es un despreciable acto de represión, de violación al derecho humano de la vida y viene a sumarse a la campaña de persecución política que actualmente sufren los militantes del FNLS. Los compañeros del ejido El Carrizal han sido blanco de los actos más salvajes y violentos orquestados desde el gobierno el cual, mediante el grupo paramilitar “Los Petules”, ha cometido acciones de terrorismo de Estado. Cabe mencionar que el 29 de septiembre de 2015 asesinaron al compañero Héctor Sántiz López de 25 años de edad. El 5 de marzo del 2016 fue detenido-desaparecido el compañero Fidencio Gómez Sántiz. El mes de agosto del año pasado hubo un intento de masacre en el ejido perpetrado por grupos paramilitares, así como un intento de detener y desaparecer a la compañera María Sántiz López hermana del compañero Héctor.

La ejecución extrajudicial de Humberto se trata de un crimen especialmente atroz pues la víctima es un menor de edad. ¿Qué puede pensarse de un gobierno que asesina niños? No hay que olvidarnos de los pequeños que han muerto y morirán por el medicamento falso dado por el gobierno priísta de Javier Duarte; o de los tres menores que fueron masacrados en un operativo policial en San Miguel de Allende, Guanajuato, en enero del presente año (atribuyéndole el asesinato a los propios padres) y no hay que olvidarnos de Alberto Tehuatlie Tamayo, niño de 13 años muerto a manos de policías por una bala de goma disparada durante el desalojo de la carretera de Atlixco Puebla en el 2014 ni de aquellos que mueren diariamente por una enfermedad curable o de hambre.

Sabemos que a ellos, a los burgueses y su gobierno no les interesa en lo más mínimo si son niños, mujeres o ancianos; pretenden aniquilarnos cuando nosotros los trabajadores les estorbamos y sobre todo cuando luchamos por nuestros derechos, cuando nos organizamos y luchamos por cambiar este mundo de opresión y miseria.

Hacemos responsables de este atroz crimen a Enrique Peña Nieto, Manuel Velasco Coello gobernador de Chiapas, al presidente municipal Héctor Albores Cruz, al delegado de gobierno de Ocosingo, Chiapas y al mando único y llamamos a todos los trabajadores, a los campesinos, estudiantes, amas de casa, a abrazar la lucha por el socialismo, por un mundo nuevo en el que no haya represión, explotación ni hambre.

La única forma de garantizar que estas atrocidades no vuelvan a ocurrir es organizarnos y luchar contra la burguesía y su gobierno, hasta vencer, hasta alcanzar el socialismo, sólo en el socialismo podemos aspirar a estar libres de la represión, el hostigamiento y la persecución, sólo en el socialismo podrán nuestros hijos crecer libres y no morir asesinados por las balas cobardes de los paramilitares.
Ante el despojo resistimos, ante la explotación nos organizamos, ante la represión luchamos por el socialismo. Los socialistas luchamos por la vida y quienes mueren por la vida no pueden llamarse muertos.

¡Alto a la represión en contra de los militantes del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo!
¡Juicio y castigo a los responsables del asesinato del niño Humberto Morales Sántiz!
¡Presentación con vida de todos los desaparecidos!
¡Contra la explotación, el despojo y la represión, organización y lucha por el socialismo!

¡Luchar con dignidad, con el pueblo organizado, luchar hasta vencer!
Organización de Lucha por la Emancipación Popular

OLEP

Navigation