A UN AÑO DEL INTENTO DE EJECUCIÓN EXTRAJUDICIAL DE NUESTROS COMPAÑEROS JESÚS HERNÁNDEZ REYES, RUBICEL HERNÁNDEZ GARCÍA Y MATÍAS FLORES HERNÁNDEZA

, por  Puebla , popularidad : 9%

H. Puebla de Zaragoza a 7 de noviembre de 2016

A los medios de comunicación independientes
A las organizaciones populares
A los organismos de derechos humanos no gubernamentales
Al pueblo en general

A UN AÑO DEL INTENTO DE EJECUCIÓN EXTRAJUDICIAL DE NUESTROS COMPAÑEROS JESÚS HERNÁNDEZ REYES, RUBICEL HERNÁNDEZ GARCÍA Y MATÍAS FLORES HERNÁNDEZ

Ha pasado exactamente un año, desde aquel 7 de noviembre de 2015, en el que el Estado mexicano intentó ejecutar a nuestros compañeros Rubicel Hernández García, Matías Flores Hernández y Jesús Hernández García, en la Ciudad de México.

Expresión del terrorismo de Estado, para tratar de callar y desmovilizar a organizaciones populares; crímenes de lesa humanidad que sólo se tratan de cubrir bajo el manto de la impunidad, pero que la historia manchada con la sangre de nuestro pueblo irremediablemente develará a los verdaderos verdugos.
Cabe destacar que estos hechos forman parte de la política represiva en contra de nuestro Frente Nacional de Lucha por el Socialismo, por ser una organización popular que ha denunciado de manera permanente la Guerra de Baja Intensidad (GBI), el terrorismo de Estado y la violación sistemática de los derechos humanos en nuestro país.

Denunciando los más de doscientos mil casos de asesinatos extrajudiciales bajo el falaz argumento de “víctimas colaterales” o supuestos “delincuentes”; así como por exigir la presentación con vida de los más de trescientos mil casos de detenidos desaparecidos, retomando los de los luchadores sociales Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya reivindicados por el Ejército Popular Revolucionario (EPR), dando a conocer por medio de una gira y a pesar del constante hostigamiento, los alcances jurídicos en materia de desaparición forzada alcanzados; así como la presentación con vida de Virginia y Daniela Ortiz Ramírez integrantes del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT), de Teodulfo Torres Soriano, de Francisco Paredes Ruíz, de Gabriel Gómez Caña, Lauro Juárez, de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero y el de nuestro compañero Fidencio Gómez Sántiz detenido desparecido en el mes de marzo del 2016, visibilizando a nivel nacional e internacional el tema de la desaparición forzada en México.

Cabe destacar que el intento de ejecución extrajudicial del que fueron víctimas nuestros compañeros, ocurrió en el contexto de una intensa jornada de denuncia sobre el cerco paramilitar de “Los Petules” a la comunidad de El carrizal, en el estado de Chiapas, perteneciente a la Organización Campesina Emiliano Zapata (OCEZ-FNLS). Dicha comunidad nació de la recuperación de tierras por campesinos en 1983, una de las primeras tomas que se realizaran en el municipio de Ocosingo, ante la ambición de caciques que acumularon tierras por medio del despojo y la amenaza, teniendo a su servicio pistoleros a sueldo para asesinar a quienes se organizaban, para perpetuar las relaciones de explotación, marginación y miseria.

Tanto los caciques, como los grupos paramilitares, han contado con total aquiescencia del Estado, pues “Los Petules” instalan su campamento paramilitar a 500 metros de El Carrizal desde 2012; y a partir de 2015, en el contexto de elecciones estatales en Chiapas se encapuchan, y con armas de alto calibre llamadas “cuernos de chivo”, exigen identificaciones personales, agrediendo, deteniendo y hostigando a los de El Carrizal, sin que hasta la fecha existan investigaciones por parte de las autoridades al respecto ni desarticulación de este grupo paramilitar.

Por ello, esta situación se estuvo denunciando masivamente en distintas instancias, universidades, colonias, plazas públicas y centros de trabajo, así como que el día 26 de septiembre donde fueron heridos de bala Emilio Morales Díaz y Mauricio Gómez Sántiz, cuando regresaban de trabajar colectivamente las tierras ganadas por la organización, mientras otros compañeros se movilizaban a un año de la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa Guerrero. La situación de vulnerabilidad de la comunidad recrudecía, pues tan solo tres días después, el 29 de septiembre de 2015, fue ejecutado el compañero Héctor Sántiz López a manos del mismo grupo paramilitar con la total aquiescencia del Estado.

Queda claro que el intento de ejecución de nuestros compañeros tuvo un trasfondo político, y se confirma la aquiescencia del Estado, cuando casualmente justo en los momentos en los que les estaban disparando a nuestros compañeros las cámaras de supuesta seguridad de la zona no grabaron, evidenciando la premeditación de los hechos, con el que no solo aseguraron la huida del brazo ejecutor del Estado, sino aseguraron trabas para la investigaciones y el esclarecimiento de los hechos. Sin embargo, las pruebas irrefutables de este atentado son el compañero Jesús Hernández Reyes quien recibió un disparo en la pierna, el compañero Matías Flores Hernández herido de bala en el estómago y el compañero Rubicel Hernández García en el tórax.

Confirma una vez más, lo que como organización hemos denunciado, que la violencia generalizada del Estado, al desplegar sus fuerzas armadas, llámense militares, policías o paramilitares, solo busca garantizar el saqueo y mayor explotación a nuestro pueblo, con la menor oposición posible. Sin embargo, ante el recrudecimiento de la explotación y marginación de nuestro pueblo, es de esperarse respuestas dignas y combativas que contribuyan a un cambio profundo en nuestro país, por lo cual nuestro reconocimiento a la congruencia y convicción de nuestros compañeros.

A un año del intento de ejecución, condenamos estos actos cobardes por parte del Estado mexicano, exigimos el esclarecimiento del caso; investigaciones serias, objetivas y contundentes que coadyuven al esclarecimiento del caso y juicio y castigo a los responsables materiales e intelectuales; así como la atención médica adecuada para nuestros compañeros, que aún necesitan tratamiento, estudios, equipo médico y de rehabilitación. Responsabilizamos a Enrique Peña Nieto, a Manuel Velasco Coello, a Miguel Ángel Mancera, de la integridad física y psicológica de nuestros compañeros atacados el 7 de noviembre de 2015, así como de nuestros compañeros de El Carrizal (OCEZ-FNLS), ya que a pesar de las reiteradas denuncias ninguna autoridad ha tomado cartas en el asunto.

¡Alto al terrorismo de Estado!
¡Alto a la criminalización de la protesta popular!
¡Por la liberación proletaria del campesino, venceremos!
¡Zapatismo y socialismo! ¡Hasta la victoria siempre!
¡Por Villa y por Zapata, estamos presentes!
¡Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos!

Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS)

Navegar por las