Desaparición forzada de activista, “pudo haber sido llevada a cabo con participación de agentes de las fuerzas del orden”

, por  Chiapas , popularidad : 3%

(07 de octubre, 2016. Revolución TRESPUNTOCERO).- En marzo de 2016, fue la última vez que se vio al defensor de derechos humanos, Fidencio Gómez Sántiz, quien hasta hoy se mantiene en calidad de desaparecido.

Luego de despedirse de su familia, en Ocosingo, Chiapas, no se volvió a conocer su paradero. Integrante del Frente Nacional de Lucha por el Sindicalismo (FNLS), se ha identificado como un defensor de derechos indígenas, involucrado en la lucha contra la impunidad ante las ejecuciones extrajudiciales de personas indígenas en Chiapas.

El FNSL, también está involucrado en la denuncia y la condena pública de violaciones de derechos humanos perpetradas por el gobierno mexicano, específicamente aquellas relacionados con desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales, detenciones arbitrarias y presos políticos.

Entre las tres y las cuatro de la tarde del día 5 de marzo de 2016, Fidencio se encontraba en la terminal de transporte Jet Ja, próxima al mercado local de Ocosingo, Chiapas, acompañado por su esposa y su hijo.

Después de despedirse de sus familiares, quienes viajaban a casa de un pariente, Fidencio Gómez comenzó el trayecto de vuelta a su hogar, en el municipio de Altamirano. Aproximadamente 5 minutos más tarde, su hijo trató de llamarle para asegurarse que su padre había tomado el transporte público hasta la casa. Sin embargo, ya no respondió.

Según dio a conocer el FNLS, cuatro meses antes de la desaparición del defensor de derechos humanos, (en noviembre de 2015), se organizaba una serie de actividades en la Ciudad de México para denunciar la situación de los/as defensores/as de derechos indígenas en Chiapas.

Durante la campaña, los defensores de derechos humanos, tal como lo dio a conocer Revolución TRESPUNTOCERO, Matías Flores, Jesús Hernández Reyes y Rubicel Hernández García, fueron objeto de un intento de asesinato. Esto ocurrió tras el asesinato del defensor de derechos indígenas basado en Chiapas, Héctor López Santiz, en septiembre de 2015.

Sobre la desaparición de Fidencio Gómez, el Comité Cerezo, cree que “puede haber sido llevada a cabo con la participación o aquiescencia de agentes de las fuerzas del orden en lo que constituiría una desaparición forzada”.

Declaración que se basa en varios actos previos de intimidación perpetrados en contra miembros de FNLS, en Chiapas, por parte de agentes de seguridad del Estado, y en el patrón de desapariciones forzadas en México, donde, según lo declarado por el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Sr. Zeid Ra’ad Al Hussein, después de su visita al país en octubre de 2015, existen “por lo menos 26 mil personas desaparecidas, muchas de los cuales se cree han sido desparecidos forzadamente, desde el año 2007”.

En tanto, la organización internacional, Front Line Defenders, expresa su grave preocupación por la situación y el paradero de Fidencio Gómez, “particularmente a la luz del patrón actual de violencia contra los/as defensores/as de derechos indígenas y las personas indígenas en el estado de Chiapas, y en contra miembros del FNLS”, ha denunciado.

Este jueves, nuevamente en Chiapas se han manifestado exigiendo la presentación con vida de Fidencio Gómez Sántiz, pero también de los luchadores sociales Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, Virginia y Daniela Ortiz Ramírez, Teodulfo Torres soriano, y los miles de casos que existen en el país, han dicho los integrantes del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS).

Quienes convocaron a familiares de personas que hayan sido “víctimas del terrorismo de Estado, para luchar, exigir juicio y castigo a los responsables, así como denunciar la impunidad, a siete meses de la desaparición forzada de Fidencio Gómez Sántiz”.

El Frente, mencionó que no se conocen avances sustanciales para dar con su paradero, “lo que devela la política de dilación del estado mexicano como expresión material del terrorismo de Estado que se practica a lo largo y ancho del país”.

A su vez, el Frente ha señalado que la desaparición de Fidencio, “ocurre en un contexto en el que el paramilitarismo en la región es parte de los lineamientos contrainsurgentes, contra las comunidades organizadas e integrantes del FNLS, así como para generar terror en las comunidades vecinas”.

Además, se señaló que los grupos de paramilitares, actúan con la complicidad del gobierno municipal de Ocosingo, esto atestiguado por los pobladores, ya que han visto la presencia policiaca, militar y marinos.

Ver en línea : Desaparición forzada de activista, “pudo haber sido llevada a cabo con participación de agentes de las fuerzas del orden”

Navegar por las