El FNLS expresa su máxima condena por la represión orquestada por grupos paramilitares dirigidos por Narciso Ruíz Sántiz contra la actividad de protesta que mantenían trabajadores de la educación

, por  Chiapas , popularidad : 11%

San Cristóbal de Las Casas Chiapas, 22 de julio de 2016

A las bases del magisterio democrático
A los medios de comunicación nacionales e internacionales
A los organismos defensores de los derechos humanos
Al pueblo de San Cristóbal de Las Casas
Al pueblo en general

El paramilitarismo no es una política nueva, en los últimos sexenios se ha convertido en la coartada casi perfecta para cometer cientos de crímenes de lesa humanidad.

El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo expresa su máxima condena por los sucesos represivos orquestados por grupos paramilitares dirigido por Narciso Ruíz Sántiz contra la actividad de protesta que mantenían trabajadores de la educación, padres de familia y organizaciones populares en la ciudad de San Cristóbal de las Casas, Chiapas. Esta acción represiva demuestra la impunidad con la que actúan grupos civiles bajo las órdenes de las instancias policíacas y la actuación conjunta de diversos cuerpos represivos.

Lo acontecido en el plantón en la autopista San Cristóbal de las Casas - Tuxtla Gutiérrez que sostenían varias organizaciones y pueblo que se han sumado al movimiento popular magisterial-estudiantil es un acto de represión más que se suma a la larga lista de agravios contra el pueblo en la justa lucha contra las reformas neoliberales. No fue un desalojo, fue una agresión paramilitar orquestada desde las distintas cúpulas policiaco-militares que contó con el aval del ejecutivo estatal, municipal y federal.

Es un absurdo que el secretario general de gobernación Juan Carlos Gómez Aranda sostenga que fue un acto de “expresión de ideas” de un grupo de pobladores que pedían se abriera el paso para permitir el ingreso de mercancías hacia la región altos de Chiapas; como también lo es el hecho que se sustente que los cuerpos policíacos llegaron cuando las cámaras de video-vigilancia alertaron de una manifestación y a eso obedecía su presencia. Miente cínicamente porque en las múltiples denuncias que se realizaron de los hechos lo único que se observa es una cosa, una acción paramilitar con el respaldo y la cobertura de las fuerzas represivas oficiales.

Señor secretario Juan Carlos Gómez Aranda respecto del “deslinde” que refiere solamente hace alarde de su hipocresía y cinismo, porque fue claro el artero ataque paramilitar en coordinación con las fuerzas policiaco-militares, e insistimos, el pueblo no es ingenuo, a todas luces los despiadado de las fuerzas represivas expresan el terrorismo de Estado como política del gobierno mexicano contra el pueblo solidario que defiende sus interes.

Queda expuesta la maniobra perversa en que el Estado mexicano a través de sus personeros regionales y locales, intentan quebrantar la dignidad de un pueblo que resiste estoicamente a sucumbir a la represión. Las acciones “ilegales” con el actuar de grupos de choque y paramilitares no son una novedad contra el movimiento popular en el sureste mexicano, sin embargo, una vez más queda expuesta la impunidad con que estos grupos operan en todo el país.

El paramilitarismo no es una política nueva en el gobierno mexicano, no obstante, en los últimos sexenios se ha convertido en la coartada casi perfecta para cometer cientos de crímenes de lesa humanidad y de Estado con el cual se intenta garantizar la impunidad a los autores materiales e intelectuales. Es nuevamente en Chiapas donde se da fiel testimonio de esta política represiva que cada vez más devela su rostro autoritario.

Fue un secreto a voces que quienes perpetraron esta agresión exigieron, como perros del imperialismo, al comandante de la policía federal “el pago por sus servicios” como “el güero se los había prometido”, por tal razón no existe duda que fue un acto represivo planeado desde las estructuras de gobierno federal, estatal y municipal.

En este acto represivo nuestros compañeros de la sociedad cooperativa de transporte “Ricardo Flores Magón” asistieron a cubrir un requisito a la ciudad de Tuxtla y a su regreso se percataron del ataque que efectuaban los paramilitares, al acercarse para cerciorarse con exactitud y brindar la solidaridad a los heridos, integrantes del grupo paramilitar agrupados en la Sociedad de Transporte de la Coordinadora de Organizaciones por el Medio Ambiente para un Chiapas (COMACH) los identificó como “esos son del FNLS, son los que apoyan a los maestros” e inmediatamente se les lanzaron a golpes y amenazas.

Nuestros compañeros lograron ponerse a salvo pero a nuestro compañero Pedro Gómez López le fueron robadas sus pertenencias, un teléfono celular y la cartera con dinero en ella. Es preciso señalar que estos personajes recorren la ruta Ocosingo-San Cristóbal quienes ya se encuentran laborando sin el menor pudor, confiados de haber actuado con la complicidad de gobierno del estado quien les garantiza impunidad, entre estos personajes se encuentra: Pedro y Nicolás Martínez Martínez, a quienes responsabilizamos de cualquier atentado que ponga en riesgo la integridad física y sicológica de los compañeros.

No es la primera ocasión que nuestros compañeros se les amenza y hostiga. En esta abundante lista de agravios en nuestros contra se encuentran distintos actos represivos a cargo del grupo paramilitar que acedia a las comunidades integrantes del FNLS en Ocosingo, varios heridos de bala, tres compañeros detenidos en Altamirano y la desaparición forzada del compañero Fidencio Gómez Santiz.

Ante esta cruzada represiva que se orquesta desde el Estado mexicano es imperioso las acciones políticas de masas, responder creativa y combativamente es un derecho al cual como masas explotadas y oprimidas no podemos renunciar.

Por enésima ocasión los responsables de este acto de terrorismo de Estado tienen nombre y apellido, Manuel Velasco Coello, Enrique Peña Nieto, Marcos Cansino; son estos los criminales de Estado quienes deben comparecer ante la justicia nacional e internacional, por ser en quienes recae la responsabilidad en cadena de mando del cometido de crímenes de lesa humanidad y violación sistemática de los derechos humanos.

¡Alto al terrorismo de Estado contra el movimiento magisterial-popular-estudiantil!
¡Alto al paramilitarización y militarización del país!

¡Por la unidad obrero, campesino y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Navegar por las