¡Alto al terrorismo de Estado contra el movimiento magisterial-popularl! FNLS

, por  Chiapas , popularidad : 5%

San Cristóbal de Las Casas, 4 de julio de 2016

A los familiares de las víctimas del terrorismo de Estado

A los medios de comunicación nacionales e internacionales

A los compañeros del magisterio democrático

A las organizaciones hermanas y solidarias

Al pueblo en general

¡Alto al terrorismo de Estado contra el movimiento magisterial-popularl!

Represión masiva y selectiva, múltiples crímenes de lesa humanidad e imposición de medidas político administrativas es el terrorismo de Estado; política del gobierno mexicano como pretende desgastar y acabar con la voluntad de luchar del magisterio democrático, así como la solidaridad inagotable de los diferentes sectores populares: estudiantes, amas de casa, campesinos, obreros y organizaciones populares.

Como Frente Nacional de Lucha por el Socialismo, repudiamos el ultimátum anunciado por Miguel Ángel Osorio Chong, repudiamos la salida policíaca-militar que el Estado mexicano pretende lanzar sobre el pueblo organizado y no organizado.

Y es que las bestias represivas actúan amparándose en las nuevas leyes fascistas, para reprimir salvajemente al pueblo que se solidariza con los compañeros trabajadores de la educación, una de tantas muestras de la manera en que se manifiesta el carácter sistemático y generalizado de la represión para impedir el avance de la organización de las masas trabajadoras y la exigencia en la defensa de la educación pública.

Sistematicidad manifiesta en los últimos hechos represivos suscitados en Nochixtlán, donde se cometió la masacre y el cometido de múltiples crímenes de lesa humanidad. Plan ejecutado por los depredadores del descontento popular, que no titubearon en masacrar al pueblo inerme, a hermanos de clase, movilizados y solidarios por la defensa de los derechos del pueblo.

De esa magnitud se instrumenta el terrorismo de Estado, la dimensión de los hechos expresa la necesidad de sobrevivencia de la burguesía como clase, la que impone el terrorismo de Estado a través del actuar de las fuerzas represivas.

Un ejemplo más del autoritarismo del gobierno mexicano ha sido su actitud de cerrazón en lo que concierne a la ley educativa burguesa y su derogación, ha insistido en que dicha ley no está a discusión, lo que reafirma de nueva cuenta su servilismo a la oligarquía.

Como hipócritas han sido sus palabras al “lamentar los sucesos en Nochixtlán”, cuando de su palabrería devela su cinismo, a juzgar por los acontecimientos mediante la actitud criminal de los policías federales, se ilustró con plomo y gas lacrimógeno la implementación de los planes del Estado y la oligarquía.

Así es como el gobierno mexicano y su locuaz Secretario de Educación, intentan imponer la ley educativa burguesa que a decir de su descaro arguyen que dicha ley es “(…) para el éxito y desarrollo de México en el siglo XXI”. Pero nos queda claro, que es un éxito y desarrollo para la burguesía y el Estado, más no para el pueblo que sale a las calles y plazas públicas para exigir mejores condiciones materiales de vida, a denunciar las consecuencias del terrorismo de Estado, condenar y exigir juicio y castigo por cada crimen de lesa humanidad…

La palabrería del Secretario de Educación y las amenazas del Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, expresan a tono con el del gobierno mexicano, quienes una y otra vez han anunciado con beneplácito la correspondencia ante los alaridos de la burguesía, que llaman a reprimir la solidaridad de las amplias masas populares hacía el movimiento magisterial-popular, hechos que desnudan los intereses a los que obedecen.

A la cruzada represiva, reiteran su servilismo el duopolio televisivo y de aquellas plumas que hacen del periodismo un engranaje de la maquinaria represiva que es el Estado, a diestra y siniestra criminalizan la lucha magisterial y popular, corean el griterío de la burguesía y el gobierno mexicano, arremeten así para dar salida represiva ante las justas demandas del pueblo.

Campaña represiva que recurren al engañoso argumento de daños a terceros, cuando son los primeros (la oligarquía), quienes exigen reprimir el descontento popular para garantizar y proteger su sagrada propiedad privada, expresión salvaje de la dictadura del capital.

De más derramamiento de sangre, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias, tortura, hostigamiento y persecución masiva y selectiva contra el magisterio democrático, organizaciones populares y el pueblo en general, será responsabilidad de los grupúsculos empresariales, el Estado y las estructuras policíaco-militares.

Entonces, ¿Qué le queda al pueblo ante el autoritarismo del Estado? ¿Qué hacer cuando las respuestas son plomo y gas lacrimógeno, desapariciones forzadas, hostigamiento, persecución, cárcel, amenazas, asesinatos, dilación, demagogia y cerrazón? La organización y resistencia popular combativa de las masas como su creatividad para la defensa de sus intereses.

Porque la defensa de la educación no es exclusiva de un sector, sino de todo el pueblo, por ello exhortamos al pueblo organizado y no organizado a no esperar que las consecuencias de las leyes neoliberales y el terrorismo de Estado se profundicen contra nosotros (los explotados y oprimidos) para sumarnos a esta exigencia.

El terrorismo de Estado es una realidad contra el movimiento magisterial-popular, por ende, exige de todo el pueblo, unidad para hacer frente a la violencia que tienen su génesis en el Estado y no en el pueblo inerme que defiende sus intereses, que el terror y el miedo se transforme en combatividad y determinación para luchar, porque está en juego el derecho a la educación pública de nuestros hijos, del pueblo.

La organización y la coordinación de los sectores populares en lucha por la defensa de los intereses populares, es una necesidad, nos convoca salir a las calles para exigir alto a los crímenes de Estado, ¡ALTO AL TERRORISMO DE ESTADO! Que en cada trinchera de lucha se denuncie las atrocidades del autoritarismo del Estado Mexicano.

En ese contexto de terrorismo de Estado, informamos que desde el pasado 13 de junio, el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo se sumó al plantón en solidaridad con los compañeros de la sección 7 y 40 de la CNTE y exigimos:

1. Alto a la represión contra el movimiento magisterial y popular.

2. Derogación de la ley educativa burguesa.

3. Libertad a los presos políticos.

De cualquier acto represivo responsabilizamos a:

Enrique Peña Nieto representante del Ejecutivo Federal, Miguel Ángel Osorio Chong Secretario de gobernación, Aurelio Nuño Secretario de Educación, Manuel Velasco Coello gobernador del estado, a los altos mandos policíaco-militares, que atente contra la integridad física y psicológica de cualquier integrante del FNLS y del movimiento magisterial-popular.

¡Alto al terrorismo de Estado!

¡Juicio y castigo a los autores materiales e intelectuales de los crímenes de lesa humanidad!

¡Presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos!

¡Presentación con vida de Fidencio Gómez Santis!

¡Por la unidad obrero, campesino y popular!

FRENTE NACIONAL DE LUCHA POR EL SOCIALISMO

Navegar por las