Denuncia urgente. Actos de hostigamiento, intimidación y represión ejecutados por los diferentes cuerpos policiacos, militares y de paramilitares contra el FNLS en Chiapas

, por  Chiapas , popularidad : 5%

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas a 23 de junio de 2016

A los medios de comunicación nacionales e internacionales.

A las organizaciones populares, democráticas e independientes.

A los organismos defensores de los derechos humanos.

Al pueblo en general.

Como Frente Nacional de Lucha por el Socialismo repudiamos y condenamos las severas consecuencias que provoca el terrorismo de Estado, política del gobierno mexicano que muestra con claridad su autoritarismo cuando las fuerzas represivas reprimen al pueblo organizado y no organizado y propagar el terror y paralizar el ímpetu combativo del pueblo en calles y plazas públicas en el contexto de la lucha del magisterio democrático y la incansable solidaridad del pueblo.

En este contexto denunciamos los actos de hostigamiento, intimidación y represión ejecutados por los diferentes cuerpos policiacos, militares y de paramilitares, que se han incrementado contra el FNLS en general y en particular de Chiapas:

HECHOS

El pasado 15 de junio en el municipio de Ocosingo, Lorenzo Sántiz López, Jorge Sántiz Gómez, Jesús Sántiz López, quienes conforman parte el grupo paramilitar que asedia a los compañeros de las comunidades del FNLS en ese municipio, nuevamente intentaron desaparecer o atentar contra la vida de otro compañero militante del FNLS, Calixto Sántiz López campesino tseltal del ejido Río Florido, a 20 metros de la iglesia de San Jacinto ubicada en el centro de la ciudad, frente a la papelería Ariana, aproximadamente a las 12: 30 horas del mediodía.

Mientras eso ocurría con el compañero, un helicóptero con franjas rojas, sobrevoló una ocasión en el área que comprende las comunidades integrantes del FNLS aproximadamente entre 11:45 y 12:05 del día, misma actividad realizada un par de veces el 17 de junio aproximadamente al mediodía. A estos sobrevuelos se suman los ocurridos el pasado 27 y 31 de mayo, en el marco del cierre de la Jornada Nacional de lucha: Por cada detenido desaparecido, indignación y una razón para luchar.

El mismo 15 de junio alrededor de las 9:37 de la noche el compañero transportista Álvaro Gerardo Cansino Pérez en compañía de su esposa e hijo en brazos, integrantes del FNLS, cuando pretenden regresar a su domicilio ubicado en Ocosingo tras realizar servicio especial de pasaje a la cabecera municipal de Altamirano, fueron objeto de persecución policíaca en el tramo Altamirano-Ocosingo a la altura del poblado conocido como Rancho Mateo.

En ese lugar se encontraban ocultos en ambos extremos de la carretera dos patrullas, una a cargo de la policía de tránsito de Ocosingo y otra por el comandante de la Policía Estatal Preventiva, acompañados de seis policías, además de la policía municipal de Altamirano y una camioneta blanca con cristales polarizados sin el sello de ninguna corporación policíaca, actuar que devela el actuar paramilitar de esos criminales.

Cuando el compañero se detiene para cuestionarles la razón de su presencia en el tramo, sin mediar palabra alguna inmediatamente con actitud violenta, forcejean la portezuela de su unidad del lado donde viajaba su esposa e hijo para amagarle e intentar detenerles arbitrariamente, desaparecerles o bien asesinarles.

Ante la actitud criminal de los sujetos, para defender a su familia el compañero decide retornar a la cabecera municipal de Altamirano, momento que emprenden la cacería contra el compañero. Antes de arribar al lugar a la altura del panteón se suma otra patrulla de la policía municipal de Altamirano, una vez que el compañero se detiene sobre la calle donde se ubica el domicilio de la compañera Blanca Estela Albores, culmina el asedio de los policías y cuestiona la causa de su actuar, los policías no respondieron absolutamente nada, momento en que el comandante de la policía sectorial da indicaciones de que se retirarán las otras unidades y los policías.

Estos hechos demuestran por un lado que con la implementación del mando único, el operativo conjunto policíaco-militar en coordinación con grupos paramilitares en Ocosingo y Altamirano, expresa el carácter sistemático y generalizado de la violencia de Estado y el terrorismo de Estado como política del gobierno mexicano dirigido contra el movimiento popular y al pueblo en general, para que desistan en todo proceso organizativo y frenar el descontento de los explotados y oprimidos, política que se materializa con la ejecución de crímenes de lesa humanidad y el frecuente hostigamiento recopilando información a través de teléfonos celulares en manos de policías vestidos de civil.

Por el otro, son acontecimientos que demuestran el plan represivo del Estado mexicano contra el FNLS, la fehaciente intención de ejecutar detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales; además pone al descubierto la sistematicidad con que pretende callar y aniquilar la organización del pueblo.

La simultaneidad con que el Estado mexicano a través de sus fuerzas policíaco-militares ejecutó las acciones represivas contra los compañeros, revelan la salida represiva con que pretende someter el avance de la organización popular como de su descontento en la región.

Altamirano y Ocosingo son cabeceras municipales donde existen presencia y arraigo del FNLS y hemos denunciado las atrocidades de las estructuras jurídicas, políticas y policíaco-militares del Estado cometidas contra compañeros transportistas, obreros y campesinos y al pueblo en general; y constituye la lucha por la defensa de los derechos populares, que en esencia es la lucha por defender el derecho a la vida y al trabajo.

Compañeros que además se han solidarizado con la exigencia de presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos y la libertad a los presos políticos y de conciencia del país, la defensa de las tierras, como la solidaridad con el magisterio democrático en lucha que resiste actualmente el embate brutal del Estado mexicano que a sangre y fuego intenta frenar la combatividad de los trabajadores de la educación y el pueblo.

De ahí que repudiamos y condenamos la barbarie con que intenta someter el derecho humano a la protesta, al trabajo y organización de los trabajadores de la educación como abiertamente ha sucedido en Tabasco, Michoacán, Oaxaca, Guerrero y Chiapas. Reiteramos de nueva cuenta nuestra solidaridad a los compañeros del magisterio democrático.

El Estado intenta destruir la organización de nuestro pueblo, es tarea de todos defenderla y hacer frente a la embestida del terrorismo de Estado, con la dispersión de las organizaciones no lograremos avanzar, tenemos necesariamente que buscar los mecanismos para coordinarnos, solo así detendremos y frenaremos la represión, proceso que nos hará avanzar cualitativamente en la lucha de los intereses populares.

Los responsables de la integridad física y psicológica por todo acto represivo en contra de los que militamos en el FNLS y de quienes somos parte del movimiento popular son:

Enrique Peña Nieto representante del Ejecutivo Federal, Manuel Velasco Coello gobernador del estado de Chiapas y los presidentes municipales de Ocosingo Héctor Albores Cruz y Altamirano Gerardo Moreno Aguilar, mando único y los altos mandos policíaco-militares.

¡Ni una lucha aislada más!

¡Alto al terrorismo de Estado contra el movimiento magisterial-popular!

¡Libertad a todos los presos políticos de conciencia en el país!

¡Presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos del país!

¡Presentación con vida de nuestro compañero Fidencio Gómez Sántiz!

Por la unidad obrero, campesina y popular

FRENTE NACIONAL DE LUCHA POR EL SOCIALISMO

Navegar por las