Pronunciamiento político: Lo que se vio en Nochixtlán, Oaxaca no fue más que la concreción de la política de terrorismo de Estado

, por  Ciudad de México , popularidad : 5%

Ciudad de México, a 20 de junio de 2016

A las víctimas del terrorismo de Estado
Al movimiento magisterial popular
A los medios de comunicación nacional y del extranjero
A las organizaciones populares, democráticas e independientes
A los organismos defensores de los derechos humanos
Al pueblo en general

Pronunciamiento político: Lo que se vio en Nochixtlán Oaxaca no fue más que la concreción de la política de terrorismo de Estado

Con argumento pueril y falaz el comisionado Enrique Galindo de la Policía Federal se escabulle de la responsabilidad de los hechos represivos y justifica la agresión con armas de fuego con la supuesta tesis de “infiltrados” en el movimiento magisterial popular. Nada nuevo existe en la política gubernamental, crear un supuesto ambiente de “inestabilidad” y en este caso específico, justificar el accionar de distintas armas de fuego que arrebataron la vida de 6 hermanos de clase.

Es inverosímil esta tesis, la violencia no emana del pueblo, han sido las mismas autoridades quienes condujeron hasta este momento de tensión popular ante la cerrazón a escuchar las justas demandas, ante la política de condicionar el diálogo si el magisterio democrático acepta la reforma educativa.

Las autoridades federales y estatales se pretenden curar en salud con el desgastado argumento que respondieron a la agresión de “encapuchados”; ahora resulta que los cuerpos represivos son las víctimas ante la actitud “radical” de las organizaciones del pueblo.

Es una mentira absurda la que esgrime el gobernador de Oaxaca Gabino Cué Monteagudo en los medios de comunicación al decir que organizaciones como el FPR, COMUNA son las que desde 2006 generan un clima de violencia. Con esto lo único que evidencia es la política de criminalización con la cual se pretenden ensañar aún más con el pueblo; advierte a la vez sobre quiénes se gesta la nueva oleada represiva.

Lo que se vio en Nochixtlán Oaxaca no fue más que la concreción de la política de terrorismo de Estado, una agresión directa donde se emplearon prácticas fascistas para intentar quebrantar la dignidad de lucha de todo un pueblo; el asesinato, la tortura, el impedimento de que los heridos del pueblo sean atendidos en hospitales, son métodos con los cuales no sólo se pretende “desalojar” una vía de comunicación.

El comisionado de la Policía Federal afirma que para cada situación la “policía federal está preparada para actuar”, ¿cómo se deben entender sus palabras? Es preciso decir que, cuando el pueblo defiende y lucha por sus derechos, los cuerpos policíaco militares utilizan métodos y prácticas contrainsurgentes, un ejemplo muy claro es la represión ejercida el día 19 de junio contra el movimiento magisterial popular de Oaxaca en Asunción Nochixtlán, San Pablo Huitzo, San Pablo Etla, lugares donde la Policía Federal, estatal y Gendarmería Nacional cometieron ejecuciones extrajudiciales, detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas, tortura…, en los hechos confirman la expresión del terrorismo de Estado, la concreción de crímenes de lesa humanidad contra el pueblo.

Resulta importante analizar la manera en cómo se refieren a los hechos represivos algunos medios de comunicación: “enfrentamiento”, “batalla campal”, “alteraciones a la paz pública”… y demás sofismas, que más que describir la realidad buscan crear una opinión donde se aquilate la opinión equilibrada de dos fuerzas.

Jamás se puede considerar un acto represivo como enfrentamiento, porque los del lado del movimiento popular magisterial no se está preparado para la confrontación, se es docente, campesino, ama de casa, etcétera, pero no represor; del otro lado, son las cuerpos especiales, hombres preparados para reprimir, en el manejo de armas y el combate, por lo tanto, llamar que se enfrentaron dos grupos se separa abismalmente de la verdad.

No nos equivocamos al sostener que mucha responsabilidad tienen quienes desde los micrófonos y páginas del sistema intentan tergiversar la realidad, porque desde el poder que les ampara a los medios de comunicación, se congratulan con la muerte de un profesor, de un activista o del pueblo en general.

Por más que pretendan distorsionar la realidad señores de los medios de comunicación que cobran regalías del Estado, por más que se repita la misma mentira para imponerla como verdad, al pueblo no se le podrá engañar ni ocultar a los verdaderos responsables de estos crímenes y de la política hambre y miseria.

Tan responsables de los muertos, los torturados, los encarcelados son los que desde la dictadura de opinión llaman a la aplicación de la violencia, como los responsables materiales e intelectuales de la misma. El pueblo tiene memoria y sabrá distinguir al amigo y al enemigo, a quienes se plegaron ciegamente a los intereses oligárquicos y condenaron las justas demandas populares a ser ahogadas a sangre y fuego.

Mientras los empresarios agrupados en la COPARMEX en Oaxaca en voz de su representante Benjamín Hernández se preocupan por sus “ganancias” y el turismo ante la festividad que se avecina, hoy viudas, hijos huérfanos, cientos de heridos, el futuro laboral incierto de miles de trabajadores de la educación, la privatización de la educación está en juego, pero, a los hombres de negocios sólo cuantifican sus pérdidas en capital, mientras el pueblo trabajador se le va la vida misma.

Por enésima vez, los responsables de esta situación de represión tienen nombre y apellido, son Enrique Peña Nieto, Miguel Ángel Osorio Chong, Aurelio Nuño, el comisionado de la PF Enrique Galindo, Gabino Cué Monteagudo, quienes deben comparecer ante la justicia por crímenes de Estado y violaciones graves a los derechos humanos.

Solidaridad incondicional al movimiento magisterial popular, es nuestra consigna que refrendamos ante la agudización del terrorismo de Estado. El pueblo trabajador tenemos el legítimo derecho a luchar y resistir creativamente.

Atentamente

¡Libertad inmediata de todos los presos políticos y de conciencia en el país!
¡Presentación con vida del activista político Fidencio Gómez Sántiz, de los luchadores sociales Gabriel Alberto Cruz Sánchez, Edmundo Reyes Amaya, Daniela y Virginia Ortiz, así como de todos los detenidos desaparecidos por el régimen!
¡Alto al terrorismo de Estado!
¡Alto a la criminalización de la pobreza y protesta popular!
¡Alto a la militarización y paramilitarización del país!

¡Por la unidad obrera, campesina y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Navegar por las