El FNLS y FEDEFAM condenan los abominables hechos represivos contra padres de familia y trabajadores de la educación en Oaxaca

, por  Ciudad de México , popularidad : 7%

Ciudad de México, a 19 de junio de 2016

A los trabajadores de la educación y padres de familia
A los medios de comunicación
A las organizaciones populares, democráticas e independientes
A los organismos defensores de los derechos humanos
Al pueblo en general

El FNLS y FEDEFAM condenan los abominables hechos represivos contra padres de familia y trabajadores de la educación en Oaxaca

Responsabilizamos de estos acontecimientos a Enrique Peña Nieto, Miguel Ángel Osorio Chong, Aurelio Nuño y Gabino Cué Monteagudo

El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) y la Federación Latinoamericana de Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (FEDEFAM), expresan su más enérgica condena por los acontecimientos represivos en contra del movimiento popular magisterial de Oaxaca, donde en una clara maniobra de terrorismo de Estado, la policía federal reprime brutalmente con armas de grueso calibre las acciones de protesta que mantenían padres de familia y trabajadores de la educación agrupados en la CNTE. El saldo nefasto de estos sucesos violentos, se contabilizan víctimas mortales, mártires de la lucha por los derechos del pueblo y varios heridos.

Estos hechos representan una agresión policíaca con métodos contrainsurgentes donde no fueron las acciones típicas “antimotines”, sino el accionar de distintas armas de fuego de alto calibre que cercenaron vidas del pueblo trabajador, entre los que se reportan son: Anselmo Cruz Aquino, fallecido de bala, Santiago Amatlán 33 años, Yalid Jiménez Santiago, 29 años, Santa María Apasco, Óscar Nícolas Santiago, de las Flores Tilantongo Nochixtlán, 21 años. Aquí está representado el carácter y esencia de Estado mexicano, antipopular, pro oligarca, pro fascista y represivo.

Los cuerpos represivos policíaco-militares, hoy encabezados por la policía federal descargaron todo su odio, cuales cancerberos del capital y se ensañaron contra el pueblo inerme, fueron padres de familia y militantes de organizaciones populares a quienes el Estado cobró la dignidad de luchar con lo más preciado, la vida humana.

¿Quiénes son los verdaderos criminales? ¿A quién procuran seguridad los cuerpos policíacos? Sin duda que hoy queda claro que los criminales de Estado visten casaca militar e insignias policíacas. En estos hechos se demuestra de manera fehaciente que los verdaderos responsables de miles de crímenes de lesa humanidad son los distintos cuerpos policíaco militares; estos elementos asesinan, disparan sin ningún miramiento contra hombres, mujeres, niños, sin el menor pudor, sin más objetivo que el garantizar la voracidad oligarca.

Ya estarán contentos quienes desde el poder inquisidor se colocaron como los más acérrimos defensores de la “democracia y la seguridad”, desde micrófonos y plumas exigían se hiciera prevalecer el “estado de derecho”. Ya deben sentirse satisfechos de ver correr la sangre del pueblo trabajador, de observar la manera en que se puede mutilar una vida con el sólo objetivo de hacer prevalecer la deidad de la propiedad privada, en hacer prevalecer la voluntad oligárquica.

¿A qué educación se decía defender? ¿Qué sistema educativo se defiende, el que educa para la liberación o para el sometimiento? Esta es la educación que se defiende desde el poder, la que pretende hacer de los hombres y mujeres dignos, una vil mercancía que se pueda cotizar al mejor postor con cualidades técnicas. Es la educación que se impone a base de toletes, balas y tortura, para hacer sujetos sumisos y dóciles a la explotación y la opresión.

¿Queda duda de los intereses que representa la reforma mal llamada educativa? No se pude reducir el problema a la existencia de buenos y malos maestros, a la falsa dicotomía de exigencias son justas, pero habría que “revisar” los métodos. Las balas y los muertos son reales. Son hermanos de clase que han pagado con lo más preciado que es la vida el luchar contra un régimen oprobioso, por lo tanto, justo es escalar en la creatividad popular combativa.

¿Acaso la policía federal sintió el menor remordimiento de ver caer sin vida a hijos del pueblo? ¿Acaso dudó un segundo accionar su arma en contra el pueblo inerme cuando recibió la orden se sus superiores? Desde luego que hoy no queda duda, que los que visten casaca e insignias policíacas han fijado su papel como los verdugos del pueblo; si es odio de clase el que siembran, ¿qué esperan cosechar?

Este es el diálogo al que tanto se hace alarde desde los políticos de oficio, esta es la respuesta que se otorga a las justas exigencias populares. Esta es la propuesta “innovadora” en educación del oligarca Claudio X. Gonzáles, este es el legado que pretende dejar este prominente “mexicano ejemplar” a las futuras generaciones de niños y jóvenes, una “propuesta” educativa manchada de sangre de docentes y pueblo trabajador.

Al pueblo no se le puede mentir eternamente y hoy la verdad sale a flote, estas reformas no representan en lo más mínimo al pueblo y sus intereses. Está claro que con la imposición de las reyes neoliberales quienes se ven amasando cuantiosas fortunas son los oligarcas agrupados en distintos consorcios empresariales, tales como “mexicanos primero” que encabeza Claudio X. Gonzáles.

Condenamos los abominables hechos represivos y responsabilizamos de estos acontecimientos a Enrique Peña Nieto, Miguel Ángel Osorio Chong, Aurelio Nuño y Gabino Cué Monteagudo de la integridad física y psicológica de los trabajadores de la educación agrupados en la CNTE y el pueblo solidario que resiste estoicamente ante estos agravios.

A los organismos defensores de los derechos humanos nacionales y del extranjero solicitamos la acción de sus buenos oficios para denunciar las graves violaciones a los derechos humanos por parte de los cuerpos policíaco-militares contra el pueblo inerme.

Ante la represión la acción combativa de masas. Desde nuestros espacios de arraigo refrendamos la solidaridad contra el movimiento popular magisterial.

Atentamente

¡Presentación con vida del activista político Fidencio Gómez Sántiz, de los luchadores sociales Gabriel Alberto Cruz Sánchez, Edmundo Reyes Amaya, Daniela y Virginia Ortiz, así como de todos los detenidos desaparecidos por el régimen!
¡Alto al terrorismo de Estado!
¡Alto a la criminalización de la pobreza y protesta popular!
¡Alto a la militarización y paramilitarización del país!

¡Por la unidad obrera, campesina y popular!

Federación Latinoamericana de Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Navegar por las