La detención arbitraria de los profesores Rubén Núñez Guinez y Francisco Villalobos Ricárdez es por motivos políticos

, por  Ciudad de México , popularidad : 1%

Ciudad de México, a 15 de junio de 2016

A los trabajadores de la educación de la CNTE
A los medios de comunicación nacional y del extranjero
A los organismos defensores de los derechos humanos
A las organizaciones populares, democráticas e independientes
Al pueblo de México

La detención arbitraria de los profesores Rubén Núñez Guinez y Francisco Villalobos Ricárdez es por motivos políticos

El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS), expresa su más enérgica condena por la campaña de represión que ejerce el Estado mexicano contra los trabajadores de la educación agrupados en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE); la detención arbitraria de los representantes magisteriales Rubén Núñez Ginés, secretario general de la sección XXII de Oaxaca y Francisco Villalobos Ricárdez, secretario de organización de esta sección es prueba irrefutable de la existencia de un estado de derecho que defiende los intereses de la oligarquía, porque desde éste se criminaliza y se fabrican delitos para castigar la convicción de lucha.

El carácter contrainsurgente del marco legal mexicano se observa de forma precisa en el modo en cómo se ejecuta esta detención, a todas luces arbitraria y sin más trámite son trasladados a penales de exterminio. Pero además es el botón de muestra de toda una estructura político-jurídica que cada vez más adquiere rasgos contrainsurgentes, porque su función y esencia es inhibir la organización popular en la exigencia de justas demandas.

A la par que se detiene a los representantes las bases magisteriales y el pueblo que se solidariza es víctima de la represión ejercida por los cuerpos policíaco-militares, como lo atestigua la represión en varios estados. Tabasco, por ejemplo, es la manifestación de la amplia solidaridad que se arraiga en el pueblo, pero, también muestra la respuesta represiva de los gobiernos en turno, independientemente de su jurisdicción o emblema partidista, todos se pliegan a los designios de la cúpula empresarial que encabeza el oligarca Claudio X González con su consorcio “Mexicanos Primero”.

Por enésima ocasión se hace indispensable sostener que la reforma, que se conoce como educativa no lo es, su esencia y razón no tiene nada que ver con la educación en México, es ante todo una reforma laboral-punitiva de carácter neoliberal, cuyo objetivo es privatizar la educación y convertir el derecho a la educación en un jugoso negocio para un reducido grupo de oligarcas, donde el acceso a la instrucción académica será una vulgar “oportunidad” con el rasero de solamente para quien pueda pagarla.

Los efectos de la reforma laboral-punitiva mal llamada educativa tiene la finalidad de entregar a manos oligarcas la educación de los mexicanos, donde de acuerdo con los estándares empresariales no será la formación integral del individuo, sino la formación técnico-administrativo para crear fuerza de trabajo calificada para la explotación, con la condición que sea acrítica y sumisa ante la opresión.

Esta es la esencia de la afrenta contra el pueblo, cuya verdadera magnitud se niegan a abordar en las cadenas de comunicación masiva. Desde los espacios oficiosos sólo se llama a ejercer la represión y se toma como criterio absoluto las opiniones de centros académicos de “gran importancia” como el Tecnológico de Monterrey ¿Con qué objetividad puede hablar alguien cuya preparación es dentro de los parámetros de la “competencia empresarial”? ¿Con qué propiedad se atreven a hablar quienes sin ninguna práctica docente sostienen “investigaciones” pedagógicas?

El criterio de verdad es ante todo una realidad objetiva, una práctica docente que a diario se enfrenta a una terca realidad que pone a prueba todas y cada una de las técnicas didácticas y pedagógicas. ¿Cómo enseñar donde no se cuenta con el mínimo necesario de infraestructura? ¿Cómo enseñar donde las condiciones de hambre y pobreza ponen a prueba la iniciativa y creatividad docente?

Mienten los personeros del Estado cuando afirman que el origen de la informidad de los trabajadores de la educación es la negativa a la evaluación; que es el empecinamiento de la CNTE a no mejorar la educación; que la verdadera intención de la reforma es en beneficio de los niños de México.

El manejo demagógico de voceros orgánicos al sistema de que el derecho de los niños a la educación está por encima del todos los derechos, por encima del derecho a la libre expresión de las ideas, es un absurdo, porque eluden que quien provocó esta situación de inestabilidad social fue el Estado mexicano al ejecutar su política entreguista a los intereses del imperialismo con las reformas neoliberales.

Resultan una verdadera bravuconería y pedantería las declaraciones hechas por el secretario de gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong y Aurelio Nuño, secretario de educación, donde sostienen que hay diálogo con el magisterio disidente siempre y cuando se “acepte” la reforma educativa, que una vez que se acepte se verá la forma de “adecuarla” a las necesidades particulares.

Según su lógica el diálogo es la sumisión y la negociación de rodillas, dar la espalda al pueblo y esperar pasivamente que el derecho a una educación pública sea negado para las futuras generaciones y convertido en un mezquino negocio empresarial. Dialogar para los señores representantes de la política interior del país y de la educación es el tolete, el encarcelamiento, la tortura y en general el terrorismo de Estado.

La realidad de represión por la que nos conduce el gobierno de Enrique Peña Nieto y los gobiernos sumisos estatales, nos demanda de las masas trabajadoras desplegar toda la creatividad para desarrollar las formas organizativas y metodológicas para hacer frente a esta política represiva.

No es con la inacción y la indiferencia como podremos frenar la espiral de violencia que prepara el Estado mexicano. Si la represión, toletes y la cárcel es real y concreta, real y concreta debe ser la respuesta; la combatividad debe permear entre el pueblo, porque ante la unidad de este no hay barrera infranqueable ni enemigo invencible.

Refrendamos una vez más nuestra solidaridad hacia los compañeros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación y a todo el pueblo movilizado en esta justa lucha, desde nuestros espacios de trabajo y arraigo este principio político se ha hecho presente sin aspavientos.

Responsabilizamos a Enrique Peña Nieto, Miguel Ángel Osorio Chong, Aurelio Nuño de la integridad física y psicológica de los representantes magisteriales recientemente detenidos, pero a la vez de todos los que hemos hecho presente nuestra voluntad de lucha en este movimiento magisterial-popular. Ante la represión y terrorismo de Estado, la generalización y combatividad en las acciones políticas de masas.

¡Libertad inmediata de los profesores Rubén Núñez y Francisco Villalobos Ricárdez y la de todos los presos políticos y de conciencia en el país!
¡Presentación con vida del activista político Fiedencio Gómez Sántiz y de los luchadores sociales Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya!
¡Presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos por el régimen!
¡Alto al terrorismo de Estado!
¡Alto a la criminalización de la pobreza y protesta popular!

¡Por la unidad obrera, campesina y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Navegar por las