Suma CNTE más adeptos a su causa

, por  Michoacán , popularidad : 1%

Sayra Casillas Mendoza
Lunes 13 de Junio de 2016

Morelia, Michoacán.- Este lunes, el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) expresó públicamente su rechazo, repudio y condena a lo que consideró una “escalada represiva” contra el movimiento democrático magisterial, y, propuso la conformación de un frente nacional que coordine acciones de masas para detener las medidas implementadas por el Estado.

La agrupación exigió que se respeten las garantías de la integridad física y psicológica de Rubén Núñez Ginés, secretario general de la Sección XXII en Oaxaca, y Francisco Villalobos Ricárdez, secretario de Organización, detenidos recientemente por cuerpos policiacos.

A través de un comunicado, responsabilizaron al presidente de la República, Enrique Peña Nieto; al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; y a los titulares de la Policía Federal y mando único de la “detención arbitraria” de los dirigentes mencionados, “ahora presos políticos”.

El FNLS se sumó a la exigencia de la liberación inmediata de Rubén Núñez y de Francisco Villalobos, y llamó a cerrar filas ante el incremento de la escalada represiva contra los sectores organizados y en lucha

“Estas detenciones arbitrarias de los dirigentes de la CNTE, demuestran la intensificación pro fascista de la violencia y terrorismo de Estado contra el movimiento magisterial, el cierre a espacios de diálogo, y la confirmación del autoritarismo y la tiranía como política de Estado”, externó.

El FNLS se sumó a la exigencia de la liberación inmediata de Rubén Núñez y de Francisco Villalobos, y llamó a cerrar filas ante el incremento de la escalada represiva contra los sectores organizados y en lucha, mediante la conformación de un frente nacional clasista, que articule y coordine acciones políticas de masas que detengan las acciones generadas por Estado.

“Estas detenciones son parte de la ofensiva implementada por el Estado como estrategia desarticuladora del movimiento magisterial, para imponer a sangre y fuego la reforma educativa, por lo que no nos sorprendería que más detenciones estén en puerta para tratar de debilitar al magisterio en lucha y forzarlos a negociar de rodillas”, agregó.

A fines del pasado mes de mayo, el Concejo Mayor de Cherán también hizo público su repudio a la violencia y el uso de la fuerza pública que desde su óptica ejerce el Estado mexicano. “No podemos quedarnos callados ante la violación de derechos humanos fundamentales, como la libertad de manifestación, de expresión y de libre tránsito”, indicaron, en alusión indirecta al desalojo de profesores indígenas en la Ciudad de México en las inmediaciones de la Secretaría de Gobernación, ese mes.

Expusieron que como representantes de la comunidad del municipio purépecha de Cherán están en contra de la Reforma Educativa “ya que, como política pública, violenta los derechos de los pueblos originarios, ello en razón de que dicha reforma no fue consultada en base a nuestros derechos como pueblos primeros, carece de bases pedagógicas y es una muestra clara del ‘epistemicidio’ hacia nuestras comunidades originarias; por el contrario, agudiza la indiferencia y desprecio hacia las mismas”.

El “epistemicidio” se entiende como la liquidación de algunas formas de aprender, crear y transmitir conocimientos-saberes comunitarios, ancestrales o los propios de ciertas culturas de naturaleza genuina.

Previamente, el Concejo Supremo Indígena de Michoacán se manifestó en contra de la Reforma Educativa, por catalogarla “excluyente”, pues consideró que una verdadera educación para los pueblos indígenas debe incluir los diferentes elementos culturales y educativos que están presentes dentro de las comunidades como la historia de las comunidades originarias, la organización comunal, la enseñanza y aprendizaje en el idioma materno, el conocimiento ancestral y oral, los trabajos y la experiencia comunal.

Ver en línea : Suma CNTE más adeptos a su causa

Navegar por las