Boletín de prensa de la OCEZ-FNLS San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, 04 de enero de 2013.

, popularidad : 11%

A los medios de comunicación y medios alternativos.

A las organizaciones hermanas.

A los defensores de los derechos humanos nacionales e internacionales.

Ante los últimos acontecimientos ocurridos en la región de Ocosingo-Altamirano, región en la que nuestro Frente Nacional de Lucha por el Socialismo tiene presencia política y arraigo popular, a través de nuestros compañeros de la Organización Campesina Emiliano Zapata (OCEZ), queremos expresar lo siguiente:

El Estado ha tenido la firme intención de exterminarnos, desde que nos conformamos como una organización con carácter independiente, haciendo valer nuestros derechos humanos y constitucionales por la vía de los hechos. Para ello, al igual que con el conjunto de las organizaciones populares en el país, y centrándose con nuestros hermanos zapatistas en Chiapas, instrumenta acciones contrainsurgentes en todas las esferas de la vida social, económica y política.

Desde el Estado, los gobiernos en turno se han empecinado a crear programas gubernamentales, políticas públicas, para generar la división entre nuestros mismos hermanos y compañeros, para posteriormente ejercer la represión en nuestra contra, característica gubernamental que ha ido en aumento, al constituirse un Estado policiaco-militar y elevando a rango constitucional la represión masiva y selectiva.

Desde la recuperación de las tierras en la región Ocosingo-Altamirano en la década de los 80´s hemos reiterado mediante gestiones y diversas movilizaciones nuestra firme decisión de legalizar nuestras tierras en posesión y usufructo, de ir resolviendo el rezago agrario. Pero desde los distintos gobiernos estatales y federales solo hemos recibido la indiferencia, engaño, dolo, y la imposición de la voluntad de grupos caciquiles y empresarios que han intentado despojarnos de nuestras tierras.

Han diseñado programas gubernamentales que sólo alientan y exigen la privatización de las tierras, como condición para la legalización. En este contexto hemos dirigido infinidad de documentos a la Secretaría de la Reforma Agraria, a la Procuraduría Agraria y el Tribunal Agrario para exigir nuestro derecho a vivir bajo el régimen ejidal, tal y como lo establece La Ley Agraria.

Ante nuestra firme intención de vivir bajo la colectividad ejidal, y organizarnos de manera independiente de las estructuras gubernamentales, los distintos gobiernos han intentado de distintas maneras despojarnos de la tierra y acabar con nuestra organización. La historia da cuenta de diversos desalojos violentos por parte de elementos del ejército federal, incursiones militares y policiacas para intimidar y crear terror en la población, encarcelamiento de compañeros y agresiones constantes por parte de grupos paramilitares que asolan la región.

Esta es la situación que priva en estos momentos en la región en la que vivimos quienes formamos parte de la OCEZ y el FNLS, con constantes ataques y agresiones por parte de los grupos paramilitares Los Petules y la ORCAO, quienes además tienen el apoyo de policías y militares que recorren la zona haciendo patrullajes, sirviendo de retaguardia de ellos. Así como constantes ataques y actos de intimidación:

El 26 de diciembre aproximadamente a las dos de la tarde un helicóptero color verde oscuro perteneciente al ejército federal, estuvo realizando vuelos rasantes a las comunidades El Carrizal, Rio Florido, del municipio de Ocosingo, integrantes de la OCEZ y a la comunidad Chulna, Ocosingo intimidando y aterrorizando a la población.

Los paramilitares siguen haciendo disparos todas las noches, aproximadamente a las 8 de la noche, como forma de ir intimidando y aterrorizando. Previo al sobrevuelo, días antes, el 24 de diciembre se comieron las vacas que se trabajan de forma colectiva.

En todas estas agresiones, ataques y terrorismo se han sumado paramilitares de la ORCAO, acantonados en la base operativa de “Los Petules”, comandados por Pedro López Rodríguez y Pedro López Sántiz, Lorenzo Sántiz López.

El 28 de diciembre aproximadamente a las 6:30 de la tarde, los paramilitares destruyeron la tranca de la entrada del ejido El Carrizal y han mantenido bloqueado la entrada, a 500 metros del crucero de entrada de la comunidad.

Sobre este crucero y entrada al ejido la policía estatal preventiva realiza patrullajes permanentes, como respaldo a los paramilitares que se encuentran acampamentados en El Nacimiento.

El 1 de enero de 2013 el grupo paramilitar estuvo vociferando el poblado de Cuxulja que se realizaría un desalojo por parte de elementos policiacos, militares y los paramilitares en el ejido El Carrizal, hacia nuestros compañeros de la OCEZ, integrantes del FNLS. En este desalojo el operador político Ignacio Sántiz, que reside en el poblado Cuxulja ha estado coordinando los paramilitares de la ORCAO y Los Petules, para actuar conjuntamente con policías y militares.

El día 1 de enero, elementos del servicio de inteligencia del gobierno, en un avión con características de un dron, sin hacer ruido alguno, sobrevoló la zona de Abasolo, en el cerro de Luchubaltic y se traslado a san Agustín para monitorear el cerro del Edén, aproximadamente a las 14:00 horas.

Un avión con las mismas características sobrevoló la ciudad de San Cristóbal aproximadamente a las 12:00 horas. Hasta este momento los paramilitares han robado el ganado colectivo del ejido.

En estos ataques y agresiones están involucrados Pedro López Rodríguez y Pedro López Sántiz, Lorenzo Sántiz López (como comandantes de los paramilitares); este último fue quien en un acto de provocación detonó las agresiones, al negarse a cumplir las normativas y acuerdos ejidales, ya que hasta inicios del mes de diciembre de 2012 vivía en el ejido El Carrizal, pero al hacerse del poder como comisariado ejidal empezó a actuar en contra de los principios como ejido y organización.

Estuvo impulsando la división de las tierras ejidales para entregárselo a los paramilitares de la ORCAO y Los Petules, fue degradándose al grado de no informar de los recursos económicos de los que hacía uso en sus actividades, corrupción. Cuando la asamblea definió que era necesario hacer el relevo de autoridades ejidales, porque así lo establece la Ley Agraria, se negó a realizar el relevo y se empecino a decir con las autoridades agrarias que seguía siendo el comisariado ejidal.

Una vez hez hecho el nuevo nombramiento por parte de la asamblea, Lorenzo Santiz López (ex comisariado) sale del ejido con su familia agrediendo a varios compañeros y demuestran el verdadero rostro, intenciones que tenían al irse directamente con las bandas paramilitares y reiniciar ellos ataques y agresiones con armas de alto poder, suministrados por el ejército y la policía.

El mismo fenómeno ha estado padeciendo nuestros compañeros de la comunidad Venustiano Carranza, integrantes de la OCEZ y del FNLS, quienes han sido agredidos por los paramilitares “Escuadrón de la muerte”.

La comisión de Manuel Velasco Coello se encuentra en el apoyo de las bandas paramilitares para que sigan operando en la región, con protección de policías y militares. El paramilitarismo es en esencia la punta de lanza para la represión en Chiapas, del cual el Güero Velasco hace uso e instituye como política de Estado para golpear y desarticular a organizaciones populares.

Responsabilizamos al gobierno del estado Manuel Velasco Coello, a Enrique Peña Nieto, a Javier Coello Trejo, a Pedro López Rodríguez y Pedro López Sántiz, Lorenzo Sántiz López (como comandantes de los paramilitares) de la integridad física y psicológica de nuestros compañeros del ejido El Carrizal, de las comunidades que integran la OCEZ y de cada uno de los formamos parte del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo.

A los organismos defensores de los derechos humanos hacemos el llamado a que en la medida de sus posibilidades puedan acompañarnos a una caravana de observación en el lugar de los hechos para poder documentar lo sucedido y dar cuenta a la opinión pública de las agresiones perpetradas por los paramilitares. Quienes así lo hayan decidido dejamos a disposición el presente correo electrónico: fnls2010@gmail.com

Exigimos al gobierno del estado:

La reubicación y desarticulación de la banda paramilitar “Los Petules”, que se encuentran a 1 km aproximadamente del centro poblacional del ejido “El Carrizal”, municipio de Ocosingo.

Desarticulación de las bandas paramilitares que asolan la región e imponen el terrorismo a los pobladores.

Cese a la represión y respeto al derecho de posesión y usufructo de las tierras que fueron recuperadas desde hace 3 décadas.

Navegar por las