PUEBLOS INDÍGENAS: LA LUCHA POR LA TIERRA, POR LA DEFENSA DE SU CULTURA Y COSTUMBRES. Huasteca y Sierra Oriental a 10 de Diciembre de 2012.

, popularidad : 4%

64 Aniversario la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas ONU

Los pueblos indígenas seguimos en la marginación, opresión, discriminación, solo se acuerdan de nosotros en tiempos electorales después todo funcionario del gobierno se olvida de nosotros. Si nos organizamos para trabajar en comunidad o colectivo y sobrevivir nos tratan de subversivos o criminales por defender nuestros derechos y cada vez el gobierno nos reprime, persigue y encarcela, asesina o desaparece.

Con la lucha de los pueblos y la recuperación de las tierras comunales logramos expulsar a los caciques de las haciendas, tantos crimines cometieron contra las comunidades indígenas, violaciones a las mujeres e hijas, aprovechando la protección del gobierno. Actualmente están agasajados en el poder político en los municipios y en los estados. Antes estaban protegidos por pistoleros a sueldo, tenían bien formados sus propios ejércitos, todos cargaban armas largas de alto poder y pistolas en el cinto para someternos a trabajos forzados, el ejército y la policía jamás hizo algo para protegernos o desarmarlos, por el contrario se sentaban juntos a convivir en las haciendas con los caciques y los pistoleros todos armados; jamás se nos hizo justicia por los atropellos que sufrimos; los indígenas siempre hemos estado desprotegidos. Es así como fuimos conociendo la clase de la gente que nos gobierna.

En estos tiempos, los que antes eran pistoleros a sueldo hoy son capacitados militarmente y van formando bandas paramilitares para actuar con toda impunidad en las comunidades masacrando a luchadores sociales, protegidos por autoridades gubernamentales, en el caso de las huastecas más de 200 indígenas asesinados o desaparecidos solo por defender sus tierras.

Hoy, los caciques se apoderaron de los puestos políticos y nos gobiernan de acuerdo a sus intereses y están protegidos por la policía y el ejército y nos siguen engañando con sus programas de apoyo que no resuelven nuestra pobreza y nuestra hambre, sólo nos dividen y nos ponen a pelear entre nosotros en las comunidades y con nuestras mismas familias, porque a unos les dan y otros no les dan y nos lo quitan en cualquier momento cuando se les da la gana, con ese miedo nos mantienen callados, tememos que nos quiten el apoyo y es por eso la gente casi no habla ni denuncia los maltratos, la discriminación, esterilización forzada, la prepotencia de personal en las clínicas o centros de salud, así mantienen a las comunidades controladas y manejadas de acuerdo a intereses políticos y económicos de funcionarios públicos y seudo-dirigentes de las centrales oficialistas.

Por sólo recuperar nuestras tierras, que por derechos nos pertenece, los caciques nos acusaron de criminales, agitadores profesionales, generadores de violencia y de ser guerrilleros, pidieron apoyo al gobierno y este nos mandó a reprimir con más de quince mil efectivos del ejército federal a fínales de los 70s y principios de los 80s. Casas cateadas y saqueos de nuestras pertenencias y fueron detenidos, encarcelados en la diferentes cárceles del Estado de Hidalgo, más de 500 compañeros indígenas. Algunos de ellos quedaron lisiados de por vida por la tortura a que fueron sometidos por la policía judicial y el ejército federal para que se declararan culpables de los delitos que se le imputaban.

Hermanos nuestros, la situación no ha cambiado sigue peor, la política del gobierno está encaminada al fascismo, sólo tienen justicia los que tienen con que pagar, los pobres sólo tenemos injusticias. Las cárceles están llenas de pobres, muchos privados de su libertad sin delito alguno o por delitos inventados por los mismos encargados de impartir justicia, solo por exigir que respeten sus derechos humanos y constitucionales.

En la Huasteca de la Zona Norte de Hidalgo y Veracruz, los indígenas siguen luchando por liberarse no solamente de la explotación, opresión y discriminación, sino de la ignorancia que aun prevalece en las comunidades. El CODHHSO, se esfuerza para dar talleres de capacitación en derechos humanos para que nuestros jóvenes conozcan sus derechos fundamentales, tanto de D. H. como los derechos constitucionales, para que se defiendan mejor y obliguen a los funcionarios a que cumplan con su deber de proteger, garantizar y respetar los derechos fundamentales, conozcan la política gubernamental, lo que dicen los funcionarios de sus programas y la realidad de la vida de los indígenas, es decir, lo que hablan y lo que hacen son casos muy diferentes.

Hoy en día los jóvenes siguen participando en los talleres de capacitación de D.H. y otros dan talleres en sus comunidades para que la gente conozcan que son los derechos humanos tanto universal y específicos.

Hoy nos sorprende, que el gobierno los cataloga de subversivos que se están preparando para delinquir, es decir, educarse y tener conocimiento pleno de sus derechos fundamentales ya es un delito, criminaliza cualquier cosa que no sea de su conveniencia para que en cualquier momento por ese pretexto va ha reprimir.

El conocimiento de sus derechos es para que la juventud participe en la toma de decisiones en sus comunidades entre hombres y mujeres para el desarrollo de los trabajos comunitarios y no para delinquir; para que decidan sobre cómo quieren vivir, cómo quieren ser gobernados; para que ya no esperen que otros les impongan lo que tienen que hacer. A través de la lucha organizada han logrado obtener algunas de sus demandas, como: liberarse de los caciques (patrón), recuperación de su cultura que cada día se pierde, la construcción de escuelas, centros de salud, carreteras, etc. Aún las comunidades se siguen organizando la consigna es: “liberarse del yugo del capitalismo”. Es decir, las organizaciones independientes que surgieron en la década de los 70s y 80s, han retomado la lucha por un sistema socialista, donde los medios de produccion sean de la clase trabajadora, sin patrones y sin discriminación.

Porque, en el actual sistema se habla mucho de la democracia y beneficios, pero en la realidad es una democracia burguesa, sin beneficios para el pueblo. El gobierno no es del pueblo, es de los capitalistas (Tominpiani), no es un gobierno de los trabajadores o de los pobres, es de lo ricos; es por eso que, cuando los pobres exigen justicia y más salario de manera organizada los acusan de criminales y los encarcelan ya que perjudican los intereses económicos y políticos de los empresarios que controlan el poder político del país. El gobierno no representa el pueblo sino a los de la oligarquía nacional, aliados del imperialismo norteamericano, (Papá Gringo).

Hoy nos confunden con el combate a la delincuencias organizada y el narcotráfico, no es otra cosa más que una forma de sembrar el terror y zozobra en nuestras comunidades para que la gente no se organice y no pueda protestar por las violaciones a sus derechos humanos y constitucionales y si lo hace son acusados de aliados con la delincuencia organizada y de noche a la mañana los luchadores sociales los hacen culpables de cualquier delito que las inventan, mientras que los verdaderos delincuentes están libres, posesionados en los diferentes puestos políticos y protegidos por el sistema.

Con las nuevas políticas de gobierno, colombianizan a nuestro país. Cualquier luchador social que es detenido, para justificar y hacer culpable de cualquier delito los relacionan con el crimen organizado. En Colombia cualquier luchador social cuando es detenido y asesinado, para justificar su muerte, dicen que murió en enfrentamiento con el ejército y lo visten de guerrillero, así criminalizan las luchas sociales.

En las campañas electorales gastan millones de pesos y hacen como que ganan a través de los votos, para nosotros es una gran mentira, Falso; no ganan por los votos sino por dinero. Somos testigos en las elecciones se reparten despensas, dinero para que la gente vote, los seudo-dirigentes en las comunidades marginadas y municipios, piden despensas y dinero y organizan a la gente a través de amenazas, si no votan ya no tendrán apoyos gubernamentales, los arrastran a votar por un candidato que paga mejor, de esta manera los dirigentes viven a costillas de la gente y las elecciones las han convertido en un gran negocio.

Para los indígena organizados dignos en la lucha de las diferentes regiones, las elecciones ya no son creíbles, ni en los candidatos, porque todos son impuestos y nunca son elegidos desde las comunidades o centros de trabajos, siempre, cuando nos damos cuenta ya andan en campaña y sin saber quien lo nombró o de donde viene, mucha gente no los conoce. Esto no es justo ni es democracia.

Es lamentable vivir en un país con más de 100 mil asesinados y desaparecidos, que deja el gobierno saliente, los derechos humanos violados. Ninguna institución del gobierno los respeta ni garantiza. Vivimos completamente desprotegidos por un gobierno ilegitimo que se resiste a poner fin las matanzas y desmilitarizar el país y no se siente seguro sin las fuerzas armadas porque no representan los intereses del pueblo trabajador y los marginados de las zonas rurales.

El nuevo gobierno que tomó posesión el día primero de diciembre encabezado por el Lic. Enrique Peña Nieto, inicia una nueva administración federal con una represión contra los manifestantes estudiantiles, magisterial y organizaciones independientes inconformes de la imposición. En lugar de respetar la protesta, los reciben con un cerco policiaco militar, con gases lacrimógenos y disparos de balas de goma que hirieron gravemente a algunos de los manifestantes como es el caso de Juan Francisco Kuy Kendall, integrante del colectivo cultural de la otra campaña, en las inmediaciones de la cámara de diputado de San Lázaro. Fue ingresado al Hospital Central de Polanco de la Cruz Roja Mexicana; el estudiante de la UACM Uriel Sandoval perdió el ojo derecho por una bala de goma disparada por la policía, más de 70 detenidos entre alumnos y maestros académicos. Nuestro comité condena la agresión y exige a las autoridades competentes intervengan e investiguen y castiguen a los culpables.

Instamos a las organizaciones de la sociedad civil y las organizaciones populares, a las organizaciones defensores de los derechos humanos que no queden callados ante la ola de violencia institucional ejercida por el estado mexicano contra luchadores sociales, unir nuestros esfuerzos y voces y juntos exijamos al nuevo gobierno y sus instituciones que respeten la libre manifestación y de todos los derecho humanos estipulados en los tratados, convenio internacional y constitucional, que cumplan con sus obligaciones de garantizar, proteger y respetar a los derechos fundamentales del ser humano.

Decimos, ya basta de tantos engaños y de crimines de lesa-humanidad, es hora de reflexionar y accionar de manera organizada mujeres y hombres dispuestos a cambiar la forma de vida y de gobierno, unifiquemos esfuerzos y exigamos justicia para las victimas del primero de Diciembre, los familiares de los más de 100 mil asesinados y más de 40 mil detenidos-desaparecidos en la guerra de Calderón, por el respeto de los derechos humanos y la presentación de los detenidos y desapariciones forzadas de Edmundo Reyes Amaya, Gabriel Alberto Cruz Sánchez, Francisco Paredes Ruiz, Daniela y Virginia Ortiz, Lauro Juárez y los cientos y miles desapariciones forzadas de mujeres de Ciudad Juárez Chihuahua y de más Estados de la republica mexicana.

¡¡EXIGIMOS LA PRESENTACIÓN DE LOS DESAPARECIDOS FORZADOS POR MOTIVOS POLÍTICOS!!

¡¡QUE LOS MILITARES REGRESEN A SUS CUARTELES!!

¡¡CESE LA REPRESIÓN CONTRA LUCHADORES SOCIALES!!

¡¡RESPETO A LOS DERECHOS HUMANOS!!

¡¡CASTIGO A LOS FUNCIONARIOS QUE VIOLAN LOS DERECHOS HUMANOS!!

ATENTAMENTE

“EL EJERCICIO DE SUS DERECHOS FUNDAMENTALES

DEVUELVEN AL HOMBRE SU VERDADERA DIGNIDAD”

Comité de Derechos Humanos de las Huastecas y Sierra Oriental.

CODHHSO

Navegar por las