Ponencia. Tortura en Chiapas : método de investigación en el gobierno morenista de Rutilio Escandón Cadenas

, par  Ciudad de México , popularité : 2%

Ciudad de México a15 de octubre de 2020

Un problema grave en la actualidad en el estado de Chiapas es la tortura, doblemente grave lo convierte la impunidad que prevalece en los casos a pesar de las diversas denuncias y recomendaciones de organismos de derechos humanos donde se señala a funcionarios del gobierno estatal, concretamente elementos de las corporaciones policíacas y de la Fiscalía General del Estado (FGE) como autores materiales e intelectuales de dicha práctica.

Que sean funcionarios de las instituciones de “seguridad” los señalados en la mayoría de las denuncias de tortura, es la expresión de que su cometido emana de las estructuras gubernamentales, es decir, que es planeado y objetivado por el Estado con un doble objetivo, castigar a quien ejerce crítica política contra el régimen y cómo método de investigación policíaca.

Cuando los policías saben que tienen la venia del Estado para torturar, lo cometen de manera generalizada al menos que haya una indicación de sus superiores de hacerlo de manera selectiva. Veamos un ejemplo reciente :

1.- El 13 de marzo de 2019, Jonny Ronay, joven de 21 años de edad fue detenido en un retén policíaco a las afueras de la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, fue detenido por siete agentes vestidos de civil y armados, lo trasladaron a la fiscalía de Alto Impacto. Ahí fue sometido a castigos físicos como mantenerlo arrodillado, le vendaron los ojos, intensificaron la tortura fisca : cachetadas, tablazos en piernas y costillas, golpes con un trapo enrollado en la mano, asfixia con agua y toques eléctricos, lo sometieron a un interrogatorio con el objetivo de inculparlo de robo, después de homicidio.

Al siguiente día la fiscalía lo presentó públicamente con un arma de grueso calibre y como miembro de una banda delincuencial. (fuente : https://lasillarota.com/estados/en-chiapas-la-tortura-proviene-de-agentes-de-la-fiscalia-estatal-chiapas-tortura-agentes-elementos/406772).

Este casó manifiesta muy bien el modus operandi de la policía, otro caso más que ilustra lo dicho es la tortura a la que fue sometido un comerciante en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, quien fue hospitalizado debido a los golpes, hasta la fecha se encuentra detenido injustamente.

El carácter selectivo de la tortura se manifiesta cuando es dirigido a integrantes de organizaciones populares, aquí los tratos crueles y degradantes buscan infringir daño al sujeto consciente a manera de castigo por su práctica política e intentar hacer que desista de la organización, también, para obtener información y generar las condiciones para nuevos actos represivos.

Los ejemplos más ilustrativos son la de nuestros compañeros Javier González Díaz y Armando Hernández Sánchez, el Comité Popular en Defensa de los Derechos Humanos (COPODDH) documentó la tortura a la que fueron sometidos, el método de tortura utilizado por la policía es el siguiente :

La tortura se da tanto en el proceso de detención como durante la reclusión.
Durante su detención :

  • Detenidas por personas vestidas de civil.
  • Estos conducen autos no identificados y no cuentan con una orden judicial ni informan de los motivos de la detención.
  • La detención va acompañada de golpes, insultos y amenazas.
  • Son conducidas con los ojos vendados a sitios que desconocen, donde continúan las torturas, combinan : golpes con puños, pies y palos
  • Introducción de la cabeza en botes de agua para intentar asfixiar.
  • Transcurrieron horas sin que se informara de su paradero, mismo tiempo que se tardó para que lo presentaran ante la autoridad ministerial o judicial.
  • Fueron presentadas ante medios de comunicación como delincuentes, sin que exista sentencia condenatoria, lo que constituye en sí trato degradante.
    Después de su detención :
  • En los CERSS son obligados a trabajos forzados
  • Amenazados de muerte
  • Extorsionados con pagar cantidades de 5 a 10 mil pesos
  • Sometidos a golpes e insultos
  • Baños de agua fría en la madrugada
    Amenazas de golpes y muerte por la movilización de sus familiares y organización quienes exigen su libertad. (Fuente : https://drive.google.com/file/d/1gJuowrDlSOU20MCyOfj6xt6666e3hkPJ/view)

El aumento de casos de víctimas de este flagelo ínsita a la investigación y documentación por parte de periodistas, investigadores, organismos independientes de derechos humanos para conocer causas, consecuencias y proponer alternativas para detener y erradicar estas prácticas.

Los análisis con mayor éxito han sido las que hacen uso de la ciencia marxista en el estudio de la sociedad, en esta definimos la tortura como elemento de la violencia de clase que se ejerce contra el pueblo cuyo objetivo es detener la organización y protesta popular. Los testimonios, la documentación de los casos dan prueba de ello.

Los castigos físicos y psicológicos han estado presentes en la historia de la humanidad en estrecha relación con la división de la sociedad en clases sociales, la clase dominante impone su dominio y somete a la otra clase por medio de la violencia incluida la tortura.

Por ejemplo, en la sociedad esclavista, concretamente en Roma, la ley establecía que sólo los esclavos podían ser torturados si eran acosados de un crimen, en Grecia, los propietarios de esclavos tenían el derecho de torturar a sus esclavos cuando sospechaban que eran culpables de delitos contra la propiedad (privada).
En este tiempo los castigos pretendían evitar una rebelión de esclavos contra el esclavista, eran capaces de asesinar con tortura a un ser humano por su condición de esclavo a manera de ejemplo para otros esclavos.

Durante la época feudal se perfeccionó la tortura, fue aplicado con mayor intensidad hacia quienes cuestionaban el régimen monárquico, quienes buscaban desarrollar la ciencia, el arte y la cultura. Fue el método que por excelencia atemorizó a toda la sociedad y que derivó en un largo período de tiempo denominado por los historiadores cómo el oscurantismo.

En el capitalismo, modo de producción que rige en la actualidad, la clase dominante, es decir, la burguesía a través de su órgano de explotación, el Estado, mantiene esta práctica, sólo que ahora de manera velada y maquillada con tratados y acuerdos internacionales y de derechos humanos que plantean que los Estados deben garantizar que ninguna persona sea sometida a tratos crueles e inhumanos.

En el caso mexicano, a pesar de que el Estado ha firmado y ratificado diversos tratados anti tortura, o que la propia Carta Magna plantea la protección de los mexicanos ante este flagelo, la realidad es que existen cientos de casos.

Los responsables gozan de impunidad, las víctimas son revictimizadas, lo que convierte a la tortura en política de gobierno. En Chiapas es más evidente esto, por ejemplo, la Fiscalía General del Estado a pesar de las diversas denuncias de tortura, la mayoría de casos no han sido resueltas, en otras palabras, se encarga únicamente de dar carpetazos.

El Fiscal Jorge Luis Llaven Abarca, es acusado de cometer actos de tortura, cuando era agente de Ministerio público en la década pasada, en vez de ser investigado y castigado fue premiado con un puesto mayor, hoy en su papel como fiscal la tortura se ha convertido en una práctica recurrente.

Para el Fiscal infringir daño físico y psicológico a las personas no estriba únicamente en castigarlos por su forma de pensar como lo hizo contra nuestros compañeros Javier y Armando, sino que busca obtener información para planear nuevos actos represivos.

En el caso de Armando Hernández, los policías le presentaron fotografías con rostros de personas, los golpeaban para que los identificara y diera información sobre ellos, lo mismo sucedió con Javier, mientras era torturado le exigían que diera los nombres de los representantes de su comunidad.

Javier presentó un mayor daño físico, secuelas que hasta la fecha le afectan, visibilidad borrosa, dolores musculares, dolores frecuentes de cabeza. Para ocultar este crimen el fiscal protege a los responsables con la no investigación de esa tortura.

El conjunto de estos hechos indica que nos enfrentamos a un gobierno represivo, que cuenta con la anuencia del gobierno federal en tanto que a este nivel también se niega el acceso a la justicia, la FGR quien conoce los casos de igual modo ha sido omisa.

La ciencia del marxismo cómo lo dijimos, presenta la alternativa sobre qué hacer ante la violencia de clase, y ésta es la organización y la resistencia popular combativa que se traduce en la denuncia, acciones políticas de masas que con el tiempo vaya creciendo y desarrollándose hasta lograr suprimir las clases sociales y construir una sociedad sin explotados, ni oprimidos, sólo así hay garantía de terminar con la violencia contra el pueblo en todas sus formas y expresiones.

Atentamente
¡Por la unidad obrera, campesina, indígena y popular !
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
FNLS

Navigation