PRONUNCIAMIENTO: CONMEMORACIÓN DEL DÍA NACIONAL DEL HÉROE POPULAR RÍO FLORIDO, CHIAPAS, 19 DE NOVIEMBRE DE 2012

, popularidad : 2%

El día 18 de noviembre, conmemoramos EL DÍA NACIONAL DEL HÉROE POPULAR, en la comunidad RÍO FLORIDO, CHIAPAS. Fue dedicado al revolucionario RICARDO FLORES MAGÓN, anexamos pronunciamiento.

El Magonismo y su impacto en las luchas populares en México

El 21 de noviembre de 1922, murió Ricardo Flores Magón, quien fue un gran revolucionario cuyo pensamiento avanzado lo llevó a crear las condiciones necesarias para impulsar la lucha revolucionara en el país.
La dictadura porfirista sentaba las bases para el desarrollo del capitalismo, la entrega del país en manos de empresas norteamericanas e inglesas, mediante la tecnificación de los medios de comunicación terrestre y la industrialización del país.
La imposición de las relaciones sociales capitalistas mediante la violencia, generó las condiciones para la participación masiva del pueblo mexicano en las rebeliones e insurrecciones armadas en el campo y la ciudad, conformándose núcleos de dirección política para impulsar acciones de autodefensa, con un claro interés popular que caracterizó a la Revolución Mexicana.
La Revolución Mexicana conoció a uno de los hijos del pueblo con la más alta sensibilidad humana, una gran consecuencia, con conciencia de clase que estuvo a la altura de las circunstancias de los acontecimientos históricos, colocándose como el ideólogo de las sublevaciones y protestas en el campo y la ciudad, siendo él un intelectual revolucionario en toda la extensión de la palabra, Ricardo Flores Magón.
Ricardo Flores Magón, inició su actividad política como líder estudiantil participando activamente en manifestaciones, una de ellas en mayo de 1892. Un luchador social que se caracterizó por su denuncia contra la mala administración de la justicia, contra la dictadura porfirista, así como los horrores e injusticias durante el porfiriato, defensor de los trabajadores del campo y la ciudad.
Durante un discurso antiporfirista en 1901, en el primer Congreso Liberal, fue arrestado, lo que le valió tanto a él y su hermano Jesús Flores Magón ser acreedores de las llamadas “bartolinas de abajo”, de la cárcel de Belén. Este lugar era el castigo máximo hacia la disidencia política, un sitio con agua fétida, oscuro y mal oliente. Su madre, Margarita Magón, estando enferma fue visitada por un representante del gobierno intentando persuadirla de que convenciera a sus hijos de no continuar con su lucha contra el gobierno, a cambio se comprometía Porfirio Díaz de liberarlos. La respuesta de ella fue contundente: “Diga al presidente Díaz que escojo morir sin ver a mis hijos. Y lo que es más, dígale esto: prefiero verlos colgados de un árbol o en un garrote a que se arrepientan o retiren nada de lo que han dicho o hecho”.
Esta actitud o respuesta de Margarita Magón, da cuenta de la convicción política, la ética y el compromiso con el pueblo desde la educación brindada en la familia de los Flores Magón.
Como ideólogo revolucionario fue capaz de impulsar una agitación y orientación política al pueblo en sus diferentes sectores, mediante la publicación de periódicos, medio por el cual unifico diferentes posiciones políticas que permitieron una participación organizada en cada acción política, que sufrieron la censura y destrucción física, pero que no mermo los ánimos no conciencia férrea de Ricardo y sus compañeros de lucha.
Uno de los periódicos donde expresó sus ideas fue en el “Regeneración”, el cual fue censurado y posteriormente retomó el diario “El hijo del Ahuizote”, siendo los hermanos Ricardo y Enrique Flores Magón los responsables de su publicación. En la dictadura del porfiriato 42 periódicos fueron censurados, una etapa de la historia mexicana donde la represión cobró saldos fuertes hacia la disidencia política y a la libre expresión con más de 50 periodistas encarcelados.
Durante el porfiriato padeció la represión en carne propia, sorteando los peligros que implicaba la organización de núcleos políticos que desarrollaran la autodefensa como legítimo derecho ante las condiciones autoritarias y represivas de la dictadura, que sofocaba a sangre y fuego cualquier descontento social.
La huelga obrera de Cananea en Sonora en 1906, y la rebelión obrera Rio Blanco en Veracruz en 1907, dan cuenta de la participación y organización de Partido Liberal Mexicano (PLM), así como decenas de insurrecciones campesinas, en todo el país, siendo la única organización que mantenía la actitud más combativa y congruente con las causas populares, enfrentando en la mayoría de los rincones a la dictadura porfirista.
El Partido Liberal Mexicano fue la expresión organizada por la cual Ricardo Flores Magón dirigía la defensa, ofensiva y lucha contra la dictadura, con una actitud antiimperialista, rebasando las fronteras del norte del país para combatir a los cuerpos represivos norteamericanos.
La historia oficial y afín al sistema ha querido presentar a Ricardo Flores Magón como un simple precursor de la Revolución Mexicana, diluyendo el papel de ideólogo y más alto revolucionario de su tiempo.
Magón es ejemplo de lucha, en la que hoy rendimos honores y reivindicamos su pensamiento y congruencia política, héroe popular que ha dado a la historia los más altos valores que deben emularse en el movimiento popular.
Un luchador, un pensamiento que no podemos dejar de lado por el papel que jugó en los procesos organizativos en nuestro país.

¡¡Viva el pensamiento magonista mexicano!!

Navegar por las