Denuncia pública: Paramilitares nuevamente realizan disparos contra compañeros de la comunidad El Carrizal

, por  Chiapas , popularidad : 2%

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas a 14 de junio de 2020

A los organismos defensores de los derechos humanos
A los medios de comunicación
A las organizaciones democráticas e independientes
Al pueblo en general

Es evidente la comisión que las autoridades municipales y estatales dan al grupo paramilitar “Los Petules”, a pesar de nuestras denuncias por la constante agresión a nuestros compañeros que derivó los días 9 y 10 de junio en una detención ilegal, arbitraria y violenta, no existe ni un intento del gobierno estatal por castigar o enjuiciarlos como autores materiales de los crímenes, por el contrario, los paramilitares nuevamente realizan disparos contra los compañeros habitantes de la comunidad El Carrizal.

Luego de la liberación el día de hoy de nuestros compañeros Carlos López, Angelina Sántiz y Enrique Herrera, a través de la intermediación y testigos la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la Comisión de Pueblos, el Vicario de la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas y del Párroco de Oxchuc, regresaron a sus comunidades alrededor de las 2:00 de la tarde.

Por su parte, “Los Petules”, luego de entregar a nuestros tres compañeros, regresaron sin incidentes aproximadamente a las 11:40 de la mañana de la ciudad de San Cristóbal de Las Casas a El Nacimiento y San Marcos, lugares donde tienen instalado su campamento, sin embargo, a las 3:30 de la tarde comenzaron a realizar disparos hacia la comunidad de El Carrizal.

Esta actitud la podemos entender no sólo como una provocación u hostigamiento paramilitar, sino, muy probablemente, luz verde desde las autoridades municipales y estatales de mantener y continuar su agresión en contra de quienes integramos el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS). Con ello se evidencia que por omisión y comisión de las autoridades estatales, “Los Petules” se ven coberturados y fortalecidos; en lugar de ser castigados por sus crímenes, son premiados con la impunidad, por tanto, para ellos es condición que les permite agredir.

No podemos pasar por alto que el Delegado de Gobierno en el municipio de Ocosingo, Iván Alberto, fue testigo de la privación ilegal de nuestros compañeros. Él llegó al campamento paramilitar y vio a nuestros compañeros en esa condición, pero no hizo nada para realizar las acciones correspondientes para castigar y detener a los autores de este crimen contra tres de nuestros compañeros.

En el contexto de esta nueva agresión, fueron testigo las personalidades de las instancias que intermediaron para la presentación con vida de nuestros compañeros y su libertad; “Los Petules” y la Organización Regional de Cafeticultores Agrícolas y Obreros (ORCAO) que llegaron en representación de los paramilitares, el día de hoy durante la entrega, actuaron con prepotencia y amenazante.

A qué conclusión podemos llegar si de parte de las autoridades es siempre la misma respuesta. La cobertura policíaca no es de este sexenio, se presentó con el exgobierno municipal del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y toman la misma actitud con el gobierno municipal de Ocosingo que lo identifica las siglas del MORENA a cargo de Jesús Oropeza Nájera y el presidente municipal de Altamirano al frente de Roberto Pinto Kanter bajo las siglas del PVEM.

El gobierno de Rutilio Escandón Cadenas arremete en contra nuestra, pero, ¿Qué razón existe para que sus paramilitares les da rienda suelta? ¿Estas acciones paramilitares no son el verdadero acto criminal? ¿Qué nombre merece la actitud del delegado de gobierno, Iván Alberto López, cuando ve a nuestros compañeros en manos de los paramilitares y no hacer nada? Significa que arremeter contra una organización de carácter popular e independiente es parte de la política de gobierno, si es a través del paramilitarismo o de las fuerzas policíacas, finalmente son sus agentes y responsable de ello.

De cualquier agresión física y sicológica en contra de quienes integramos el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) del campo y la ciudad, es responsabilidad del gobierno municipal de Jesús Oropeza Nájera, del gobierno de Chiapas Rutilio Escandón Cadenas y del gobierno federal en tanto que este último mantiene silencio y tolera las agresiones y violaciones a los derechos humanos que se cometen contra el pueblo organizado.

Combativamente
¡Alto a la agresión paramilitar contra el FNLS!
¡Libertad de nuestros compañeros que el gobierno de Chiapas mantiene como rehén político!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
FNLS



Integrantes del grupo paramilitar Los Petules

Navigation