Pronunciamiento. La criminalización y el condicionamiento, son los distintivos del intento de establecer una mesa de trabajo para solucionar nuestras demandas

, por  Ciudad de México , popularidad : 1%

Ciudad de México a 28 de mayo de 2020

A la opinión pública
A los medios de comunicación

El gobierno federal en voz de sus funcionarios insiste que su política se distingue de lo acontecido con administraciones pasadas, sin embargo, la criminalización y el condicionamiento son los distintivos en sus intentos por establecer una mesa de trabajo para dar solución a nuestras demandas, lo que indica que no hay seriedad gubernamental ni atención a los más necesitados, mucho menos el respeto a la organización como un derecho constitucional que nos asiste como mexicanos.

Representantes de la administración federal en turno insisten en cometarios que lejos de suponer su respeto a la movilización del pueblo y sus demandas, lo que hacen es criminalizar su lucha. Esto se desprende de la actitud de un funcionario de la Secretaría de Gobernación quien se acercó a preguntar sobre nuestros planteamientos, al comentarle que la exigencia es una mesa de trabajo con representantes de la Secretaría de Gobernación para tocar dos puntos específicos: La presentación con vida de los detenidos desaparecidos Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya; y, la libertad de nuestros compañeros Javier González Díaz, Armando Hernández Sánchez, Venturino Torres Escobar y Asunción Gómez Sánchez.

Existe tanta insensibilidad en quienes se pretenden erigir como los representantes del pueblo, que sin mayor miramiento, el funcionario espetó “ustedes quieren la libertad, les consta que son inocentes o por qué quieren que sea un acuerdo político…”, tal forma de concebir las cosas sugiere un profundo desconocimiento del contexto represivo que priva en la entidad chiapaneca, en el cual, la lista de pobres en las cárceles de manera arbitraria manifiesta un incremento considerable.

Por supuesto que nuestros compañeros son inocentes, no cometieron ningún delito que se les imputa. Son parte de las víctimas sobre las cuales el gobierno chiapaneco pretende cebarse con el propósito de cercenar el derecho del pueblo a organizarse por mejores condiciones de vida. Son rehenes políticos de la administración morenista para condicionar la lucha organizada del pueblo.

El rostro sensible que pretende irradiar el representante del gobierno federal no soporta es escrutinio popular, para ser escuchadas, las organizaciones populares deben hacer acto de presencia en las acciones políticas de masas. No hay motivos para convencer de la voluntad de resolver, porque las demandas que hoy nos tienen de nuevo en las calles son añejas y están en pleno conocimiento de funcionarios del actual gobierno.

La propuesta gubernamental es una “mesa de trabajo para conocer sus problemáticas”. ¿Es seria esa propuesta? Porque a nuestra apreciación es una verdadera ofensa, ¿apenas quieren conocer nuestros planteamientos? Pueden preguntar al Lic. Alejandro Encinas Rodríguez cuáles son nuestras demandas en cuanto a la presentación con vida de los detenidos desaparecidos, o al Lic. Félix Santana Ángeles, ellos tienen todo un legajo de materiales impresos que condensan nuestras exigencias.

De estas palabras se desprende que no hay seriedad, sólo buscan ganar tiempo para continuar con la vocación represiva e intentan desmovilizar al pueblo descontento. No se equivoquen señores funcionarios, no es por terquedad que nos vemos de nuevo en las calles, es una necesidad política que extiende el dolor de quienes se encuentran en condiciones deleznables como es la desaparición forzada y quienes padecen la reclusión injusta por motivos políticos.

No nos negamos a iniciar un diálogo con base en el respeto político, el Lic. Antonio Rodríguez y el Lic. Ernesto Fonseca pueden dar testimonio de que la prudencia está de nuestro lado para buscar una solución definitiva al clima crispado que se desprende de la vocación represiva del gobierno chiapaneco, empero, sí nos negamos rotundamente a una mesa que la distinga la simulación y el desgaste.

Un diálogo de respeto y con carácter resolutivo, es lo que solicitamos al gobierno federal, entre sus funcionarios aún hay perfiles que manifiestan el compromiso de resolver las problemáticas sociales producto de la violencia institucional. El curso que describa esta jornada de lucha está en estricta relación con la disposición gubernamental de atender nuestras peticiones, por ello, ni necedad ni terquedad, es una demanda legítima de las masas trabajadoras.

Atentamente
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
FNLS


Navigation