La calumnia y el vituperio como punta de lanza de la represión

, por  Ciudad de México , popularidad : 2%

Ciudad de México a 9 de abril de 2020

A la opinión pública
A quienes se ostentan “Multiversidad de la vida”

El dedo inquisidor policíaco se tiende de nuevo contra el FNLS, calumnias y vituperios constituyen la punta de lanza para abrir paso a la represión contra quienes conformamos este esfuerzo organizativo. Una cosa es disentir respecto a los métodos organizativos, estructura conceptual y principios políticos, pero el señalamiento doloso tiene propósitos eminentemente represivos.

Hay una verdad que nadie debe obviar, la Casa de estudiante Vladimir Ilich Lenin dejó de funcionar como tal desde hace algunos años, en su lugar se instaló un colectivo que asegura lucha “por la vida”. Antes de lanzar sus juicios peyorativos, deberían hacer un acto de reflexión sobre las razones para que un proyecto estudiantil popular dejara de existir, a qué se debe que el espíritu de lucha con el que fue creado poco a poco empezó a difuminarse.

Nadie crítica sus formas de lucha y su visión del mundo, pero un hecho que inexorablemente debe pasar por el crisol de la reflexión política son los motivos para que un proyecto de esa naturaleza quedara en el olvido. Quienes se dicen “Multiversidad de la vida” puede continuar con sus labores que dicen realizar en las comunidades, pero un espacio estudiantil debe ser rescatado y continuar con los principios que le dieron origen.

En lugar de la reflexión, lanzan una andanada de calumnias con el propósito de confundir. ¿De dónde sacan que se usa como escudo a familias humildes? A no ser que esa sea su práctica política, pueden suponer que todos son de su misma condición. En el FNLS tenemos metodología de construcción y éstas son totalmente opuestas al clientelismo de los partidos electoreros y el oportunismo.

No nos avergüenza sostener los principios del marxismo leninismo, es nuestro faro ideológico y concepción del mundo que guía nuestra acción. El eclecticismo ideológico no conduce a buen puerto la lucha de las masas trabajadoras, por ello, estudiamos la ciencia del proletariado a conciencia, porque estamos convencidos que el cambio que demanda la sociedad mexicana precisa de métodos científicos.

Sólo quien desconoce la vida precaria del pueblo y no tiene ni un ápice de relación con estas condiciones materiales de existencia puede suponer que vivir en la pobreza y “sin recursos” puede suponer que quien está en esta situación no tiene juicio propio y por ello es fácil “invitar” a diestra y siniestra a jóvenes para aventurarse en tal empresa. No se confundan, nosotros procuramos la creación de una conciencia crítica y autocrítica, quienes participan con nosotros están conscientes de las necesidades políticas.

Ejercemos el principio de la crítica y autocrítica sobre la base de los resultados de la práctica política, en ningún momento lanzamos vituperios como los que señalan. Es verdad, no somos agachones y no nos quedamos callados cuando se nos calumnia, pero ello es distinto a la discusión franca y abierta. Quieren discutir sobre situación que vive el país, sobre la necesidad de organizar el descontento popular, adelante, y sin en la discusión la conclusión arroja que estamos equivocados, seríamos los primeros en aceptar nuestro yerro.

Discutir políticamente es algo muy distinto a lanzar vituperios. Es falso que a alguien se le amedrente si discrepa con nosotros. Invitamos a la reflexión, y quienes nos conocen saben que la forma de dirimir diferencias es mediante el diálogo fraterno. Pero si hoy el sentimiento de ira obnubila el razonamiento y despotrican contra nosotros, no pueden esperar nuestro silencio, sin embargo, debemos precisar, que jamás amenazamos a nadie y ni es nuestra práctica.

Tenemos el derecho de sostener como referente político moral al comunista Stalin, como uno de los más insignes revolucionarios de todos los tiempos, cada quien retoma figura moral según sus convicciones. Si el actuar es pusilánime, catártico y contestatario, esa condición tendrá la figura política con la que se identifiquen.

Son tantas las mentiras con la que pretenden ocultar su actuar soez y policíaco. No hay fundamento en la argumentación de que se “cuela” organizaciones para dividirlas. Otra vez, quien no tiene ni siquiera una pincelada de método de construcción supone que necesitamos de base política de otros esfuerzos. Nosotros tenemos la capacidad de construir en el seno del pueblo porque somos parte de él y no necesitamos “territorio” de nadie.

El ardid policíaco de los supuestos “vínculos” con el Ejército Popular Revolucionario (EPR) es una maniobra para que el Estado desate la represión contra las organizaciones y comunidades que forman parte del FNLS, es una forma de incriminar a una organización popular que desarrolla la lucha independiente en los marcos de la Constitución política.

Manifestamos el respeto a todas las formas de lucha que emanan de la creatividad del pueblo, la validez o justeza estará reflejada en los resultados de la práctica concreta. Lo que el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) haya dicho o escrito en relación a las acciones de un esfuerzo revolucionario fue entre dos fuerzas políticas, sacarlas de contexto es una garrafal falta a la verdad y denota un rancio sentimiento de canibalismo político.

No hay ingenuidad en sus dichos, ustedes saben que tales calumnias abren la pauta para la represión y el cometido de crímenes de lesa humanidad, como ya se cometió contra los revolucionarios Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, quienes son reivindicados por el Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario (PDPR-EPR).

No nos abochorna sostener que exigimos su presentación con vida, porque es un acto que se fundamenta en el humanismo proletario. Seguir en esa lógica formal con la cual fundamentan sus dichos, personalidades de alta calidad moral como lo fueron el Maestro Carlos Montemayor, el periodista Miguel Ángel Granados Chapa, el obispo Samuel Ruiz, entre otras, también se les encontrará “vínculos” por conformar la Comisión de Mediación (COMED) y ser mediadores con el gobierno mexicano y el PDPR-EPR para exigir la presentación con vida de los revolucionarios.

Ese acto humano es solidario, un acto de dignidad para luchar contra crímenes tan atroces como la desaparición forzada, independientemente de la forma de lucha que impulsen ningún ser humano merece ser sometido a ese flagelo, a no ser que desde la lógica que ostentan, estén de acuerdo con esa práctica deleznable.

Nos confunden señores de “Multiversidad de la vida”, hay mucho que reflexionar en su actuar, no tenemos la verdad absoluta, porque ésta es justificación para ingenuos, tenemos una práctica política que es contrastada permanentemente con los resultados. Tenemos presencia en varios estados de la República, pero no todo lo que pasa en ellos es promovido por nosotros, tengan un poco más de seriedad en sus juicios.

Sigamos nuestros caminos, y dejemos que la juventud proletaria se organice y siga el propio. Al final, hablarán los resultados concretos. Reconocemos en el pueblo a nuestros hermanos de clase, pero a quien nos calumnian y vituperan, está claro que definieron su papel del lado del opresor.

Fraternamente
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
FNLS

Navigation