El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) recurre a su derecho de réplica

, por  Chiapas , popularidad : 2%

Chiapas, México a 07 de octubre de 2019

Al pueblo en general

El comunicador William Chacón publicó en el diario Cuarto Poder de Chiapas en su edición digital el día 5 de octubre del presente la nota informativa “Conflictos sociales afectan turismo y otros sectores”, mediante ésta da voz a empresarios, específicamente del ramo turístico, quienes en sendas declaraciones alientan a la criminalización de la protesta y estigmatiza la lucha de las masas organizadas, al mismo tiempo, justifica la persistencia de la represión como política de gobierno, en particular contra nuestra organización.

El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) recurre a su derecho de réplica y expresamos a María Morales Ruiz directora general y editora responsable del diario chiapaneco, ya que en la nota informativa alberga faltas a la verdad contra el conjunto del movimiento popular y en específico a nuestro proyecto político, por lo que manifestamos:

Los conflictos sociales, deben saber que no son provocados por el pueblo, éste se organiza y ejerce su derecho a la protesta, ante la indolencia y la ausencia de una respuesta convincente del gobierno chiapaneco a las demandas más sentidas de los trabajadores, por tanto, tenemos el derecho legítimo a manifestar nuestro descontento por la ruta metodológica que nuestra creatividad plantee.

La siguiente declaración es falaz e inhumana, “Los conflictos sociales que derivan en violentos enfrentamientos, bloqueos y otras protestas, como ha ocurrido en Oxchuc, Bochil y San Juan Chamula, afectan la imagen del estado, sobre todo cuando ocurre en zonas turísticas, porque crea una percepción errónea de inseguridad en los visitantes.”

En esas líneas se prueba cómo los empresarios criminalizan el descontento popular, privilegian su avaricia para garantizar sus ganancias, hablan cínicamente en nombre de los chiapanecos, esa “percepción errónea” es una mentira, así pretenden ocultar sus mezquinos intereses para justificar el accionar represivo del Estado. Los visitantes deben conocer que en Chiapas el gobierno privilegia la violencia y no el diálogo.

Lo que sucede en la entidad es la aplicación de los lineamientos contrainsurgentes, la perversidad de esta práctica consiste en dividir, provocar la confrontación entre un campesino pobre con otro de su misma condición, evitar la maduración de la conciencia proletaria para que ésta no derive en organización independiente y combativa.

Es falso el argumento cuando en la nota se dice que el vocero empresarial “Mencionó que más del 90 por ciento de los problemas sociales que existen actualmente se debe a inconformidades con los alcaldes, por falta de incumplimiento de obras.” Esta expresión minimiza el fenómeno, es responsabilidad del Ejecutivo estatal y el federal, porque los alcaldes son parte de la estructura del Estado, de la federación, de ese modo intentan salvar la imagen del gobierno de la “Cuarta Transformación” en Chiapas.

Las siguientes expresiones del representante del sector empresarial en la mesa de seguridad turística demuestran cómo los voceros de la oligarquía imponen sus designios a través de sus políticos de oficio, porque “Comentó que están en contacto permanente con la Fiscalía General del Estado (FGE) y la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSyPC), y se reúnen con periodicidad para abordar temas de seguridad desde el ámbito turístico.”

Esa relación entre Estado y empresarios no es nueva, es inherente en una sociedad regida por la explotación del hombre por el hombre, es la clase burguesa quien impone sus planes, las “autoridades” obedecen; en primer orden están los intereses de la clase en el poder mas no los de los pobres del campo y la ciudad.

Eso explica por qué los voceros empresariales aplauden la represión contra nuestra organización “Reconoció el actuar de las autoridades estatales contra una supuesta organización campesina denominada Frente Nacional de Lucha por el Socialismo, que con frecuencia realizaba bloqueos carreteros para cobrar por la circulación.”

No somos una supuesta organización campesina, el FNLS agrupa diferentes sectores populares, es un esfuerzo clasista y de carácter nacional, realizamos acciones políticas de masas para denunciar lo atroz con que somete el Estado al pueblo organizado con independencia política y carácter combativo, nuestra política no es el lucro, sino recurrimos a la solidaridad del pueblo para que éste conozca nuestras exigencias.

La actitud arrogante de la clase dominante no se demora en reaccionar cuando se trata de garantizar sus intereses, ya que el vocero de los empresarios del sector servicios “lanzó un exhorto para que continúen trabajando en el restablecimiento del estado de derecho ante bloqueos que afectan la actividad económica y sobre todo a la población en general, eso sí, respetando los derechos humanos de las personas. La aplicación de la ley tiene que ser sin distingos.” Además, en esos dichos, yace la actitud perversa de los empresarios.

Ese maniqueísmo fétido caracteriza a los hombres del régimen. Cuando son afectados sus intereses, todo el peso de la ley contra el pueblo, hablan en nombre del pueblo, no escatiman su fraseología hipócrita, porque aplicar la ley desde la legalidad burguesa, los derechos humanos no se respetarán.

Si aplicar la ley no debe haber distingos, Jorge Luis Llaven Abarca no debe estar al frente de la Fiscalía General del Estado por sus antecedentes criminales, Rutilio Escandón Cadenas debe responder por el crimen de lesa humanidad de tortura que se comente contra nuestros compañeros presos injustamente, Javier González Díaz y Armando Hernández Sánchez.

El señor Chacón se equivoca enormemente al anotar que el empresario “Manifestó que como sociedad debemos respaldar a las autoridades porque aplicar la ley no es represión, siempre que se respeten las garantías de cada persona.” Solamente un ingenuo puede creer ciegamente en esa declaración o bien, un agente de Estado por consigna vocifere semejante vituperio para confundir al pueblo.

El pueblo organizado y consciente cuando conoce el origen de su pobreza y miseria jamás respaldará a un gobierno represor, incapaz de dialogar, al señor Sismondi Esparza por su condición de empresario comprendemos su pusilánime afirmación de que aplicar la ley no es reprimir, sin embargo, para las masas oprimidas por la vía de los hechos dan cuenta de cómo el gobierno chiapaneco recurre a supuesta legalidad para justificar la violencia contra toda expresión de descontento popular, cuando la denuncia por cada atropello desenmascara el rasgo autoritario del gobierno de Rutilio Escandón Cadenas.

En la lógica institucional de Rutilio Escandón, Ismael Brito y Jorge Luis Llaven Abarca no hay respeto a las garantías de cada persona, basta preguntarles ¿qué significa la práctica de la tortura como método de investigación contra nuestros compañeros presos políticos Javier y Armando? ¿No es indolencia, omisión y complicidad de las autoridades entre las razones de por qué en Bochil, Oxchuc, Chamula se coloquen como los responsables de atentar contra los intereses empresariales?

La terna responsable de conducir la política interna del estado tienen vocación represora, los ejemplos son varios, el descontento popular en Chiapas es tal que privilegian los intereses empresariales y el pueblo, es ahogado en sangre, encarcelamiento injusto de luchadores sociales, hostigamiento, desalojo, destrucción de viviendas y despojo de tierras, todo en nombre de los intereses de la propiedad privada y dejan a los pobres del campo y la ciudad en el desamparo, ¡vaya forma de garantizar la integridad de la gente!

Lo que se señala en la nota periodística es evidente el dúo criminal y demagógico que conforman empresarios y Estado, ese ente político es perverso, la oligarquía nacional y extranjera y sus políticos de oficio son los responsables de criminalizar, reprimir y cometer crímenes de lesa humanidad contra el pueblo.

Tanto uno y otro por su naturaleza opresora recurren al “estado de derecho” para beneficiarse sin importarles los derechos y libertades del pueblo, a través de la dichosa legalidad justifican su actuar represivo, es de esperarse que en una sociedad donde priva el interés económico los empresarios “respalden” el actuar criminal del gobierno.

Otra argucia de los señores empresarios es que quieren que “Chiapas vuelva a tener esa tranquilidad y seguridad que prevalecía anteriormente”, esta expresión es hipócrita, la tranquilidad y la seguridad no la perturban las masas explotadas, sino las relaciones sociales de explotación y opresión, es el interés irreconciliable entre los de los empresarios y los del pueblo.

El empresario se preocupa por sus mercancías, el miserable por comer. El oligarca se ocupa de sus ganancias, los trabajadores de no perecer por el desempleo, por enfermedades curables. El Estado obedece al capital, el pueblo lucha por su derechos y libertades políticas; gobierno y empresarios responden con crímenes de lesa humanidad, por eso, los dichos de los voceros del régimen son de una moral venenosa para las masas.

Señores empresarios, el diálogo con “grupos sociales” es a modo, con el FNLS solamente recibimos dilación, amenazas, hostigamiento, detenciones arbitrarias. Lo que huela a lucha independiente y combativa es criminalizada, lo que no puede ser conducido al derrotero de la corporativización es víctima de represión.

El descaro de los voceros de la oligarquía no termina y revelan su carácter criminal, su responsabilidad en la ejecución de la tortura, crímenes de lesa humanidad y el terrorismo de Estado objetivada en los siguientes dichos “En términos de inseguridad, dijo que las incidencias al gremio han disminuido gracias a la coordinación que mantienen con las autoridades, además que han invertido en equipo de seguridad y capacitación para la prevención del delito.” Planteado así, no hay lugar a dudas del origen de la violencia, proviene del Estado burgués.

El escenario político, social y económico en Chiapas es adverso para el pueblo, la represión es una realidad y el discurso del respeto a los derechos humanos del gobierno es una mentira, la 4T en Chiapas está manchada de sangre del pueblo, es la misma política que gobiernos de sexenios pasados implementaron contra los desposeídos, por ello, hoy más que nunca la organización independiente y combativa es una necesidad ante un régimen oprobioso.

A los periodistas honestos a los principios del periodismo objetivo y crítico, le exhortamos seriedad en sus notas informativas, porque faltar a la verdad a través de un oficio noble como el periodismo profesional y científico, implica al mismo tiempo devaluarlo, degradarlo cual simple mercancía.

¡Por la unidad obrero, campesino, indígena y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
FNLS

Navegar por las