"Hoy los vamos a desalojar", articuló un militar en Palacio Nacional, "ahora si ya se los va a llevar la ‘verga’" expreso un sujeto de gobernación

, por  Ciudad de México , popularidad : 18%

Ciudad de México a 10 de septiembre de 2019

A la opinión pública

El día de hoy 10 de septiembre de 2019 a las 5:00 de la mañana llegaron dos camiones del ejército mexicano, con ellos venían 20 agentes vestidos de civil para dejar las vallas metálicas que se van a instalar para el festejo del 15 de septiembre. Los sujetos cuando bajaron señalaron el plantón que tenemos instalado frente a Palacio Nacional y en tono mordaz articularon, “Hoy los vamos a desalojar”. A las 6: 18 de la mañana pasa otro sujeto de gobernación quien en tono despectivo articuló, “ahora si se los va a llevar la verga”.

El 29 de julio instalamos el PLANTÓN INDEFINIDO en la Ciudad de México ante la ofensiva represiva orquestada por el gobierno de Rutilio Escandón Cadenas en el estado de Chiapas, donde desapareció de manera forzada al compañero Javier González Pérez, lo torturó a través de los comandantes del municipio de Las Rosas y lo trasladan al CERESS No 5 de San Cristóbal de Las Casas, donde le fabrican delitos que no cometió para intentar justificar su detención.

Ante los medios de comunicación oficiosos tendió una campaña de desprestigio contra el compañero y la organización al señalarlo como ladrón, hecho que jurídicamente se comprobó que es un engaño más porque no cometió todos los señalamientos dolosos que le hizo el gobierno chiapaneco.

Ante esa situación injusta realizamos acciones políticas de masas para exigir su libertad, pero el gobierno de Chiapas a través de su Secretario General de Gobierno respondió a la demanda de JUSTICIA con tres operativos policíacos y militares contra las comunidades organizadas en torno al Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS); en dichos operativos participaron más de 700 elementos de las policías estatal, municipal y la Guardia Nacional en las comunidades de Nueva Altamira, 20 de Junio, Río Florido y Las Perlas; en las comunidades su objetivo era entrar para cometer más detenciones arbitrarias y todo tipo de violaciones a los derechos humanos.

Un ejemplo de ello fue en la comunidad Nueva Altamira, municipio de Acala, donde entraron a la comunidad, allanaron casas, hasta que las mujeres, niños y ancianos les aventaron piedras y les gritaron que se fueran de sus hogares, así fue que se retiraron; en Las Perlas, municipio de Altamirano avanzaron 500 metros a la comunidad después se retiraron; en la comunidad 20 de Junio lanzaron gases lacrimógenos e hirieron a un compañero.

Esos hechos represivos fueron minimizados por el gobierno chiapaneco, todo este tiempo ha estado cerrado, en ningún momento tuvo acercamiento con la organización, siempre se obtuvo la cerrazón, indolencia, criminalización de la protesta y la elaboración de más carpetas de investigación para cometer más detenciones arbitrarias contra compañeros de la organización.

Ante ese contexto de represión decidimos instalar el plantón en la CDMX para que desde la federación atendieran el caso, no obstante, la respuesta a nuestra demanda es tardada, hasta el momento no hay una respuesta concreta para liberar a nuestro compañero Javier. No obstante, el hostigamiento, las amenazas y señalamientos dolosos por elementos de la Policía Militar, agentes vestidos de civil, tanto de Palacio Nacional como de Palacio de Gobierno de la CDMX, son constantes.

Hechos que evidencian su carácter indolente contra las organizaciones independientes, ¿qué tienen que hacer agentes del gobierno de la CDMX, si es una demanda federal la que hacemos?, ¿con qué intención la Dra. Claudia Sheinbaum envía a sus agentes a tomarnos fotografías y datos de los que estamos en el plantón? No lo decimos al azar tenemos, uno de ellos es Alfredo Santamaria Carvente, quien con otras organizaciones hace labor de descalificación al decirles que no se junten con nosotros porque somos “violentos”. En sus expresiones destila odio hacia las organizaciones con carácter popular e independiente.

Esa es la transformación que dicen realizar, donde solo escuchan y atienden a los que están de acuerdo con su política y a los que resisten ejecutan la política de oídos sordos. Cada vez que hacen presencia esos agentes de gobierno federal y local de la CDMX en el plantón toman fotografías o hacen anotaciones de lo que hacemos, tienen registros de cuántos somos, quiénes hablan en el micrófono, quienes nos visitan, qué actividades realizamos o a dónde se dirigen las comisiones que van al brigadeo en universidades, metros o espacios públicos para realizar mesas informativas.

Aunque el gobierno federal señale que “nunca más va a reprimir, ni hostigar” al pueblo por disentir o pensar diferente en los hechos la realidad expresa otra cosa, un claro ejemplo de ello, es lo que nos sucede en el plantón, que, a 42 días de denunciar las arbitrariedades, no hay una respuesta clara a nuestra demanda.

Si no se va a reprimir, ¿por qué nos toman fotografías?, ¿quién les ordena hacerlo?, ¿para qué las quieren?, ¿por qué los militares contradicen su discurso cuando señalan, Hoy los vamos a desalojar”? El discurso inocente no existe, todo cuando arenguemos y actuemos obedece a una intención, a un pensamiento e ideología, sea apegado a los intereses populares o a intereses empresariales.

Nos queda claro que a las organizaciones de carácter popular e independiente la dilación, indolencia, desgaste, burocratismo y hostigamiento es la respuesta, porque tenemos conocimiento que atrás organizaciones si les atienden en lo inmediato sus demandas, pero al pueblo que decide organizarse fuera de los marcos gubernamentales, el desprecio y negación es la respuesta.

El día de ayer denunciamos que desde Palacio Nacional un agente vestido de civil empezó a tomar fotografías del plantón, hoy empiezan las amenazas por elementos del Ejército mexicano de desalojarnos, qué más sigue, el uso de la violencia para responder a las demandas populares, que en este caso no se trata de dinero, se trata de actos de INJUSTICIA que comete el gobierno chiapaneco contra integrantes de nuestra organización.

Podrán desalojarnos, cometer arbitrariedades contra nosotros, que por cada acto de represión o agresión física o psicológica tendremos miles de razones más para mantener la denuncia y las actividades de protesta. Del gobierno federal depende la solución a nuestra demanda de JUSTICIA.

Responsabilizamos de cualquier acto de desalojo, violencia o de cualquier acto que atente contra la integridad física y psicológica de nuestros compañeros al gobierno de Rutilio Escandón Cadenas por extender la violencia a la CDMX y mostrar incapacidad para resolver las demandas de INJUSTICIA; al gobierno de Claudia Sheinbaum en la Ciudad de México por mandar a su agentes a hostigar a compañeros en el plantón e intentar impedir el derecho a la protesta en algunos lugares públicos; al gobierno federal, por permitir que sus agentes nos lancen amenazas hostiguen y en todo momento descalifiquen nuestro esfuerzo organizativo.

Atentamente

¡Libertad inmediata del compañero Javier González Díaz!
¡Alto a la criminalización de la pobreza y protesta popular!

¡Por la unidad obrera, campesina, indígena y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
FNLS


Navegar por las