El hostigamiento permanente al plantón político pretende eliminar la protesta popular

, por  Ciudad de México , popularidad : 2%

Ciudad de México a 8 de septiembre de 2019

A la opinión pública

El hostigamiento policíaco a las acciones políticas de masas que ejerce el pueblo es permanente, las instituciones gubernamentales buscan a través de distintos medios que las organizaciones populares desistan de su derecho a denunciar las violaciones a los derechos humanos y el legítimo derecho a la protesta.

A los ojos del pueblo resulta una fatal incongruencia que los gobiernos federales y la Ciudad de México que preside la Dra. Claudia Sheimbaum pretendan dirigirse de la misma manera que se condujeron los gobiernos priistas, panistas y perredistas. Ellos más que nadie sabe que los actos de protesta no son un capricho personal, que la movilización tiene profundas razones sociopolíticas.

Cuando los que ahora están investidos con representaciones institucionales estuvieron de lado de la “oposición” ejercieron el derecho a la protesta ante la convicción de que se violentaron sus derechos políticos y humanos, denunciaron cientos de actos de hostigamiento de las autoridades de ese entonces, por lo que hoy resulta contradictorio que mantengan la misma actitud de gobierno represivos de antaño.

El hostigamiento manifiesta un considerable incremento en los últimos días en el plantón que mantenemos en el primer cuadro de la ciudad, durante la madrugada entre las 5:00 a las 6:30, dos elementos vestidos con traje negro, radio y teléfono celular en mano llegan a bordo de un vehículo de modelo reciente a tomar fotografías al campamento. Esta operación la realizan por dos o tres veces en este lapso de tiempo.

A esos elementos se les observa salir de la puerta del palacio de gobierno de la Ciudad de México, de la misma manera que su vehículo se estaciona junto al convoy de todas las unidades de funcionarios sobre la avenida 20 de noviembre.

Las autoridades de gobierno de la Ciudad de México a través de sus encargados de enlace tuvieron conocimiento de nuestras peticiones, y desde ese momento declararon que dada la temática de nuestras demandas a ellos no les competía, sin embargo, se suman de manera incisiva al hostigamiento, al grado que logramos identificar a uno de sus polizontes con información tendenciosa en su aparato celular.

El plantón no es una actividad que se desarrolle por gusto, desconocemos si las autoridades no logren entender esta situación. Para nadie es desconocido que el ambiente en Chiapas se encuentra sumamente crispado dada la vocación fascistoide del gobierno chiapaneco, no somos los únicos que lo denuncian, son los normalistas de la Escuela Jacinto Canek, Mactumatzá, profesores de la CNTE-SNTE, organizaciones como el MOCRI-CNPA-MN, pobladores del municipio de Arriaga, entre otros.

¿Cuántos más deben llegar a capital del país para que sean atendidas sus demandas? ¿Hasta cuándo se darán cuenta las autoridades federales que en Chiapas gobiernan con la represión de manera contraria a lo que afirma el Presidente de la República? Sin duda que la respuesta nos conduce a comprender que la protesta se debe a las necesidades no resueltas por un gobierno estatal que se conduce con la política de oídos sordos.

La protesta tiene razones reales fundamentadas en violaciones a los derechos humanos y constitucionales. Nuestra presencia en un platón político es porque en Chiapas, el gobierno de Rutilio Escandón Cadenas desató una campaña represiva contra compañeros y comunidades organizadas en el FNLS, ejemplo de ello es la injusta reclusión del compañero Javier González Díaz, acto criminal que incluyó tortura, amenazas de muerte y otros tratos crueles.

¿Por qué se tolera en las filas de MORENA a personajes con un amplio historial criminal como Ismael Brito Mazariegos, Jorge Luis Llaven Abarca? Es una pregunta que aún no es respondida por la autoridad gubernamental. ¿Dra. Claudia Sheimbaum, por qué nos hostiga, por qué nos quiere intimidar, si el criminal está identificado con usted en las mismas filas partidistas?

Resulta un hecho anti natura que hoy elementos identificados con una vocación profascista como los representantes del gobierno chiapaneco se amparen en las filas de un movimiento que resistió estoicamente por más de un año en una actividad política, la militancia de base de MORENA sabe lo que significa la movilización popular, no así los personeros que hoy están investidos con una representación institucional.

La provocación pretende hacer de las suyas, el hostigamiento se intensifica ante la supuesta terquedad de quienes nos manifestamos políticamente, pero deben saber que no estamos en esta actividad por terquedad, en la medida que observemos respuestas concretas a nuestras peticiones, la manifestación política podrá conducirse por otros cauces.

El Lic. Félix Santana publicó en días recientes la información de un compromiso que el gobierno federal asumió con nuestra organización, hasta la fecha seguimos en la espera de que esto se materialice en la vía de los hechos. Aunque precisamos que la solución ya no se encuentra en manos del ejecutivo estatal, porque de ellos sólo recibimos amenazas y vituperios.

Exhortamos a la jefa de gobierno de la Ciudad de México que se pronuncie por la grave situación de violencia institucional que priva en el estado de Chiapas y por el cese al cometido de múltiples crímenes de lesa humanidad en la entidad, en lugar de mandar a sus elementos policíacos a hostigar e intentar intimidarnos.

A pesar de que no compartimos muchos puntos de vista, las organizaciones populares no somos el enemigo. La protesta es producto de necesidades conculcadas por gobiernos anteriores, hoy sólo exigimos solución, nada que no se encuentre dentro de sus posibilidades y atribuciones políticas.

Atentamente

¡Libertad inmediata e incondicional del compañero Javier González Díaz!

Por la unidad obrero, campesino, indígena y popular
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Navegar por las