El FNLS desmiente las declaraciones tendenciosas del periodista Pablo Jair Ortega en el estado de Veracruz

, por  Ciudad de México , popularidad : 2%

Ciudad de México a 3 de septiembre de 2019

A la opinión pública

El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) desmiente las declaraciones tendenciosas y mal intencionadas que hace el periodista Pablo Jair Ortega en su artículo de opinión titulado, Lo que faltaba en Veracruz: ¿Reaparece la guerrilla?, publicado en su página de Facebook ColumnaSinNombre y en el portal de internet Formatosie7e.

En su columna hace referencia a la actividad de protesta que realizaron los compañeros en la localidad Llano en Medio, municipio de Ixhuatlán de Madero y en el municipio de Juárez, ambos del estado de Veracruz, lugares donde realizaron un volanteo en la carretera para informar a la población que nuestra exigencia de presentación con vida no ha sido escuchada y atendida por la administración actual. Actividad política enmarcada en el 30 de agosto, Día Internacional del Detenido Desaparecido, fecha histórica que año con año reivindicamos para no permitir más crímenes de este deleznable crimen.

El 30 de agosto se hizo una actividad de protesta para exigir al Estado mexicano la presentación con vida de los revolucionarios Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, la de nuestro compañero Fidencio Gómez Sántiz, la de las compañeras Daniela Y Virginia Ortiz Ramírez, la del activista político Teodulfo Torres Soriano, el señor Lauro Juárez, el defensor de los derechos humanos Francisco Paredes Ruiz, así como la de cientos de detenidos desaparecidos por el régimen.

Tal parece que exigir la presentación con vida de las víctimas de la desaparición forzada para el señor Jair es un acto vandálico, en los hechos lo que hace es criminalizar la protesta popular y la exigencia de esta demanda tan sentida para los familiares de las víctimas, organizaciones populares y defensores de los derechos humanos.

Exigir la presentación con vida de las víctimas de la desaparición forzada es un derecho, un acto de solidaridad para con las víctimas directas e indirectas que han sido laceradas por esa política deleznable, porque este flagelo no sólo afecta a la víctima directa, sino que lesiona a la humanidad en su conjunto por atentar con múltiples derechos de las personas, uno de ellos, el derecho a La Vida.

¿Qué tiene que ver una actividad de protesta para exigir la presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos con lo que señala en su título, “… Lo que faltaba en Veracruz: ¿Reaparece la guerrilla?", esas versiones sólo son vertidas desde el Estado, quien a través de sus agentes policíacos y voceros oficiosos se encarga de difundir para descalificar las luchas que el pueblo creativamente desarrolla, con eso lo que hace es incriminar las actividades de protesta para armas expedientes jurídicos que justifiquen la represión o el cometido de crímenes de lesa humanidad.

Si desde su columna de opinión vierte ese argumento, la pregunta surge, ¿en qué nómina policíaca cobra cuota para difundir la versión del Estado? Esparcir información de ese tipo de manera irresponsable lo hace corresponsable de lo que pueda suceder con cualquier integrante del FNLS en el estado de Veracruz. No existe discurso inocente, todo lo que se diga y piense va dirigido con la intención de generar una opinión, en su caso es con la intención de descalificar las causas de nuestra lucha que son justas y legítimas.

Las formas de lucha que desarrolla el pueblo son producto de las condiciones de pobreza, miseria, explotación económica, opresión política, represión o violencia institucional, fenómenos inherentes al modo de producción capitalista; por tanto, al no ver resultas sus necesidades más elementales para sobrevivir, se ve en la necesidad de buscar alternativas de organización y lucha ante esas condiciones socioeconómicas miserables.

Existen diversas formas de lucha del pueblo, de las que somos respetuosos, no obstante, la nuestra es la lucha independiente, enmarcada en los derechos establecidos en la Constitución Política de los Derechos Humanos, así como en los acuerdos y tratados internacionales en materia de derechos humanos que México ha firmado y ratificado.

Los problemas del país no son generados por el pueblo organizado como lo manifiesta el señor Jair en su “ColumnaSinNombre”, estos tienen origen en la violencia institucional y el terrorismo de Estado que ejecuta el gobierno mexicano contra el pueblo, en la política económica que sólo beneficia a un puñado de oligarcas, en la militarización del país que conlleva el cometido de crímenes de Estado y de lesa humanidad al considerar en primer término a la persona como “sospechosa” por su forma de vestir, caminar o hablar.

La violencia emana del Estado, es éste quien tiene el control de esta política tan deleznable y criminal, la vemos materializada en las ejecuciones extrajudiciales, tortura, desapariciones forzadas, desplazamientos forzados, donde miles de familias tienen que abandonar sus hogares, en las detenciones arbitrarias, por considerar a las víctimas “sospechosas”; ante esa política lo que hace el pueblo es manifestar su inconformidad y descontento, por tanto, las actividades de protesta o denuncia que realicen son una consecuencia de las causas que se originan desde las estructuras gubernamentales.

Realizar un volanteo en carretera no es un problema, es un derecho humano y constitucional, un acto de protesta donde denunciamos la represión y violaciones a los derechos humanos de las que somos objeto. La solidaridad es un principio político y humano, donde el pueblo sensible a las causas de lucha no necesita de tanta explicación para convencerlos de la injusticia que somos objeto porque siente el dolor de sus hermanos de clase; quien piense que realizar ese tipo de actividades es por capricho o por simple gusto se equivoca, en los hechos expresa los intereses político y económico que defiende.

Es falso cuando señala que, “según datos”, porque parece que no estuvo presente en el hecho sólo se basó en comentarios, en la actividad política de volanteo en la carretera se obligue al pueblo a dar una cooperación, lo que se hace es informar por qué hacemos la acción de protesta y se les entrega un volante; la solidaridad económica es opcional, lo importante es dar a conocer los actos de injusticia de la que somos objeto.

Los instrumentos de trabajo como el machete son símbolos de resistencia y lucha, para el campesino e indígena son sus instrumentos de trabajo en el campo, que al portarlo en una actividad política expresa el símbolo de resistencia por la tierra y su defensa, fuente económica y patrimonio para su familia. Señalar que éstos son “armas” es con la intención de criminalizar la lucha popular y generar un ambiente de odio y linchamiento mediático.

Entendemos que dentro del periodismo hay trabajadores de la comunicación congruentes con su trabajo, quienes con veracidad, objetividad e imparcialidad difunden los acontecimientos que suceden a diario en toda la geografía mexicana, a ellos nuestro respeto y solidaridad; no obstante, entendemos que dentro del gremio periodístico existen personas que hacen labor policíaca, se encargan de difamar la lucha del pueblo y los colocan en una condición vulnerable para justificar la represión, es claro que están al servicio del Estado mexicano.

No vamos a callar ante cualquier acto de injusticia, ante las descalificaciones o señalamientos dolosos. Por cada acto de represión o difamación miles de razones existirán para denunciar y realizar actividades políticas de masas.

Atentamente

¡Alto a la criminalización de la protesta popular!

¡Por la unidad obrera, campesina, indígena y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
FNLS

Navegar por las