Boletín de prensa. Es inadmisible que el gobierno del estado insista en sostener una mentira tras otra con tal de satisfacer su vocación profascista

, por  Ciudad de México , popularidad : 3%

Ciudad de México a 19 de agosto de 2019

A la opinión pública

A 23 días del plantón indefinido, Perdón ¡Nunca! Olvido ¡Jamás! Por la presentación con vida de los detenidos desaparecidos y libertad a los presos políticos frente a Palacio Nacional en la Ciudad de México, la respuesta del gobierno de Rutilio Escandón Cadenas en el estado de Chiapas es la amenaza, el hostigamiento, la fabricación de delitos, las amenazas de desalojo y el intento de cometer más crímenes de lesa humanidad.

Las violaciones a los derechos humanos en Chiapas expresan la política de gobierno a ejecutar contra el conjunto del movimiento popular y en específico contra el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS), donde enuncian el odio de la clase que detenta el poder político y económico en esa entidad; por el simple hecho de luchar y defender la tierra, exigir la presentación con vida de los detenidos desaparecidos y luchar por el socialismo en México se nos castiga con graves violaciones a los derechos humanos.

Ante esos acontecimiento surgen varios cuestionamientos ¿Ese es el trato que van a recibir las organizaciones populares de los gobiernos que emanaron del partido político de MORENA?, ¿esa es la actitud de la cuarta transformación?, el silencio de funcionarios, políticos de oficio e instituciones los convierte en cómplices de los crímenes cometidos contra nuestros compañeros en el Estado de Chiapas por permitir que hombres con un historial criminal, con casos de tortura, asesinatos y desalojos violentos se mantengan activos en las estructuras de gobierno.

El compromiso del gobierno del estado de Chiapas de liberar al compañero Javier González Díaz después de que fueran liberados los cinco policías retenidos es una necesidad que aún sigue sin concretarse, es una evidencia de que el Estado utiliza maniobras ruines para simular un diálogo condicionado donde los compromisos emanados sólo serán obligatorios para una de las partes.

La representación del gobierno de Chiapas conformada por Ismael Brito Mazariegos, secretario general de gobernación y Óscar Trinidad Palacios presidente del Tribunal Superior de Justicia fueron los encargados de reunirse con una comisión del magisterio democrático de la CNTE, porque de parte de la autoridad no existió la voluntad de entablar un diálogo directo con el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS). Política de gobierno en esta administración hacia las organizaciones populares e independientes.

Es claro que el ambiente represivo que vive la entidad es provocada desde las autoridades gubernamentales, a través de múltiples actos que a anulan el derecho a la protesta, el gobierno chiapaneco se mantiene empecinado en hacer prevalecer el llamado estado de derecho, ese conjunto de medidas jurídicas que aprueban y aceptan como válida la tortura de la que fue objeto nuestro compañero Javier.

El gobernador Rutilio Escandón Cadenas, su Secretario de Gobierno y el Fiscal de la entidad saben perfectamente que nuestro compañero fue brutalmente torturado física y psicológicamente durante 27 horas por sus agentes policíacos, crimen que intentan ocultar con sus supuestos llamados a defender la “ley” y a no permitir más “impunidad”.

Resultan hipócritas sus comentarios, porque ellos tendrían que ser los primeros en estar en los tribunales de justicia por crímenes cometidos como, tortura, detenciones arbitrarias, asesinatos y desalojos violentos, con ese historial criminal los premian con cargos gubernamentales para garantizar la industrialización en el estado de Chiapas.

Es inadmisible que el gobierno del estado insista en sostener una mentira tras otra con tal de satisfacer su vocación profascista, que pretenda generar un baño sangre contra el conjunto del movimiento popular bajo el artilugio leguleyo de preservar el denominado estado de derecho.

El punto que tensaba la relación de los representantes de la política interna del gobierno estatal y el FNLS era el de los policías retenidos en la comunidad después de ser sorprendidos en flagrancia en el intento de cometer nuevos crímenes de lesa humanidad. Estos policías fueron liberados por un acto de voluntad política de las comunidades organizadas para con las familias de estos agentes de Estado y no por la negociación de ninguna autoridad gubernamental ya que en todo momento actuaron con indolencia.

El punto de tensión ya no se encuentra sobre la mesa, los policías ya están con sus familias, las acciones políticas de masas están en espera de que la voluntad ahora se haga presente en el gobierno estatal para otorgar la libertad de nuestro compañero injustamente preso y sometido a tortura física y psicológica por parte del director del CERSS No 5.

No hay argumento jurídico que dé validez a la detención ilegal de nuestro compañero Javier, por mucho esmero que pongan los funcionarios para encuadrar los tiempos y acomodar los hechos para justificar algo injustificable, la conducta antijurídica está del lado de las autoridades gubernamentales, porque lo sometieron a tratos crueles, inhumanos y degradantes, además de trasladarlo a cinco centros de reclusión clandestina, antes de mantenerlo injustamente en el CERESS No 5.

La represión contra el FNLS data desde años anteriores durante los gobiernos priistas y panistas, los cuales, dado su origen retrógrada y reaccionario ubican a la organización como un mal al que deben extirpar; hoy el gobierno chiapaneco no es la excepción, de manera sistemática ejecuta una ofensiva represiva contra nuestra organización.

Exigir la presentación con vida de los detenidos desaparecidos no es un delito, si eso para el gobierno chiapaneco es un acto “vandálico y violento”, entonces, no hay duda de que las inclinaciones fascistas gobiernan en el estado de Chiapas y que el partido político que los arropó es corresponsable de su política represiva.

Nuestra exigencia es la misma libertad inmediata e incondicional para el compañero Javier González Díaz; presentación con vida de los revolucionarios Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Amaya, así como la de nuestro compañero Fidencio Gómez Sántiz. Por cada crimen cometido en perjuicio de nuestras personas habrá miles de razones más para mantener nuestra lucha con denuncia y acciones políticas de masas.

Atentamente

¡Por la unidad obrera, campesina, indígena y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
FNLS

Navegar por las