El problema en Chiapas es la existencia de “organizaciones sociales”, es la conclusión a la que llega el secretario general de gobierno en Chiapas Ismael Brito Mazariegos

, por  Ciudad de México , popularidad : 2%

Ciudad de México a 03 de agosto de 2019

A la opinión pública

El problema en Chiapas es la existencia de “organizaciones sociales”, es la conclusión a la que llega el secretario general de gobierno en Chiapas Ismael Brito Mazariegos. Cada una de las respuestas que da en una entrevista desnuda con toda nitidez su vocación represiva y condición profascista. La represión que se vive en el estado no es nueva, ésta se gesta desde algunos años atrás, por lo menos desde dos administraciones en las cuales elementos como el ahora secretario de gobierno se mantuvieron incrustados.

Miente Brito Mazariegos al señalar que la situación política en Chiapas es una “papa caliente” heredada de la administración del PVEM de Manuel Velasco dado que él fue quien operó sagazmente todo este plan maquiavélico y hoy comienza a operar cobijado con las siglas de MORENA. Es la misma política que utilizó el PRI, posteriormente el PRD y que continuó el PVEM, en la actualidad sigue la misma ruta la administración en curso, de donde se desprende que son pocas variaciones que pueden distinguir una administración de otra.

“Diálogo y aplicación de la ley” es como define la política del actual gobierno estatal, es el rasero para dar solución a los más de “50 conflictos sociales” que dejó la anterior administración. Una visión maniquea que reduce todo a lo bueno y lo malo, a quienes se portan bien y mal, donde los segundos son quienes no se sujetan dócilmente a sus designios empresariales y gubernamentales.

No tiene empacho en dejar al desnudo su amplia vocación policíaca, su carácter eminentemente pro oligarca. Indicar que “sólo es cuestión de tiempo” para la aplicación de la ley habla de la ralea que distingue a políticos de oficio formados en el régimen quienes no dan pauta que el pueblo se pueda organizar fuera de los cauces oficiales y contra ellos ejercer el peso del poder burgués, del interés empresarial hecho ley.

No hay necesidad de cuidar las formas, es tanta la impunidad con la que sienten respaldados que enuncian a diestra y siniestra su plan represivo que se encuentra en ciernes contra varias organizaciones populares en el estado de Chiapas, se va contra comunidades organizadas dentro de los marcos de sus usos y costumbres, contra el movimiento magisterial, las normales rurales como la de Mactumatzá, organizaciones campesinas como el MOCRI y el FNLS.

Cada uno de sus enunciados destila el odio de clase que siente por los desposeídos que se organizan para conquistar sus derechos y libertades políticas, como si fuera el inquisidor del siglo XXI, actúa como si tuviera en una mano la ley y en la otra la espada que pende sobre el cuello de las organizaciones populares. Insiste en el apego al derecho, pero es él y la administración estatal en turno quienes una y otra vez pasan por alto los protocolos jurídicos y violentan su tan difundido estado de derecho.

Indica que se encontraron “resistencias de algunos grupos”, sin embargo, puede enunciar señor secretario, ¿cuál era nuestra actividad hasta antes de que su gobierno detuviera de manera ilegal y desapareciera de manera forzada a nuestro compañero Javier a quien después presentaron con huellas visibles de tortura? Usted conoce la serie de anomalías que se encuentran en el proceso jurídico, está al tanto de que sus instituciones tratan de armar el expediente incriminatorio todo esto sin el cuidado del protocolo jurídico correspondiente.

¿Cómo responde que a la defensa jurídica se le negó en más de una ocasión el acceso a la carpeta de investigación? ¿Cómo explica que no hay concordancia con la forma en que se ejecuta la “aprehensión” y en cómo reza en el expediente días después? Nos queda claro que la ley está hecha a su horma, que tienen el poder de modificar a su gusto y parecer lo que obra en el expediente, por ello asegurar que los cauces jurídicos son los indicados sólo un ingenuo puede creerlos.

Sostiene que hay toda una serie de carpetas de investigación con sus respectivas órdenes de aprehensión, sin embargo, qué cuentas presenta de las denuncias realizadas por nuestra organización sobre crímenes cometidos en nuestra contra. De las denuncias por desaparición forzada, por ejecución extrajudicial, por amenazas, robo, allanamiento de morada e intento de desaparición forzada. Está claro que su opinión no es de imparcialidad, sus comentarios tienen el fino propósito de incriminar y deslegitimar nuestra lucha.

¿A qué se refiere con que hay “gente especializada” que “manejan muy bien” la parte mediática? No cabe duda que estamos frente a un sujeto que no tiene un ápice de sentido común, porque no se trata de “allegarse” a organizaciones internacionales, nuestra práctica política en la exigencia de presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos, libertad de todos los presos políticos y de conciencia, así como el cumplimiento de las necesidades inmediatas es la carta de presentación que hemos actuado congruencia.

¿Llama usted “volubles” a organismos y personalidades de talla internacional que conocen de la esencia represiva del régimen? ¿Supone que no pueden llegar a conclusiones propias y que sólo manifiestan una fe ciega en nosotros? ¿Sugiere que son miopes políticamente que no sin capaces de realizar sus propios juicios de valor respecto a la situación política y económica de nuestro país? Vaya que eso sí es maniqueo, conclusiones políticas que emanan de los viejos manuales de contrainsurgencia dictados por el imperialismo en la época en que el pueblo optó por tomar las riendas de su propio destino.

El guion en su discurso es inamovible, infiere que existe “la esclavitud moderna” en nuestras comunidades porque se les intimida y amenaza si no quieren trabajar con nosotros, en caso contrario se les desplaza. No es claro en especificar, se nota que el “especialista” en manipular la información está en su escritorio, porque si hace referencia a grupos paramilitares que hoy fungen como la punta de lanza contra nuestra organización y ellos son sus fuentes de primera mano, no sólo erró en el rumbo, sino que de esta manera los actos delincuenciales están de lado de su gobierno.

La esencia de su mente criminal está en su insistencia de “castigar” a los “líderes visibles”, política que aplica contra estudiantes normalista donde sugiere la existencia de 4 o 5 los responsables de la protesta popular. Tales afirmaciones se traducen en la represión de manera selectiva, porque no se busca atender las causas que originan el descontento, la visión maniquea consiste en reprimir a quien proteste.

Resulta grotesco la manera en que la administración actual se jacta de los “resultados” de su gobierno, cientos de hectáreas “recuperadas”, cientos de presos políticos de diversas organizaciones y cientos de capetas de investigación que se traducen en órdenes de aprehensión, son los resultados de 7 meses de su gobierno.

De concretarse su plan represivo largamente anunciado, la historia tomará registro que no sólo reprimen aquellos gobiernos identificados con la derecha y ultraderecha, sino también aquellos que se presentaron con una faceta de oposición; MORENA quedará en el registro histórico como un partido que se conduce por los mismos parámetros de la violencia institucional contrario a lo que tanto pregona.

La posibilidad de un baño de sangre es real, el despliegue policíaco militar en la región de Ocosingo es descomunal y desproporcional. Ello habla del trato que van a recibir las organizaciones que no “quieren involucrarse”, léase, someterse dócilmente a los designios gubernamentales, esa es la “mística” del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y Rutilio Escandón Cadenas.

La calumnia se convierte en medio idóneo para justificar la represión, es el guion que se repite a través de la historia. Los delincuentes son los luchadores sociales, los activistas políticos o los revolucionarios. ¿De qué manera presentaron a los héroes de la Independencia de México, a Morelos, Hidalgo, Allende…, y tantos más? ¿Cuál fue la manera de dirigirse a los caudillos de la revolución mexicana Emiliano Zapata y Francisco Villa, y otros más insignes revolucionarios de su tiempo?

Por ello, podrán existir mil carpetas de investigación o muchas más, todas ellas fabricadas bajo el sutil argumento de preservar la “paz social” pero la lucha y la organización no es obra de sujetos aislados de las masas, es producto de las necesidades histórico-sociales no resueltas, por eso, no habrá cárcel o crimen de lesa humanidad que detenga la decisión de luchar por mejores condiciones de vida.

Los pueblos tenemos el inalienable derecho de organizarse ante un gobierno represivo, de buscar salvaguardar su integridad ante la descomunal fuerza que ostenta el Estado. Ni vándalos ni delincuentes, somos pueblo consciente que luchamos por principios políticos e históricos. ¿Quiere marcharse la mano de sangre? Responda de frente al pueblo señor secretario de gobierno, pero no mienta, asuma que tiene sed de violencia por el odio de clase que destila contra las masas trabajadoras organizadas.

Atentamente

Por la unidad obrero, campesino, indígena y popular
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
FNLS

Navegar por las