EL GOBIERNO DE RUTILIO ESCANDÓN CADENAS MIENTE, NOS REPRIME Y CRIMINALIZA

, por  Chiapas , popularidad : 2%

Este documento lo llevamos a algunas redacciones del estado de Chiapas para su difusión, no obstante, nos enfrentamos a la censura y autocensura, los medios a los que asistimos se negaron a publicarlo, para nosotros es clara la consigna del Estado y el papel que juegan algunos medios de comunicación quienes secundan las versiones del Estado y generan las condiciones mediáticas para justificar la represión.

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, 1 de agosto de 2019

Al gobierno del estado de Chiapas
A la opinión pública
Al pueblo en general

En el lapso de un mes, integrantes del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) hemos sido víctimas de múltiples violaciones a los derechos humanos producto de la represión, que desde la oficialidad pretenden ignorar para descalificar y criminalizar nuestra lucha.

En el transcurso de este tiempo fuimos agredidos de manera sistemática. El 18 de junio del presente año asesinan al compañero Mario Moreno López en su parcela de trabajo, ubicada en la comunidad 20 de Junio, municipio de Venustiano Carranza, Chiapas. Al respecto denunciamos el crimen ante la Fiscalía General del Estado (FGE); por la denuncia y acciones políticas de masas, las autoridades abrieron una carpeta de investigación que a la fecha no tiene una línea de investigación clara, es obvia la simulación de justicia.

El pasado 17 de julio, en el municipio Villa Las Rosas a la altura del panteón municipal, aproximadamente a las 9:30 horas dos agentes del Estado vestidos de civil, sin identificarse agreden físicamente al compañero Javier González Díaz de 45 años de edad e intentan asesinar al compañero Pedro Leonel Solano Gómez de 16 años; al primero lo someten con violencia, el segundo logra escapar de sus agresores, pero, le disparan sin lograr herirlo.

A nuestro compañero Javier lo suben en una camioneta, en el transcurso de este tiempo fue víctima de tratos crueles, inhumanos y degradantes; por más de 25 horas estuvo en calidad de detenido desaparecido, tiempo en el que fue brutalmente torturado física y psicológicamente, las autoridades municipales negaron su paradero a los familiares. Por acciones de protesta que realizamos lo presentan ante los familiares, no obstante, el gobierno del estado le fabricó delitos que no cometió para justificar su trasladado al CERESS No. 5 de San Cristóbal de Las Casas.

Se le acusa de robo con violencia de una motocicleta, cuando el compañero no sabe manejar ningún tipo de vehículo; de la motocicleta que dicen que fue robada se tiene la propiedad legal, lo que evidencia la burda fabricación del delito.

Su reclusión ilegal en el CERESS es injusta, las imputaciones que le hacen son falsas, es un montaje jurídico y político para tratar de justificar un proceder que viola toda norma jurídica y un conjunto de derechos humanos.

MIENTE EL GOBIERNO DE CHIAPAS cuando dice que nuestro compañero es integrante de una banda que se dedica al robo de motocicletas, las pruebas que muestran son falsas como el arma de fuego que es sembrada, lo mismo que todos los materiales que presentan las autoridades como supuesta evidencia.

Antes del cometido de estas agresiones policíacas nos encontrábamos en las comunidades en la realización de cursos de educación y cultura. Muchos saben que nuestra organización realiza en cada período vacacional esfuerzos pedagógicos para desarrollar los conocimientos científicos y de cultura general que el gobierno nos niega como masas empobrecidas.

En esa actividad estábamos cuando nos enteramos de la desaparición forzada del compañero Javier, por lo que procedimos a exigir al gobierno chiapaneco su presentación con vida y posteriormente su libertad. En el transcurso de la protesta que realizamos en distintas regiones sufrimos una serie de agresiones policíacas cada vez más violentas que van desde el intento de ejecuciones extrajudiciales y desalojos masivos.

Una de ellas fue contra los compañeros de la comunidad Las Perlas, municipio de Altamirano, Chiapas, los cuales realizaban un volanteo informativo en la carretera, en ese lapso, pasa una camioneta tipo jeep color verde, con dos sujetos a bordo. El chofer se les aventó a los compañeros con la intención de atropellarlos, al avanzar 10 metros de distancia les disparó e hirió a los compañeros Juan Calixto Gómez y Domingo Gómez Sántiz.

La ofensiva represiva no paró ahí. El 20 de julio a las 13:30 horas, aproximadamente 500 elementos de la policía estatal y municipal, así como elementos de la Guardia Nacional entraron a la comunidad Nueva Altamira, municipio de Acala con el objeto de realizar detenciones arbitrarias. Ese mismo día, pero, a las 18:30 horas más de 800 elementos de la policía estatal, municipal y la Guardia Nacional llegaron al crucero El Cascajal, municipio de Venustiano Carranza a desalojar a los compañeros por realizar un volanteo carretero para exigir la libertad del compañero Javier González Díaz.

El 21 de julio a las 7:50 horas, cerca de 700 elementos de la policía estatal y municipal permanecieron en los terrenos y los alrededores de la comunidad 20 de Junio, lugar donde vive el compañero Javier y donde el compañero Mario fue asesinado, crímenes con motivaciones eminentemente políticas.

En todo ese tiempo el actuar de los diversos cuerpos policíacos mantuvieron un asedio contra comunidades que participan en nuestra organización, eso confirma que EL GOBIERNO MIENTE, da un uso faccioso de la información, nos criminaliza y nos reprime producto de un plan concebido para castigarnos por hacer uso del derecho a la protesta, a organizarnos fuera de su férula, expresar nuestras ideas, defender el derecho a la vida y exigir la presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos producto del terrorismo de Estado.

Las 111 carpetas de investigación que fabrica el gobierno de Chiapas, por experiencia sabemos que se transforman en órdenes de aprehensión y en nuevos actos de represión; política de gobierno que nos criminaliza por protestar contra una administración antipopular y represiva. Es la misma práctica que implementó el PRI cuando fue gobierno, también la utilizó el PRD y el PVEM cuando estuvieron en el ejecutivo estatal, no hay diferencia en los métodos para reprimir con el actual.

Los cinco agentes policíacos fueron retenidos por intentar disparar contra los compañeros que realizaban un volanteo informativo en la comunidad de Río Florido; acción que nos vimos obligados a desarrollar como medida de autoprotección colectiva, ya que su misión era cometer nuevas agresiones contra nuestra organización.

MIENTE EL GOBIERNO del estado cuando señala que robamos casi 11 millones de pesos; es falso tal señalamiento, es claro que se trata de una treta montada para deslegitimar nuestra lucha. Mentira que se pretende sostener con otra mentira, la supuesta responsabilidad que se nos quiere imputar del robo de 800 mil pesos de una avioneta en la Selva chiapaneca.

TAMBIÉN MIENTE EL GOBIERNO en torno a la mesa de negociación. Quien ha roto la mesa de diálogo en todo momento fue el gobierno del estado, siempre ha actuado de manera prepotente e intolerante, hoy podemos observar que preparaba una trampa para detener a más compañeros, establecer una mesa de trabajo amañada y una vez ahí realizar detenciones sin garantías de liberar a nuestro compañero preso. Así lo ha hecho con otras organizaciones populares.

El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) es una organización formada por diferentes organizaciones populares con presencia nacional. Desde el 2006 hemos sido víctimas de la violencia del gobierno en la administración de Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, hoy no es la excepción.

Por tal razón no hay duda de que la represión tiene patente en las estructuras del Estado mexicano, se ejecuta contra el movimiento popular en su conjunto y hoy una vez más contra el FNLS.

El único que viola derechos humanos es el gobierno; nuestra organización es la víctima no el victimario; en este contexto el violento es el gobierno de Chiapas; las acciones de masas que hemos realizado son parte del derecho a la protesta y a la organización.

Nuestra demanda desde un inicio ha sido única: la libertad incondicional del compañero Javier González Díaz, que desde la autoridad tratan de diluirla con la elaboración de nuevos expedientes incriminatorios. A la cual agregamos la exigencia de ALTO A LA REPRESIÓN en contra nuestra y de todo el pueblo de Chiapas; la libertad de todos los presos políticos víctimas de esta política represora.

Como organización sostenemos la disposición al diálogo, que nos permita resolver las causas de este conflicto; proponemos al gobierno la instalación de una mesa de trabajo, con representantes de ambas partes con capacidad resolutiva para arribar a un acuerdo definitivo. De no existir disposición por parte del gobierno estatal solicitamos audiencia en lo inmediato con el gobierno federal.

¡Libertad inmediata a nuestro compañero Javier González Díaz!
¡Alto a la represión contra el FNLS!
¡Presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos!

¡Por la unidad obrero, campesino, indígena y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
FNLS

Navegar por las