El FNLS desmiente las calumnias vertidas por miembros de la OCEZ-RC

, por  Ciudad de México , popularidad : 2%

Ciudad de México a 1 de agosto de 2019

A la organización OCEZ-RC
A la opinión pública

El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) desmiente las calumnias vertidas por miembros de la Organización Campesina Emiliano Zapata Región Carranza (OCEZ-RC), quienes a través de algunos medios de comunicación y redes sociales lanzan una serie de infundios contra nuestra organización con la intención de crear las condiciones políticas que justifiquen la práctica fascista del gobierno de Rutilio Escandón Cadenas.

Entre hermanos de clase no podemos secundar las versiones del Estado, hacerlo denota pérdida de identidad política e ideológica; cuando la razón nos asiste se arriba a discusiones políticas con el ánimo de dirimir diferencias, caso contrario, la brújula política se encuentra perdida o definitivamente se plegaron a los intereses de la clase en el poder político y económico.

Desconocemos la razón del porque la OCEZ-RC lanza infundios contra nuestros compañeros y organizaciones que forman parte del FNLS, no es nuestra política desarrollar el canibalismo político o secundar la política del Estado para conducir a las masas a una lucha fratricida. Nuestra práctica la guiamos bajo principios políticos que se objetivan en la práctica política, es ahí donde comprobamos la congruencia en el decir y el hacer.

Es extraño que se pronuncien contra nosotros ahora que el gobierno chiapaneco despliega una franca ofensiva contra nosotros, hoy que el Estado se ensaña contra compañeros, maquiavélicamente incita al odio y el linchamiento a través de desafiliaciones y señalamientos dolosos que justifiquen su proceder antipopular y represivo, al grado de atentar contra la vida e integridad de compañeros por medio de la desaparición forzada, tortura, así como tratos crueles inhumanos y degradantes.

Precisamente ahora se requiere la solidaridad entre hermanos de clase, enfrentar como masas organizadas el terrorismo de Estado, las divergencias metodológicas son menores cuando se enfrenta a un solo enemigo, por eso preguntamos, ¿por qué se congratulan por la campaña mediata de descalificación y represión que emprende el gobierno mexicano contra nosotros?, sólo un resentido social satisface su odio de clase ante la desgracia las masas trabajadoras.

El horizonte político no debe extraviarse, el gobierno en sus tres niveles es quien ejecuta los crímenes de lesa humanidad y de Estado, graves violaciones a los derechos humanos que de manera sistemática y generalizada comete el Estado mexicano que, para hacer frente a esa embestida criminal, las masas organizadas debemos cerrar filas para no lanzar y secundar la vocería oficial del gobierno del Estado de Chiapas.

¿Qué pruebas son las que tienen señores de la OCEZ-RC? Sobre el asesinato político del compañero Víctor Alfonso, ¿saben quién lo asesinó o ahora creen “ingenuamente” la versión oficial? Desconocemos la razón del por qué se empecinan en afirmar que somos paramilitares, ¿sobre qué pruebas sostienen tales infundios?, aseguran que usamos tramposamente la bandera de la presentación con vida de los detenidos desaparecidos, al respecto contesten, ¿cuántas jornadas o campañas de lucha han organizado para sumarse a esta causa justa?, ¿en qué marchas hemos coincidido para unir nuestras voces en esta loable consigna?, ¿Acaso creen que fingimos la desaparición forzada de nuestro compañero Fidencio Gómez Sántiz y la de Javier González Pérez? Se equivocan señores, no somos de su horma, esta demanda es un acto de solidaridad e indignación ante el cometido de tan deleznables violaciones a los derechos humanos cometidas por el Estado mexicano.

El criterio de verdad es la práctica y desde que en algún momento coincidimos en el torrente de la lucha popular, eso hace más de dos décadas, ahora no sabemos de su práctica política, de las consignas que dicen abrazar, por el contrario, más parecen preocupados en cumplir con el protocolo represivo del Estado, en secundar las mismas calumnias.

¿En qué fundamentan sus dichos para sostener que el compañero Javier González Díaz es un delincuente?, ¿cuál es su fuente, si está es la información que vierte el Estado a través de medios oficiosos? Creímos estar frente a luchadores serios y consecuentes, pero tal proceder se acerca más a los charlatanes, a los vividores que reciben migajas del estado a cambio de fungir como madrinas dentro del movimiento popular.

No es nuestra intención herir susceptibilidades de compañeros congruentes en las bases, pero está claro que quienes se prestan a leer panfletos difamatorios dejó muy lejos su sentir de identidad con las masas explotadas, olvido la sensibilidad que debe existir entre hermanos de clase.

Si el nombre o nombres de algunos que dicen participar en su organización, salió en el interrogatorio durante la tortura de la que fue objeto nuestro compañero Javier es una pregunta que deberían hacerle a los elementos policíacos del gobierno chiapaneco, los que amenazaron y torturaron a nuestro compañero para que diera información sobre la organización, el FNLS.

Deberían estar más preocupados en ubicar el proceder del estado, que en difamar o secundar las versiones policíacas del gobierno mexicano contra organizaciones consecuentes con la lucha popular, eso evidencia que, dentro del movimiento popular hay personas que aún se presentan como luchadores sociales, como víctimas cuando son los victimarios. La pregunta es la misma, si hay congruencia política ¿Dónde está su práctica política para hacer frente al terrorismo de Estado, y exigir juicio y castigo a los responsables?

Discutamos señores de la OCEZ-RC, analicemos el fenómeno con base a categorías, pero, no calumnien, ni lancen vituperios que no son capaces se sostener, porque la única justiciera es la historia y ella sabrá colocar en su justa dimensión el papel que cada quien juega ante la agudización de la lucha de clases.

El enemigo no está entre nosotros, éste es el Estado mexicano que hoy se encuentra con fuerzas remozadas para ejercer la represión, desenmascaremos al lobo que se disfraza de oveja, pero no caigamos en una lucha fratricida.

Las calumnias que hace justifican el proceder criminal del gobierno de Chiapas, crean un ambiente de represión contra integrantes de nuestra organización, que serán corresponsables del baño de sangre que emprenda el gobierno mexicano contra nuestra organización. ¡Alto a la criminalización de la protesta popular!, ¡alto al terrorismo de estado!

Atentamente

Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
FNLS

Navegar por las