Sujetos desclasados pretenden generar la provocación entre hermanos de clase, éstos son los verdaderos agentes del Estado

, por  Ciudad de México , popularidad : 1%

Ciudad de México a 20 de junio de 2019

A la opinión pública
A las bases de la Organización Campesina Emiliano Zapata-Región Carranza

La ejecución extrajudicial de nuestro compañero Mario Moreno López integrante de la Organización Campesina Víctor Alfonso (OCVA) perteneciente al Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) en el municipio de Venustiano Carranza en el estado de Chiapas es un crimen de Estado, acontecimiento que evidencia la mano criminal del paramilitarismo en coordinación con los distintos cuerpos policíaco y militares.

En el FNLS no queda duda que la autoría material e intelectual de este artero crimen cobra nómina en las instituciones del Estado mexicano, de lo contrario no se puede explicar tal proceder criminal contra un campesino que se encontraba con sus instrumentos de trabajo inmerso en las labores agrícolas.

La acción de provocadores y de agentes del Estado es un hecho cada vez más palpable, no es casual que la mentira, la calumnia y la estigmatización seas las premisas de elementos desclasados que se autoerigen como luchadores sociales, cuando sus actos los develan como fieles servidores del gobierno estatal.

Una de las mentiras que brotan de un “Voletin urgente (sic)” es que el FNLS responsabiliza a la OCEZ-RC de la ejecución extrajudicial del compañero Mario, refieren que ellos tuvieron contacto con el cuerpo del compañero antes de que fuera encontrado por una comisión de la organización.

En primer lugar el FNLS no responsabiliza a la OCEZ-RC de este crimen, reconocemos en sus bases a hermanos de clase que hoy son utilizados por elementos desclasados. Señalamos como uno de los responsables de este crimen al sujeto José Manuel Martínez Hernández, conocido en la región como “Chema”, quien asume una actitud pedante y prepotente contra compañeros de las comunidades organizadas en torno al FNLS, al verter amenazas de manera constante contra ellos y portar armas de fuego.

En un secreto voces que este personaje dejó de ser un luchador social como algunos esfuerzos lo conocieron en su pasado reciente. Durante su estancia en la cárcel, muchos nos sumamos a la exigencia de su libertad, sin embargo, una vez que sale producto de la lucha de organizaciones populares, arrió las banderas de lucha independiente y se pliega a los intereses del gobierno perredista en aquel entonces.

El proceder del FNLS no es generar una lucha fratricida entre hermanos de clase, las bases no son responsables de los compromisos personales que adquirieron elementos que dejaron de ser parte del sujeto consciente en la lucha por superar las condiciones de oprobio que genera el capitalismo.

Es irresponsable definir que el “asesinato” se debe a un “acto de provocación”. ¿Provocación de quién? ¿Quién fue el que cometió tan abominable crimen? O quieren sugerir que somos capaces de asesinar a uno de nuestros compañeros para justificar otro proceder. El león cree que todos son de su condición.

Se nos llama paramilitares, se nos tilda de extorsionadores y se asaltantes. Nada más falso y ruin para generar el estigma. Ahora resulta que las víctimas somos los victimarios. En qué cabeza supone que quien pone los muertos es el victimario.
La renuncia a la lucha popular de ese sujeto es que “confunde” la movilización como “fechorías” y la solidaridad popular como un acto de “extorsión”. Es una calumnia sostener que la organización cobre una cuota de “300 pesos” en las movilizaciones y se les robe carga a transportistas. Insistimos, sólo quién ya no ve en las acciones políticas de masas el contenido político puede sostener tales vituperios.

¿De qué manera la ejecución extrajudicial de nuestro compañero puede justificar la “represión y agresión”? Tal sentencia únicamente puede ser esbozada de quien supone que las acciones criminales se responderán con actos de esa misma magnitud. No señor “Chema”, no somos iguales, a nosotros nos identifica principios políticos en la lucha por el socialismo en nuestro país.

Responsabilizamos a José Manuel Martínez conocido como el “Chema”, al gobernador del estado Rutilio Escandón Cadenas y al titular del ejecutivo federal Andrés Manuel López Obrador de cualquier acto de represión contra los que integramos el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo en el estado de Chiapas y en cada entidad donde tenemos presencia y arraigo.

La calumnia, el estigma y la represión no podrán detener la digna exigencia de presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos en el país, la lucha por mejores condiciones de existencia para las masas trabajadoras y por el socialismo en México.

Atentamente
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
FNLS

Navegar por las