DÍA INTERNACIONAL DE LA DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS

, por  Huasteca , popularidad : 2%

Huasteca y Sierra Oriental, 10 de diciembre de 2017

La declaración Universal de los derechos humanos fue aprobada y proclamada por la asamblea general de las Naciones Unidas (ONU) en el año de 1948, es el resultado de la persistente e histórica lucha de los pueblos oprimidos y explotados de todos los confines del mundo. Una conquista de la lucha popular lograda después de la segunda guerra mundial, durante la cual, los países fascistas e imperialistas infligieron al pueblo sojuzgado múltiples crímenes de lesa humanidad.

Este acontecimiento histórico tiene estrecha relación con la denodada lucha por la exigencia de justicia, juicio y castigo a los responsables del cometido de crímenes de guerra, de Estado y de lesa humanidad como el genocidio, ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, torturas y de los desplazamientos forzados de pueblos enteros cometidos durante la guerra y posterior a ella, pero sus antecedentes datan desde el surgimiento de la propiedad privada.

En América Latina, durante la instauración de dictaduras militares, se cometieron atroces crímenes contra los críticos a tales regímenes y contra la protesta popular en general, lo mismo aconteció en Centro América contra los movimientos de liberación nacional como en Nicaragua, El Salvador y Guatemala donde el terror ejercido por los Estados cobró miles de víctimas.

En México, el cometido de crímenes de lesa humanidad y de Estado como la desaparición forzada y las ejecuciones extrajudiciales se ejercieron durante la llamada “guerra sucia”, desde entonces dichas prácticas han sido de manera sistemática sexenio tras sexenio, hasta su recrudecimiento durante la administración Calderonista con el pretexto de la guerra contra el narcotráfico y la delincuencia organizada. Terrorismo de Estado ejercido hasta hoy como política de gobierno en beneficio de la oligarquía nacional y extranjera por mandato del imperialismo norteamericano.

Las execrables prácticas ejercidas tanto en América y el resto del mundo por los Estados burgueses, fascistas e imperialistas, ha marcado senderos de la lucha popular organizada; desde la perspectiva reformista-oportunista, de los derechos humanos, las organizaciones populares independientes hasta las organizaciones revolucionarias que han abonado, de algún modo, por el reconocimiento jurídico y legítimo del ejercicio de los derechos económicos, sociales y políticos en la mayoría de los países así como en los tratados internacionales.

A 69 años de haberse proclamado tal declaración, con las leyes neoliberales en boga, han quedado relativamente anuladas las conquistas históricas de las luchas populares, tanto en México como en los países dependientes del imperialismo.

La amplia difusión por los voceros oficiosos sobre el respeto a los derechos humanos es una falacia del Estado mexicano, característica propia de un estado de derecho oligárquico; que mientras viola los derechos humanos del pueblo, defiende los intereses de la clase en el poder. Política gubernamental evidenciada a través del recrudeciendo del terrorismo de Estado, e ahí la doble moral.

Muestra de ello es la reciente imposición oligárquica de la Ley de Seguridad Interior en donde se adecua el marco jurídico para la legalización del cometido de crímenes de lesa humanidad y de Estado, violaciones a los derechos humanos por las diversas corporaciones policiaco-militares y paramilitares consumándose en ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, torturas y desplazamientos forzados.

Marco jurídico que permite la consolidación del Estado policiaco-militar para que el ejército y marina, puedan desempeñar tareas de seguridad pública que implica la agudización de la represión contra la protesta popular, la cual augura el carácter profascista del próximo administrador de la oligarquía nacional y trasnacional.

Queda de manifiesto que las modificaciones hechas a la constitución son la negación a los derechos humanos y constitucionales al pueblo de México; violación sistemática del derecho a la vida, a la organización, a la libre manifestación de ideas; y con la llamada “Ley Contra Desaparición Forzada de Personas Cometido por Particulares”, que elude y diluye la responsabilidad del Estado en el cometido de estos crímenes, niegan el acceso a la justicia imparcial, pronta y expedita a todas las víctimas.

Queda para el pueblo el escabroso transitar en la senda de la lucha de clases. La protesta organizada con unidad de idea y acción es una alternativa viable en defensa de nuestros derechos humanos y constitucionales, la unidad política e ideológica como vía para desplegar en mejores condiciones la lucha por el socialismo.

FRATERNAL Y COMBATIVAMENTE

¡RESPETO A LOS DERECHOS HUMANOS Y CONSTITUCIONALES!
¡ALTO AL TERRORISMO DE ESTADO!
¡LIBERTAD A LOS PRESOS POLÍTICOS DEL PAIS!
¡PRESENTACIÓN CON VIDA DE LOS REVOLUCIONARIOS GABRIEL ALBERTO CRUZ SÁNCHEZ Y EDMUNDO REYES AMAYA Y DE TODOS LOS DETENIDOS-DESAPARECIDOS!
¡PRESENTACIÓN CON VIDA DE NUESTRO COMPAÑERO FIDENCIO GÓMEZ SÁNTIZ!
¡JUICIO Y CASTIGO A LOS AUTORES MATERIALES E INTELECTUALES DE LA EJECUCIÓN EXTRAJUDICIAL DE LOS COMPAÑEROS HÉCTOR LÓPEZ SÁNTIZ Y HUMBERTO MORALES SÁNTIZ!

¡POR LA UNIDAD OBRERO, CAMPESINO, INDÍGENA Y POPULAR!
FRENTE NACIONAL DE LUCHA POR EL SOCIALISMO
FNLS

Navegar por las