El compañero Rodolfo García Gómez es rehén político del gobierno mexicano

, por  Ciudad de México , popularidad : 1%

Ciudad de México a 4 de octubre de 2017

La condición de rehén político del Estado de nuestro compañero Rodolfo García se mantiene a más de una semana de su detención arbitraria con delitos prefabricados que pretenden minar su convicción de lucha y hacer desistir al Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) de brindar la solidaridad a todas las víctimas del terrorismo de Estado, la represión es política de gobierno, independientemente de las siglas partidistas que las identifique.

Desde el día de su detención a la fecha se expresa con toda claridad la condición represiva y proempresarial del gobierno del estado de Chiapas, quien en un doble discurso dice defender la vida y el medio ambiente, al tiempo que argumenta el respeto a los derechos humanos, no obstante, quienes somos parte del movimiento popular sentimos en carne propia el flagelo de la represión con el claro propósito de favorecer a empresas nacionales y del extranjero.

El representante del ejecutivo estatal, Manuel Velasco Coello, es fiel representante de los intereses oligárquicos en la región, secunda con peculiar insistencia la política general del terrorismo de Estado que emana desde el gobierno federal, por lo que tanto el PRI y el PVEM, constituyen el flagelo represivo con la cual se desangra a las masas trabajadoras en todo el país.

Las acusaciones de formar parte de un grupo armado y paramilitar en la región son una mascarada para ocultar la esencia profascista de su gobierno, política represiva cuyos saldos deleznables son bien conocidos en el estado de Oaxaca, particularmente con los compañeros del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT), a quienes después de una campaña de calumnias e infundios, ejecutan extrajudicialmente a su representante Heriberto Pazos Ortiz.

¡Con qué sagacidad lograron engañar los victimarios a algunos organismos de derechos humanos y se hicieron pasar por víctimas! ¡Con qué propiedad se presentaron como ofendidos los supuestos propietarios y lograron confundir a más de un incauto!

Es particularmente ilustrativo el hecho de que esos quienes se dicen las víctimas, fueron personalmente “señalar” a quien sería la víctima y formaron parte del descomunal operativo represivo; ¿desde cuándo las supuestas organizaciones populares se escudan en el aparato policíaco-militar del Estado mexicano? ¿Esta es la autonomía a la que se hace tanto alarde? Desde nuestra óptica hay una profunda contradicción entre lo que se dice en las opiniones y lo que se realiza en la práctica.

Ser parte de las fuerzas represivas y del operativo donde fue detenido nuestro compañero sólo tiene una explicación, se es funcional al Estado policíaco-militar desde las estructuras paramilitares, no puede existir ninguna otra forma de argumentar el fenómeno, porque quienes acompañaron a los cuerpos policíacos a cometer la detención arbitraria y otros actos represivos, no fueron entes pasivos, sino que fueron parte activa del operativo.

¿Desde cuándo la justicia se hace presente cuando se es víctima del terrorismo de Estado? en los casos que hemos denunciado, la detención desaparición forzada de nuestro compañero Fidencio Gómez Sántiz, la ejecución extrajudicial de Humberto Morales Sántiz, las constantes agresiones paramilitares contra el ejido El Carrizal, la red de espionaje contra el movimiento popular en Chiapas… están en total impunidad.

El silencio de quienes en su momento voltearon la mirada inquisidora y lanzaron sus consignas contra nuestra, no queda claro si es de regocijo ante la represión de la que somos objeto, porque si en estos momentos se llega a una reflexión del error, no es con el silencio como se abona al esclarecimiento de los crímenes de Estado.

¿Ya están contentos señores de la “semilla rebeldía” de la agresión contra nosotros? ¿Formar parte de las agresiones del Estado mexicano es como pretenden “defender” su “territorio”? ¿Es mediante el tolete, la bota policíaca y la cárcel de lo que en otros momentos llaman “mal gobierno” como suponen hacer valer “su” derecho? nos cuestionamos de esta manera las cosas para poder empezar a dilucidar el fenómeno y dar claridad a quienes hoy se sienten “confundidos”.

Al FNLS se nos ha reprimido de distintas maneras y en distintos momentos, pero todos ellos con el singular objetivo de minar la fortaleza de lucha que tenemos a nivel nacional, cada una etapa de ofensiva represiva la sorteamos con la solidaridad que se expresa en variadas formas, porque somos un ente político que tenemos arraigo popular y no nos debemos a los formalismos burocráticos de ONG.

Tajantemente enfatizamos que las acusaciones contra los compañeros de Nuevo Guadalupe Victoria y en particular del compañero Rodolfo, son falsas, es la expresión concreta del estado de derecho oligárquico que criminaliza la pobreza y protesta popular. Mediante la ley del explotador y opresor pretenden minar la voluntad de lucha con la que se defiende el derecho a la tierra; mediante la bota policíaca-militar intentan sojuzgar la solidaridad hacia nuestros hermanos de clase que padecen las mismas injusticias de gobiernos represores.

Mientras el gobernador del estado Manuel Velasco Coello se cantonea en las zonas devastadas por los fenómenos naturales de semanas pasadas y pretende vender una imagen de “preocupación” ante las familias en desgracia, la familia de nuestro compañero igualmente debe soportar la ausencia de su ser querido que se encuentra en las mazmorras del Estado.

Resultan hipócritas y superfluas las actitudes grotescas que tanto el gobernador, y otros miembros de su gabinete realizan para simular que las demandas de vivienda y alimentación serán satisfechas después de los terremotos, el cinismo se les escapa hasta por los codos porque no pueden ocultar que en la supuesta reconstrucción, quienes serán verdaderamente beneficiados serán las empresas inmobiliarias y constructoras afines a los gobiernos y políticos de oficio.

Nuestro compañero es mantenido como rehén del Estado, es un preso político, considerado como moneda de cambio que quiere utilizar el Estado mexicano para chantajear y hacernos desistir, por esa razón, no dejaremos de exigir su inmediata libertad. Desde las cúpulas empresariales se llama a la represión, desde su voz oficiosa se pretende escalar la violencia institucional, por lo tanto, no les sorprenda que el pueblo los identifique como responsables también de la pobreza.

A los organismos defensores de los derechos humanos honestos, solicitamos la acción de sus buenos oficios para continuar con la denuncia de la injusta reclusión de nuestro compañero y por su libertad incondicional.

Libertad incondicional al compañero Rodolfo García Gómez!
¡Alto al terrorismo de Estado!
¡Alto a la criminalización de la pobreza y protesta popular!

¡Por la unidad obrera, campesina, indígena y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Navegar por las