Pronunciamiento a tres años de la detención-desaparición de los 43 estudiantes normalistas y la tortura y ejecución extrajudicial de 3 compañeros más

, por  Puebla , popularidad : 22%

El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) condena enérgicamente la política de terrorismo de Estado que mantiene hasta hoy día por la ejecución extrajudicial de tres jóvenes normalistas y la desaparición forzada de 43 compañeros más, el 26 de septiembre de 2014, que tuvo lugar en la ciudad de Iguala mientras los alumnos de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos se encontraban haciendo acciones políticas y boteos para la recaudación de fondos para poder viajar a la Ciudad de México y participar en la marcha en conmemoración del 48º aniversario de la masacre de Tlatelolco.

Los normalistas son interceptados en dos ocasiones por la policía municipal, la primera en el Periférico Norte de la ciudad de Iguala la noche del 26 de septiembre, donde, a mansalva rodearon y dispararon contra los autobuses en que se trasladaban los estudiantes, en este primer atentado, el estudiante Aldo Gutiérrez Solano fue interceptado por una bala en la cabeza que aún hoy lo mantiene en estado vegetativo. El segundo ataque fue cometido por un comando armado vestidos de civil, no identificado, cuatro horas después, cuando los estudiantes denunciaban el ataque en el mismo lugar de los hechos con maestros y reporteros, fueron detonados al menos 200 disparos durante el atentado, con las que ejecutaron a otros dos normalistas de Ayotzinapa y al día siguiente se encontró otro compañero al cual le fue retirado el rostro y los ojos. Es decir, que quienes perpetraron este segundo ataque tienen el mismo modo de operar que los grupos paramilitares, mercenarios entrenados y financiados por el Estado mexicano para socavar los intentos organizativos tanto en el campo como en la ciudad, que son resultado de la miseria y la explotación de la que se es objeto en este sistema de política neoliberal, esta estrategia violenta y represiva cobra vigencia debido a que los estudiantes de las normales rurales agrupados en la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM), se han caracterizado por luchar por una educación pública y popular, así como por las demandas más sentidas de nuestro pueblo explotado y oprimido, siempre críticos al sistema capitalista imperialista.

Por tal motivo han sido criminalizados, señalados y estigmatizados de forma recurrente por el dedo ejecutor de los gobiernos neoliberales que una y otra vez pretenden desaparecer a toda costa a las normales rurales que aún permanecen en el país. No está demás denunciar que en los últimos seis años la violencia ejercida en contra de la Normal de Ayotzinapa se ha agudizado de forma desmesurada y descarada dejando como saldo, a la fecha, la ejecución extrajudicial de seis de sus estudiantes, uno se encuentra en estado vegetativo y 43 desaparecidos forzadamente.

El operativo para reprimir a los jóvenes en Iguala fue coordinado y ejecutado por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del estado de Guerrero, donde también tuvo participación activa el ejército federal, lo que lo convierte en un crimen de Estado que no ha sido esclarecido debido a que se llevó a cabo bajo el dictado de la política de Estado impuesta en México, tal como lo manifiesta la complicidad y omisión; contrario a la justicia, se ha manejado una versión oficial “la verdad histórica”, por demás perversa que pretende deslindar responsabilidades de mandos mayores y da por muertos a los estudiantes y con eso intentaron cerrar el caso. Desde el primer momento el entonces procurador general de la república Jesús Murillo Karam, con el afán de encubrir a los responsables directos de este artero crimen, dio declaraciones absurdas y nada convincentes, hizo pasar este crimen de Estado como un vil conflicto entre los estudiantes y el crimen organizado. Hace referencia que los estudiantes fueron quemados en un basurero y tiradas sus cenizas al río, versión que fue desmentida por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que durante un año aproximadamente hizo peritajes in situ logrando concluir científicamente que los estudiantes no pudieron haber sido incinerados en el basurero de Colula como lo sostuvo el vocero del Estado en su calidad de Procurador. El GIEI fue orillado a abandonar el país y con ello la conclusión de su investigación, puesto que de todas las formas posibles el Estado mexicano obstaculizó el acceso de toda prueba que pudiera ser útil para dar con el paradero de los estudiantes. Además de que en ningún momento aceptó su responsabilidad en la desaparición de los normalistas a pesar de que había muchas pruebas y testimonios fehacientes que lo inculpaban.

Hoy, a tres años de la desaparición forzada de los estudiantes normalistas, se continúa con la exigencia por el juicio y castigo a los responsables, ya que ninguno de los actores intelectuales de alto rango ha sido enjuiciado. Sin embargo los que hasta el momento han sido puestos a disposición de la justicia no son sino chivos expiatorios que el Estado acomoda a conveniencia para confundir al pueblo y hacer ver que se goza de una justicia pronta, expedita y al alcance de todos.

Seguiremos exigiendo la presentación con vida de los 43 jóvenes y condenando este y todos los crímenes de lesa humanidad cometidos contra el pueblo.

Por lo anterior, llamamos a los organismos defensores de los derechos humanos, a las organizaciones políticas, democráticas e independientes a que no dejen de luchar contra la violencia y terrorismo de Estado cuyo objetivo es desarticular las luchas del pueblo organizado. Hagamos pública la condena ante toda muestra de represión y violación a los derechos fundamentales del pueblo y no cesemos en la exigencia por la presentación con vida de los normalistas. Porque las familias de los detenidos desaparecidos y el pueblo en general, tenemos derecho a conocer la verdad y acceder a la justicia.

ATENTAMENTE

¡Juicio y Castigo a los responsables materiales e intelectuales de los asesinatos de los Normalistas de Ayotzinapa, Guerreo!
¡Presentación con vida de todos los normalistas de Ayotzinapa, Guerrero!
¡Presentación con vida de todos los detenidos-desaparecidos por motivos políticos y sociales!
¡Libertad a todos los presos políticos en el País!
¡Alto a la militarización y paramilitarización del País!
¡Alto a la criminalización de la pobreza y protesta popular!

¡Por la unidad obrero, campesina, indígena y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo FNLS
Red de Defensa de los Derechos Humanos REDDH

Navegar por las