El FNLS agradece a todas las organizaciones hermanas, personas solidarias, organismos defensores de derechos humanos su solidaridad para exigir la libertad inmediata e condicional de nuestros compañeros

, por  Chiapas , popularidad : 89%

San Cristóbal de Las Casas a 1 de julio de 2017

A los medios de comunicación nacional e internacional
A los organismos defensores de los derechos humanos
A las organizaciones populares, democráticas e independientes
Al pueblo en general

El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS), informa que los 13 compañeros detenidos arbitrariamente el pasado 29 de mayo en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas ya están en LIBERTAD; agradecemos a todas las organizaciones hermanas, personas solidarias, sindicatos, organismos defensores de derechos humanos su solidaridad para exigir la libertad inmediata e condicional de nuestros compañeros.

Lo que se vivió el 29 de junio pasado es parte de la continuidad represiva que ejerce el Estado mexicano en nuestra contra desde hace años, una forma más de reprimir a quienes enarbolan la defensa de los derechos humanos; a los que defienden la tierra para el bien común; los que luchamos por una educación pública y gratuita para el pueblo como un derecho inalienable; los que exigimos el derecho al trabajo y salud para todo el pueblo; los que exigimos alto al terrorismo de Estado.

Este acto represivo se enmarca en la culminación del trabajo del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) y en el cumplimiento de 4 meses del cometido de este crimen para coadyuvar con pruebas científicas la forma en que se cometió la ejecución extrajudicial del compañero Humberto Morales Sántiz, la detención arbitraria de nuestros compañeros es con el propósito de desvirtuar el trabajo de peritaje de especialistas en nuestro país; con esta actitud el Estado mexicano comprueba que este crimen como otros de misma envergadura tienen patente en las estructuras del gobierno mexicano.

La saña con la que actuaron los cuerpos policíacos en Chiapas evidencia la política represiva que ejecuta el gobierno federal y estatal el movimiento popular. Expresa el odio de clase a la que pertenecen y defienden, para él todo aquel que proteste, denuncie o realice acciones políticas de masas es tratado como “delincuente”, es considerado “enemigo”.

Protestar para exigir juicio y castigo a los autores materiales e intelectuales de la ejecución extrajudicial de nuestro compañero Humberto Morales Sántiz no es un delito, es un derecho conocer la verdad de los hechos, enjuiciar y castigar a los autores materiales e intelectuales y erradicar prácticas tan aberrantes como las desapariciones forzadas y las ejecuciones extrajudiciales.

El menos interesado en conocer la verdad es el gobierno mexicano, porque se comprobaría su responsabilidad en el cometido de este crimen, que por comisión, omisión y aquiescencia es responsable de la ejecución extrajudicial de nuestro compañero Humberto Morales Sántiz y la de todos los miles de crímenes en el país.

La libertad de expresión y manifestación se objetiva en cada acción política que realicemos para informar y denunciar los crímenes de Estado y de lesa humanidad; es a través del volante, la manta, la revista, el folleto, la postal, donde se informa estos hechos; a través de las acciones políticas, como en el mitin, el foro, la marcha, los volanteos informativos en las carreteras, le ponemos nombre y rostros a los detenidos desaparecidos, donde exigimos justicia para los ejecutados extrajudicialmente, es donde sentimos que nuestros compañeros y seres queridos están presentes para no olvidar, no desistir de luchar.

Las leyes burguesas no pueden estar por encima del derecho a la vida, éste se debe garantizar, máxime cuando existen más de 300 mil detenidos desaparecidos por motivos políticos o sociales; más de 250 mil ejecutados extrajudicialmente; más de un millón 200 mil desplazados de sus lugares de origen por la violencia institucional y el terrorismo de Estado; cuando el gobierno mexicano reprime y comete más crímenes de Estado contra los que exigen alto al terrorismo de Estado, habla de su carácter pro fascista contra el pueblo.

Cuando el gobierno mexicano es omiso a la exigencia de JUSTICIA, al pueblo no le queda otra alternativa más que protestar para denunciar y desenmascarar la política de terrorismo de Estado y señalar a los responsables materiales e intelectuales de los crímenes de Estado y de lesa humanidad, que por los testimonios de familiares de las víctimas señalan a los cuerpos represivos, a los funcionarios y por ende los conduce en cadena de mando hasta el Poder Ejecutivo.

Todo lo anterior es lo que han hecho contra nuestra organización que exige la presentación con vida de todos los detenidos-desaparecidos, por denunciar que en México el Estado aplica el terrorismo de Estado como política de gobierno, por exigir el derecho a la verdad en los casos de violencia gubernamental que se ejerce para que dejemos de protestar, de exigir derechos inalienables al pueblo y por desnudar en su condición antipopular y represivo.

En México se reprime a los luchadores sociales con desaparición forzada, ejecución extrajudicial, hostigamiento policíaco, espionaje telefónico y electrónico, con detenciones arbitrarias y criminalización por la labor política que se hace, recurre a la tortura, como “método” para inculpar al luchador social de actos que no realiza y se encarcela por ejercer el derecho a la protesta.

En Chiapas el gobierno de Manuel Velasco Coello se expresa como lo que es, profascista, antipopular y represivo; es del Partido Verde Ecologista y ante los medios de comunicación utiliza una doble moral, porque dice “defender” a los animales y darles a éstos una condición humanizada, mientras que al campesino pobre, al estudiante, trabajador de la educación se les animaliza, se les trata bestialmente con el tolete y la bala de los cuerpos represivos.

A través del mando único y los grupos paramilitares se reprime el pueblo en el estado de Chiapas, con desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales, en nuestro caso el 29 de septiembre de 2015 asesinan a nuestro compañero Héctor Sántiz López; el 5 de marzo de 2016 detienen de manera forzada a Fidencio Gómez Sántiz; el 28 de febrero del presente año ejecutan de manera extrajudicial a Humberto Morales Sántiz; y los hechos más recientes la detención arbitraria de 13 compañeros en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, todos son hechos represivos que de manera sistemática y generalizada cometen contra nuestro proyecto político.

No vamos a renunciar a la denuncia y acciones políticas de masas, éstas son conquistas del pueblo, que desde hace años se lograron, hoy nos corresponde defenderlos con dignidad y combatividad. Luchar por la presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos, exigir justicia por los que son ejecutados extrajudicialmente es un derecho, por tanto, la lucha que emprendemos es justa y como tal se debe exigir ¡ALTO AL TERRORISMO DE ESTADO!

Es importante destacar el desempeño de sus buenos oficios que hizo el Comité Cerezo México, los abogados y organizaciones hermanas por acompañarnos desde que inicio la exhumación de nuestro compañero Humberto Morales Sántiz y en este acto represivo, es una experiencia más de la necesidad de coordinar esfuerzos políticos, jurídicos y de derechos humanos.

Extendemos nuestro reconocimiento a todas las organizaciones populares, organismos defensores de derechos humanos del país y del extranjero y personalidades progresistas, por manifestar su solidaridad y exigir la libertad de nuestros compañeros; nuestros compañeros están libres gracias al esfuerzo conjunto de todo el movimiento popular.

¡Alto al terrorismo de Estado!

¡Por la unidad, obrera, campesina, indígena y Popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS)



Navegar por las