Colectivo Magisterial Leonel Calderón Villegas. Los trabajadores de la educación debemos desplegar iniciativa y creatividad combativa en la defensa de nuestros derechos y la educación pública

, por  Michoacán , popularidad : 2%

A LOS TRABAJADORES DE LA EDUCACIÓN
AL PUEBLO DE MÉXICO

Descarga aquí: Colectivo Magisterial Leonel Calderón Villegas

Después de un año de lucha contra la reforma educativa neoliberal pro oligarca, la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) a nivel nacional se apresta a seguir luchando por la defensa de la educación pública y los derechos de los agremiados, pese a los intentos y gran derroche de recursos económicos, los gobiernos federal y estatal no han logrado imponer la reforma educativa neoliberal en los términos que pretendían, no obstante, existen problemas de carácter estratégico y táctico que impiden la unidad de todos los trabajadores en el país, esta situación ha provocado en lo inmediato el despido de trabajadores de la educación en algunos estados de la República, principalmente donde la CNTE no se ha consolidado.

En el plano nacional el magisterio democrático es parte del proletariado que sufre las consecuencias inmediatas de la crisis estructural del capitalismo, del dominio de la burguesía que impone su dictadura para garantizar las ganancias que obtiene con la explotación económica y la opresión política sobre todos los trabajadores, recurriendo a la imposición de las reformas neoliberales de carácter político, económico, laboral, educativo, energético, fiscal, entre otros. Somos también víctimas del terrorismo de Estado, tenemos maestros que han sido asesinados, otros detenidos desaparecidos, el caso más reciente es el del profesor Jesús Hernández Castellanos, víctimas de este delito de lesa humanidad, desde el 15 de enero en Huautla, Hidalgo, presos políticos con delitos prefabricados producto de detenciones arbitrarias.

Enfrentamos como proletarios la embestida imperialista contra todos los pueblos, no caemos en el engaño del supuesto patriotismo que Peña Nieto promueve ante el arribo de Trump a la presidencia del imperialismo estadounidense, porque más allá de los personajes que ostenten las respectivas presidencias, la esencia es la imposición de la voluntad oligárquica que en nuestro país se concretó con el Pacto por México firmado por los partidos pro oligarcas y pro imperialistas con lo que se generaron las condiciones de miseria, pobreza y saqueo de recursos que hoy padece y enfrenta el pueblo de México.

Tenemos claro que la unidad de todos los trabajadores es una necesidad estratégica de primera importancia, solo unidos y organizados derrotaremos a la oligarquía, burguesía y el imperialismo. De esta necesidad se derivan las estrategias y tácticas de lucha en cada uno de los estados donde la CNTE en alianza con los demás sectores de clase impulse el fortalecimiento del movimiento popular, retomando las experiencias positivas de la lucha, entre otros principios de crítica y autocrítica, así como las acciones políticas de masas que garanticen objetivos.

En el plano estatal, las acciones políticas de masas realizadas por las bases del magisterio democrático en Michoacán, tales como la toma de las vías del tren, acciones coordinadas entre las regiones, marchas, entre otras, demuestran eficacia.
El 10 de febrero del año en curso fue liberado nuestro compañero militante de la CNTE, Miguel Benítez Elías, sin duda alguna las acciones precedentes tuvieron un papel fundamental, sin embargo, la toma de las vías del tren el puerto de Lázaro Cárdenas, y la propuesta de paro de 72 horas que ellos llevaron a cabo a iniciativa de la base magisterial de esa región fue un factor de peso fundamental en la liberación de nuestros compañeros, comprobando nuevamente lo acertado de la acción política combativa, esto pese a la represión policíaca desatada y su detención arbitraria contra nuestros compañeros por el hecho de exigir su libertad el 2 de febrero, incluso las denuncias, protestas y las constantes acciones políticas de masas hizo posible que liberaran a los 6 compañeros.

Bajo este contexto cabe un breve análisis ¿Por qué logramos la libertad de nuestros presos, pese a la consigna del Estado por llevar a cabo detenciones arbitrarias y anticonstitucionales? No por las actitudes timoratas de los que se oponen a las acciones políticas de masas y pretenden imponer la “resistencia civil y pacífica”, medida que aplauden a rabiar los funcionarios del gobierno del estado, sino por el temor de los gobiernos federal y estatal de que se desborde el descontento magisterial y rebasen a los “moderados”, como ya sucedió con la toma de las vías del tren en varias regiones del estado, acciones combativas de los maestros de base de Uruapan, Zamora, Lázaro Cárdenas, Morelia, entre otros, y la instalación de trincheras por parte de los trabajadores de la educación conscientes y combativos del sector IX.

Precisamente la propuesta de los combativos maestros de Lázaro Cárdenas de impulsar la toma de las vías del tren en diversos puntos del estado en caso de que no liberaran a nuestro preso político fue lo que obligó a las autoridades a decretar su libertad. La misma acción decidida por parte del magisterio descontento es lo que ha permitido la liberación de los pagos retenidos en julio-agosto de 2016, igual fenómeno sucedió ante el descontento generalizado que se estaba gestando ante los rezagos de pago a los maestros de la doceava etapa de jubilaciones.

Esto tiene relación con los problemas de retención de pagos que subsisten afectando una parte de nuestros compañeros trabajadores del estado, que en los hechos es una forma de represión laboral ejercida por las autoridades, quienes utilizan las prestaciones económicas, bonos, incrementos, etc., para dividir al magisterio tratando de generar contradicciones entre los trabajadores de la educación de plaza estatal y federal para debilitar de esta forma que provoca de la reforma educativa, principalmente a los egresados normalistas y eventuales del 2014-2015 que en su mayoría laboran sin pago y sin prestación alguna.

En el contexto actual a los compañeros normalistas no se les ha brindado todo el apoyo que necesitan para la adquisición de la plaza base, con diversas maniobras se les orilla a que acepten plazas por contrato de acuerdo a los parámetros que impone el gobierno estatal y la Secretaria de Educción en el Estado (SEE), una vez obtenida la plaza en estas condiciones se les paga 6 meses de trabajo y después les suspenden el sueldo, sin ninguna responsabilidad para la SEE.

Es claro que la embestida de los gobiernos federal y estatal se incrementa y recurre a diversas formas de represión desde la imposición de “idóneos”, los exámenes y evaluación punitiva, las plazas de contrato, las auditorias, los descuentos salariales, retención de pagos y como consecuencia los despidos, cuando todo esto no basta para agredir a los trabajadores recurren al amago, la amenaza y las detenciones arbitrarias por parte de los cuerpos policíacos.

Otra forma de agresión en marcha se está instrumentando por parte de la Secretaria de Hacienda, al menos así se hace entrever, en tanto, no se rinda un informe puntual a la base sobre las nuevas atribuciones de esta secretaría, quien mediante diversas acciones inicia hostigamientos contra compañeros de base, pretendiendo junto con la SEE estrechar el cerco en torno a nuestros deberes laborales y sindicales con auditorias de carácter fiscal. Esta coordinación entre las secretarias anula de facto nuestros derechos como los cambios de zona a zona, cambios internos de centros de trabajo, con esto están preparando las condiciones para la concentración de centros de trabajo tanto en el ámbito urbano como en el rural, con la compactación de grupos y las consecuencias inmediatas entre otras, sería el cierre de escuelas y el despido masivo de los trabajadores de la educación.

¿Qué hacer ante esta situación?, ¿permitir que avance la reforma neoliberal con todas sus consecuencias permaneciendo apáticos e indiferentes? De ninguna manera se puede permanecer indiferente y en la insensibilidad e inacción política, es necesario impulsar la combatividad de la base magisterial con acciones políticas de masas creativas y sistemáticas que obliguen a los gobiernos federal y estatal a abrogar las reformas neoliberales, aprovechando las condiciones del creciente descontento popular que generan una coyuntura favorable que va más allá de la cuestión electoral que la CNTE por principio rechaza.

Es el momento de hacer un análisis crítico y autocrítico sin caer en las rutinas autocomplacencias que pregonan que en Michoacán no hay despidos, que hay un saldo blanco, que hay estabilidad laboral, que se está trabajando en las mesas… Sólo un dato que revela lo desacertado de estas declaraciones, las generaciones de normalistas en 2014y 2015, hoy ya docentes, continúan laborando sin plaza base, sin pago y en la completa inestabilidad laboral.

Al respecto debemos tomar a consideración las experiencias de las tomas coordinadas de casetas, Centro Histórico, vías del tren, centros comerciales, etc., no se trata de provocar a las fuerzas represivas y exponer a la base magisterial, se trata de saber aprovechar la fuerza de las bases y obligar al Estado mediante mesas de diálogo y acciones combativas a resolver nuestras demandas principales, incluidas la de los normalistas.

Por consideración táctica no debemos renunciar a las tomas de las vías del tren en las diversas regiones del estado, ni a las tomas de la Secretaria de educación (SEE) y de la Secretaria de Hacienda cuando sea necesario, solo por la oposición de grupúsculos enquistados en los órganos de dirección, que solo guiados por sus intereses personales condenan a miles de maestros a la precariedad laboral, a la incertidumbre y a la retención de pagos, hacerlo significa favorecer con nuestras acciones de resistencia pacífica a la empresa trasnacional de Kansas City Southern y entrar en complacencias con funcionarios de la SEE y gobierno del Estado, en detrimento de nuestras demandas, proceder de esta forma significa privarnos de medios de negociación.

Si llevamos a cabo acciones masivas estatales y nacionales se puede obligar a los gobiernos federal y estatal a establecer mesas de negociación de carácter resolutivo, debemos aprehender de las experiencias de la creatividad de las bases, hay condiciones para avanzar en este sentido, insistimos, no se trata de exponer a la base magisterial a la represión como vocifera el oportunismo para justificar su actitud complaciente con el gobierno, se trata de saber desplegar toda la fuerza del magisterio democrático para erradicar en la práctica y de hecho la reforma educativa y sus efectos que ya resentimos. No debemos dudar ni un momento de la capacidad y despliegue de la fuerza de la CNTE que se condensa en el estado en más de 60 mil trabajadores de la educación, si esta fuerza se moviliza con acciones política de masas combativas es posible abrogar la reforma educativa neoliberal, que afecta tanto a los trabajadores de la educación como a la niñez y pueblo de México. No se olvide que las reformas neoliberales pro burguesas suscritas en el gansteril Pacto por México, se proponen anular derechos humanos, laborales y constitucionales de las masas trabajadoras.

De las implicaciones de las reformas neoliberales se ha pasado a las consecuencias y este año 2017 ya hemos presenciado los primeros efectos con el llamado gasolinazo y las protestas espontaneas genuinas y algunas promovidas desde el oportunismo electoral, ante lo cual el Estado recurre a su aparato represivo y los discursos falaces con la intención de frenar el descontento popular que provocan la pérdida de prestaciones, los bajos salarios, los continuos aumentos de la gasolina, gas, electricidad y alimentos, así como la pérdida de nuestros derechos como a la educación, la salud y el trabajo.

Ante estas condiciones debemos prepararnos para desarrollar la lucha magisterial combativa, obligando a las dirigencias a que se asuman en consecuencia con los principios de la CNTE, porque hasta ahora desde las cúpulas del CES se conduce a la base por el camino de la conciliación, la pasividad y el conformismo, con una táctica que nos conduce a la derrota, que desactiva y mella el filo combativo del magisterio democrático propiciando su pasividad política que conduce a soportar inermes al despido masivo en puerta, a diversas formas de represión y detenciones arbitrarias.

Superar estas prácticas que se han evidenciado varias veces en el movimiento es una necesidad, impulsar la resistencia combativa de los trabajadores de la educación, concientizar en la práctica a los padres de familia, construir alianzas con el movimiento popular independiente, con las comunidades indígenas y campesinas, con los movimientos de estudiantes normalistas, universitarios y casas del estudiante… esto se ha planeado por las bases decena de veces, pero tal parece que hay grupúsculos en la cúpula que impiden en la práctica este proceso de unidad aislando a los trabajadores de la educación de sectores estratégicos en nuestra lucha.

Esta es una perversa labor de zapa que permite el avance silencioso de la reforma educativa, pregonar en forma presuntuosa que en Michoacán vamos muy bien porque no hay despidos y jactarnos de los reconocimientos que hacen oportunistas de este hecho, es desconocer u omitir oportunistamente que si esto no sucede es porque el Estado teme a la reacción combativa de los trabajadores de la educación y porque el movimiento se conduce por los senderos que hábilmente indica el Estado, creando las condiciones para asestar el golpe contra la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación en el momento que el Estado considere favorable. Por estas razones los trabajadores de la educación debemos desplegar iniciativa y creatividad combativa en la defensa de nuestros derechos y la educación pública.

A más de un mes de la desaparición forzada del profesor militante de la CNTE, Jesús Hernández Castellanos, continuamos exigiendo su presentación con vida, así como respeto a su integridad física y psicológica, responsabilizamos a Enrique Peña Nieto, titular del Ejecutivo Federal, y a Omar Fayad Gobernador del Estado de Hidalgo de este crimen de lesa humanidad, reiteramos nuestra exigencia de su presentación inmediata con vida.

ATENTAMENTE

¡¡PRESENTACIÓN CON VIDA DEL PROFESOR JESÚS HERNÁNDEZ CASTELLANOS Y DE TODOS LOS DETENIDOS DESAPARECIDOS EN EL PAÍS!!
¡¡VIVOS LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!!
¡¡ABROGACIÓN DE LAS REFORMAS NEOLIBERALES!!
CESE AL TERRORISMO DE ESTADO!!
¡¡SOLUCIÓN ANUESTRA DEMANDAS!!

COLECTIVO MAGISTERIAL LEONEL CALDERÓN VILLEGAS INTEGRANTE DE LA COORDINADORA NACIONAL DE LOS TRABAJADORES DE LA EDUCACIÓN

Navegar por las