Informe sobre desparición forzada en México 2012 junio 1st, 2012 | Published in Artículos Por Geraldine Ramos

, popularidad : 4%

México D.F., 31 de mayo de 2012. En el marco de la Semana Internacional del Detenido Desaparecido, las diferentes organizaciones que integran la Campaña Nacional Contra de la Desaparición Forzada presentaron, en conferencia de prensa, el informe sobre la desaparición forzada de defensores de derechos humanos en México, 2012.

Héctor Cerezo, del Comité Cerezo México; Nadin Reyes, del Comité de Familiares Desaparecidos Hasta Encontrarlos; Janahuy, del Comité de Hasta Encontrarlos – Michoacán; y Roberto Mendoza, del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo, señalaron que el informe del año pasado, publicado el 20 de diciembre de 2011, contribuyó para hacer suyas demandas y recomendaciones hacia el fortalecimiento de las denuncias nacionales e internacionales frente la grave violación a los derechos humanos en México, así como para consolidar la lucha que han impulsado por la presentación con vida de los detenidos desaparecidos y por el juicio y castigo a los responsables materiales e intelectuales de esta política de Estado.

El informe que presentaron este año propone algunos puntos principales; entre ellos, visibilizar las desapariciones forzadas en contra de defensores y defensoras de los derechos humanos ocurridas de enero de 2011 a febrero del 2012; mostrar que la desaparición forzada de personas es una política de Estado que se ha incrementado de manera alarmante este año; denunciar la falta de normatividad y la nula voluntad política de Estado; insistir que se reconozca plenamente las desapariciones forzadas ocurridas durante la llamada guerra sucia y se sancione a los responsables; reparar el daño a las víctimas, así como demandar que el Estado mexicano adopte medidas inmediatas para encontrar con vida a las víctimas de desaparición forzada y que castigue a los responsables materiales e intelectuales.

Señalaron que los ataques a los defensores y defensoras de los derechos humanos se ha profundizado a raíz de la implementación de la llamada “guerra contra el narco”, impulsada desde el 2006 por parte del gobierno federal, y secundada por la mayorías de los estados de la república. Por ello, no resulta casual que dé como resultado las graves violaciones a los derechos humanos y el incremento de la práctica de la desaparición forzada. Según datos de las organizaciones de derechos humanos, se tenían documentadas, hasta el 2010, alrededor de 3000 mil desapariciones forzadas en el país; sin embargo, a partir del 2011, estas cifras podían ascender hasta 10 mil e, incluso, se ha llegado a hablar de hasta 30 mil desapariciones forzadas en lo que va del periodo de Felipe Calderón.

Las organizaciones y comisiones estatales de derechos humanos de los diferentes estados de la República se han encargado, en algunos casos, de documentar los hechos. Por ejemplo, en Michoacán el Comité de Detenidos Desaparecidos Hasta Encontrarlos tiene documentados 128 casos de desaparición forzada, mientras que la Comisión Estatal de Derechos Humanos registra 275 desapariciones entre 2011 y mayo de 2012. En otros lugares no ha sido fácil detectar el número debido al alto grado de violencia y por la poca presencia, como en el caso de Tamaulipas, de organizaciones de derechos humanos. En otros estados, que cuentan con la presencia de la comisiones estatales de derechos humanos, se reporta que fueron atendidas más de 520 peticiones de apoyo en casos de víctimas de desaparición forzada, del 2005 a principios del 2012.

También mencionaron que hay otros casos similares en el resto de la República y que se han detectado, al menos, tres modos de operar de los perpetradores, lo que refleja una planeación y una sistematicidad en la política de Estado en relación a la desaparición forzada. La comisión de la Campaña Nacional señaló que los autores encargados de las desapariciones forzadas, en lo que va del 2011 al 2012, son el ejército, la marina, la policía federal, estatal o municipal que porta el uniforme y, en otros casos, lo usan sin identificación. También se encuentran los grupos paramilitares, vestidos de negro y rostro cubierto, a bordo de camionetas con vidrios polarizados y fuertemente armados. Anahuy señaló que el documentar este tipo de casos se vuelve complicado debido al miedo que enfrentan los familiares de las y los desaparecidos.

Héctor Cerezo señaló que la desaparición forzada en México es una práctica de Estado que se ha implementado desde los años sesenta y setenta, del siglo pasado, y que ha tenido continuidad hasta nuestros días, aunque actualmente “es más complejo porque además se ha ampliado”. En el caso de la Guerra Fría, se desaparecían principalmente a luchadores sociales y políticos. Actualmente, en la “guerra contra el narco” se eliminan físicamente a las y los defensores de los derechos humanos, pero también se siembra miedo en la población. Héctor señaló: “hoy tenemos desaparición forzada en contra migrantes y jóvenes entre 15 y 26 años”.

2011 ha sido para los defensores y defensoras de los derechos humanos el peor año en materia de desaparición forzadam, ya que lejos de su erradicación o disminución, se ha incrementado de manera alarmante en el país. Por ejemplo, en el estado de Michoacán se presenta el mayor número de desapariciones forzadas en contra de defensores de los derechos humanos, representa un 37 % del total nacional, seguido por el estado de Chihuahua. Ambos estados concentran la mitad de las desapariciones en el país.

Informe sobre la desaparición forzada en México 2011 ver en:

http//www.comitecerezo.org/spip.php?article879.

Ver en línea : http://www.somoselmedio.org/?p=1194...

Navegar por las