El paramilitarismo como política de Estado, ejecuta una vez más un ataque directo y artero contra los compañeros del ejido El Carrizal

, por  Chiapas , popularidad : 1%

San Cristóbal de Las Casas, a 17 de agosto de 2016

A los medios de comunicación nacionales e internacionales

A los organismos defensores de los derechos humanos

A las organizaciones hermanas y solidarias

A l pueblo en general

Terrorismo de Estado como política de gobierno, política letal en la campaña represiva contra el FNLS

La campaña represiva contra el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) continúa, campaña en la que el terrorismo de Estado como política del gobierno mexicano se instrumenta contra el pueblo organizado y no organizado, por ello repudiamos las consecuencias que esa política provoca contra el FNLS en particular, por esa causa, denunciamos lo siguiente:

1. La presentación con vida de los detenidos desaparecidos es una demanda a la que el pueblo está llamado a enarbolar, porque son sus hijos los desaparecidos, es contra los explotados y oprimidos organizados y no organizados que se arremete esa práctica criminal, en ese sentido nos mantenemos firmes con esa exigencia y en particular del compañero Fidencio Gómez Sántiz, los luchadores sociales Edmundo Reyes Amaya, Gabriel A. Cruz Sánchez, Las triquis Daniela y Virginia, Lauro Juárez, Teodulfo Torres…

De ahí que informamos ante la prensa, respecto del caso del compañero Fidencio con relación a los avances de las investigaciones. A este respecto manifestamos que hasta el momento no se CONOCE mayor información del mismo y que el caso ha sido sustraído del municipio de Ocosingo, donde ocurrieron los hechos para que sea la federación quien se encargue de la indagatoria.

Reiteramos que no desistiremos en la exigencia de presentación con vida del compañero, así como de exigir juicio y castigo a los responsables de ese deleznable crimen.

2. Comunicamos que los cinco compañeros detenidos arbitrariamente por policías ejidales en Altamirano, fueron liberados el día sábado 13 de agosto alrededor de las 16 horas.

Manifestamos que su libertad no fue una regalía del Estado, un acto fortuito; su libertad fue conquistada a fuerza de organización, sin embargo, la libertad de los compañeros fue bajo amenaza dirigida por la mesa directiva del ejido: Caralampio Sántiz, Eligio Gómez Sántiz y Carlos Monzón, quienes en todo este tiempo han ejecutado los planes del Estado que coordinan presidente municipal de Altamirano Gerardo Moreno Aguilar, el delegado de gobierno Caridad Alcázar y los caciques Roberto y Amilcar Pinto Kanter.

El grupo de choque que dirige la mesa directiva del ejido Altamirano, ha ratificado una vez más la consigna del Estado, al intentar minutos antes de liberar a los compañeros, condicionarles para que firmen un acta de “acuerdo” donde dolosamente plantearon:

a) Se liberan a los compañeros con la amenaza de que no continúen con las acciones de protesta, dentro y fueras de las tierras ejidales, que desistan de la lucha y se retiren del FNLS, de lo contrario los cinco compañeros serán reprimidos, b) que no se agreda de nuevo al IMSS, c) de cualquier atentado contra ejidatario alguno, serán responsables los cinco compañeros liberados y d) se nos señala de haber “incendiado” una ambulancia cuando los compañeros se solidarizaron con el movimiento magisterial-popular-estudiantil.

Acta que firmemente los compañeros no firmaron. A cada infundio de la directiva rechazamos y condenamos tajantemente, porque resulta indignante que los bajos instintos de esas personas se rebajen a unas monedas para prestarse a criminalizar a nuestros compañeros y obedecer a los planes perversos del Estado que con este tipo de personas provocan el derramamiento de sangre, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias y tratos crueles inhumanos y degradantes contra luchadores sociales, como ha ocurrido con el compañero Fidencio Gómez Sántiz, Héctor Sántiz López, María Sántiz López, Jorge Daniel Gómez Díaz, por lo que también serán responsables de más crímenes de lesa humanidad que se cometan contra los compañeros.

3. El paramilitarismo como política de Estado, ejecuta una vez más un ataque directo y artero contra los compañeros del ejido El Carrizal, acción planificada para masacrar, expulsar y desaparecer a los compañeros el pasado 11 de agosto.

Ataque brutal ejecutado aproximadamente por 15 paramilitares vestidos de militar, encapuchados, portaban armas de grueso calibre, así como radios de comunicación; agresión que dura aproximadamente dos horas.

A causa de esa actitud criminal y el cerco paramilitar, los compañeros no pueden salir del pueblo como tampoco realizar sus acciones cotidianas de labranza, además ningún compañero resultó herido, pero se ha profundizado la zozobra e incertidumbre ante la letalidad y los inminentes ataques contra los compañeros.

Como tampoco ir al municipio de Ocosingo donde este grupo paramilitar asedia la cabecera municipal con la consigna de detener a cualquier integrante del FNLS, porque es inminente más agresiones de ese grupo criminal. Porque el día 13 de agosto, ese grupo realizó patrullajes en el crucero Cuxulja y Nacimiento en una camioneta Nissan color azul obscuro, más tarde a las 14:30 horas estuvo acompañada de tres patrullas y una camioneta color rojo y otra Urvan, donde estuvieron transportando a personas vestidas de civil y a las 15:30 horas ingresa al campamento una camioneta color blanco.

El día del ataque –a decir de los pobladores que transitan por el tramo Cuxulja-Altamirano comentaron la presencia de la policía con la intención de detener a compañeros por lo que colocaron troncos y árboles y como parte de su plan, antes de la agresión realizaron ritual tradicional de la región acompañado de danza y quema de cohetones.

Cabe mencionar que el 10 de agosto realizaron bloqueos a la altura del predio San Marcos, donde tienen su campamento, y el 11 de agosto hubo presencia de un helicóptero del gobierno del estado con las letras FEE de color blanco y rojo (que suponemos es la matrícula de la aeronave), que realizó vuelos rasantes sobre el ejido El Carrizal y el campamento paramilitar.

4. En misiva difundida el pasado 12 de agosto, se denuncia la agresión que fue objeto la compañera María Sántiz López, del ejido el Carrizal, esta agresión se suma la escalada de agresiones contra las comunidades integrantes del FNLS, la impunidad con que actúa este grupo paramilitar, porque la compañera cuando realiza su comparecencia ante el Ministerio Público, es cuestionada en torno a la organización y no a sus agresores como se denunció en la misiva.

En ese sentido, el fiscal del MP, intenta incriminar a la compañera cuando la cuestiona si ella sabía algo más por lo que había sucedido con el paramilitar y por el asesinato de su hermano, por lo que ella respondió que no y las autoridades saben que fueron los paramilitares los responsables de la muerte de su hermano -el compañero Héctor Sántiz López-, lo que constituye una negativa rotunda de la compañera, a esa maniobra del fiscal que en esencia busca incrementar los actos de provocación contra los compañeros.

5. El Estado busca destruir con el terrorismo de Estado toda expresión organizativa del pueblo, muestras de solidaridad de los sectores populares organizados de manera independiente con las causas justas del pueblo, silenciar las exigencias del pueblo trabajador, como el derecho al trabajo, tal como ocurre con los compañeros del Sociedad de Transporte Ricardo Flores Magón.

Los compañeros transportistas integrantes al FNLS, que prestan el servicio del transporte en el tramo San Cristóbal-Ocosingo, el hostigamiento contra los compañeros ha escalado al grado que el pasado 11 de agosto, el compañero Marcelo Gómez López mientras dormía en su unidad a las 22:30 horas, arriba una unidad de la Policía Estatal Preventiva con cuatro elementos, de la que descienden dos.

Éstos elementos obligan de manera violenta al compañero bajarse del coche, es sometido a revisión, en ningún momento fue notificado la causa de ese proceder, en todo ese tiempo fue amenazado de que sería detenido y llevado a la base, le insistieron en que diera el nombre del representante de la Sociedad de Transportes y cuestionó a qué organización pertenece, cuando el compañero responde, los agentes responden que “… se creen porque tienen organización”. Posteriormente le indican que se quitará los pantalones, cuando él se niega, amenazantes dijeron “… ya lo veremos después”, y se retiran a la señal de la clave 555. El número de placas de la unidad es DRH-6370.

Y a la noche siguiente del viernes 12 de agosto, en abierta actitud de provocación, se dirigen a la terminal de los compañeros tres unidades de la policía de vialidad urbana con 9 agentes a bordo respectivamente; las placas de circulación DPD-55-36 (coche de la marca Wolksvagen) y la matrícula MU-023 con placas de circulación DA-69-608 (pick up) y DPD-55-52 (coche de la marca Tsuru). Llegaron con el objetivo de colocar a metro y medio de distancia de la puerta principal de su terminal, señalamiento de tránsito que impide acceder las unidades de los compañeros.

El hostigamiento contra los compañeros, expresa claramente la intención de los caciques y autoridades del transporte, por destruir la agrupación de los compañeros, labor imbricada con la campaña represiva contra nuestro proyecto político cuya consigna es acabar con la organización independiente del pueblo.

La algidez con que hostigan a los compañeros, demuestra la gravedad con que se atenta al derecho a la vida, porque existe el riesgo de que su integridad física y sicológica sea agredida y en el peor de los casos que su existencia se eliminada bajo las manos del Estado a través de sus paramilitares, militares y policías, como ha ocurrido con el muestrario represivo que hemos expuesto.

Además se intenta quitar a golpe de amenazas, hostigamiento y represión el derecho al trabajo. Atentar contra este derecho, implica negar el derecho a alimentación, se escamotea el esfuerzo que los compañeros realizan por sobrevivir con su familia, de ahí que constituya violación grave contra el derecho a la vida.

Por todo lo anterior, a la luz de los acontecimientos represivos contra nuestro proyecto político devela el carácter sistemático con que se ejecuta el terrorismo de Estado, son la expresión material del desarrollo de un plan represivo contra las organizaciones independientes y el conjunto del movimiento popular concatenado a la amplía solidaridad del pueblo hacía el movimiento magisterial-popular-estudiantil.

Campaña represiva que se extiende a los estados del país donde existe presencia y arraigo del FNLS. Basta recordar la incursión militar en la región de las huastecas en Hidalgo el mes pasado, el hostigamiento y criminalización de la protesta popular en Michoacán, las amenazas de muerte contra los compañeros en Puebla, hostigamiento y expedientes incriminatorios contra los compañeros en Veracruz y el intento de ejecución extrajudicial de tres compañeros en la actual Ciudad de México el pasado 7 de noviembre de 2015.

Evidencia la dictadura del capital, porque la oligarquía y el Estado intentan imponer sus planes neoliberales incluido el terrorismo de Estado para garantizar su cuota alta de ganancia a punta de desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales, tortura, desplazamientos forzados.

Ante ese panorama, convocamos al pueblo a la organización y resistencia popular combativa, como el único modo para resistir los embates criminales de la oligarquía y el Estado, porque los intereses del pueblo son escamoteados y la clase dominante pretende ajustar con más fuerza los grilletes de la opresión y explotación contra los desposeídos.

Por todo lo anterior exigimos:

  1. Alto al terrorismo de Estado contra el FNLS y el conjunto del movimiento popular.
  2. Alto a la campaña represiva contra el FNLS.
  3. Juicio y castigo, reubicación y desarticulación del grupo paramilitar.
  4. Respeto al derecho al trabajo y a la vida de los compañeros transportistas.
  5. Juicio y castigo a la directiva del ejido Altamirano.

Responsabilizamos a:

Enique Peña Nieto presidente del Poder Ejecutivo, Miguel Ángel Osorio Chong secretario de gobernación y a los altos mandos militares de cualquier agresión contra cualquier integrante del FNLS en los estados donde existe presencia y arraigo, así mismo de cualquier agresión contra las organizaciones hermanas y solidarias, y personas sensibles con las causas de nuestro proyecto y los interés populares.

¡Alto al terrorismo de Estado contra el FNLS y el conjunto del movimiento popular!

¡Alto a la militarización y paramilitarización del país!

¡Presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos del país!

¡Presentación con vida de Fidencio Gómez Sántiz, Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya!

¡Libertad a todos los presos políticos y de conciencia del país!

¡Por la unidad obrero, campesino y popular!

Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Navegar por las