Desaparición, estrategia del Estado contra opositores

, por  Michoacán , popularidad : 3%

Alma E. Muñoz

Periódico La Jornada
Domingo 29 de mayo de 2016, p. 12

Durante la semana internacional del detenido, desaparecido, el Comité Monseñor Romero denunció que el Estado utiliza la desaparición forzada como estrategia para reprimir a las personas que piensan diferente.

Adrián Ciriaco Salvador, integrante del organismo, recordó el caso de Teodulfo Torres Soriano, ocurrida hace tres años.

El Tío, como es conocido Torres Soriano, es testigo fundamental de la represión cometida por policías durante las movilizaciones del primero de diciembre de 2012 en la Ciudad de México, cuando arribó a la presidencia Enrique Peña Nieto.

Presenció y videograbó la agresión contra Juan Francisco Kuykendall, herido por el disparo de un proyectil lanzado por elementos de la Policía Federal, que le provocó traumatismo craneoencefálico. Murió el 25 de enero de 2014.

Ciriaco Salvador señaló que la desaparición forzada no es una casualidad; sigue siendo una estrategia bien diseñada y vemos que no hay justicia para todas las víctimas.

No queremos perdón, pero tampoco olvido, sostuvo, al hacer referencia al caso de Teodulfo Torres, activista y adherente de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona.

El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo, a su vez, resaltó que la práctica sistemática y planificada de la detención-desaparición como política de Estado, históricamente se encuentra dirigida contra los integrantes de los sectores sociales y populares.

Podemos enumerar cientos de casos ya públicos, pero la prueba fehaciente se ve reflejada en las decenas de fosas clandestinas donde han sido encontrados restos humanos, sostiene en un análisis.

Ver en línea : Desaparición, estrategia del Estado contra opositores

Navegar por las