CONDENAMOS EL AVANCE DE LA MILITARIZACIÓN DEL PAÍS

, por  Michoacán , popularidad : 2%

Michoacán, a 9 de septiembre de 2022

CONDENAMOS EL AVANCE DE LA MILITARIZACIÓN DEL PAÍS

A los medios de comunicación
Al pueblo de México y allende las fronteras

A altas horas de la madrugada con 71 votos a favor, 51 en contra y una abstención, el Senado de la República aprobó la reforma que pone bajo el control operativo y administrativo de la Guardia Nacional (GN) a la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), con ello se avanza en el proceso de la militarización del país y el fortalecimiento del aparato policiaco-militar para sostener el presente régimen ante la crisis económica y política que enfrenta nuestro país.

La declaración del ejecutivo federal sobre su “cambio de opinión” en cuanto la permanencia del ejército en las calles no es otra cosa que una confesión expresa de uno de los compromisos asumidos con la burguesía nacional para lograr llegar a la silla presidencial en 2018. Si bien es cierto que la política de militarización no inició en su sexenio, esto no lo exime de su responsabilidad en cuanto a la actuación y violaciones a los derechos humanos cometidos por los cuerpos castrenses y policiacos, pues en los hechos convalida e impulsa la misma política que desarrollaron sus antecesores, es decir, que resulta una falsedad argumentar que “no somos iguales”.

Mientras que la posición oficialista justifica la militarización, la oposición y sectores reaccionarios muestran su hipocresía al mostrar su aparente rechazo a la reforma recién aprobada. A través del discurso demagógico pretenden hacer suya la bandera contra la militarización del país, pero omiten ante la opinión pública que mientras estuvieron en el poder fueron los primeros en imponer la salida del ejército de las calles para reprimir al pueblo. Demostrando nuevamente que los políticos de oficio nunca responderán a los intereses del pueblo, sino que son instrumento de las élites empresariales para aprobar toda medida de carácter antipopular. Que no nos engañen sus gimoteos, pues tanto la supuesta “oposición” y la hoy mal llamada “Cuarta Transformación”, tienen una gran deuda de sangre con el pueblo de México.

Desde las diferentes trincheras de lucha hemos sido el pueblo, sus organizaciones populares y defensoras de derechos humanos hemos denunciado el proceso de militarización del país, así como las consecuencias nefastas de esta política, cuyos resultados han sido hasta el momento: cientos de miles de detenidos desaparecidos, decenas de miles de ejecutados de manera extrajudicial, desplazamiento forzado de poblados enteros y el incremento de la violencia y represión contra el pueblo.

La represión ejercida por el Ejército Mexicano y la Guardia Nacional contra el Sector IX de Educación Indígena de la Sección XVIII del SNTE-CNTE “Poder de Base” el pasado 8 de septiembre en la ciudad de Uruapan, es tan sólo un ejemplo de las funciones que continuarán realizando los cuerpos castrenses en cuanto a las tareas de seguridad. Con la incorporación de la Guardia Nacional a los cuerpos castrenses se otorga mayores garantías de impunidad para continuar ejerciendo diversas violaciones a los derechos humanos.

Nada justifica la permanencia del ejército en las calles, pues el incremento de la violencia se debe a la política de Terrorismo de Estado para sostener el presente régimen con la bota militar y a punta de bayonetas, se abre las puertas de par en par a la imposición de un gobierno (independientemente de las siglas que tenga) con características fascistas. La aludida profesionalización de la Guardia Nacional no es otra cosa que el otorgamiento de mayores facultades para ejercer la violencia de Estado contra el pueblo.

Por lo tanto, el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) CONDENAMOS Y REPUDIAMOS enérgicamente la incorporación de la Guardia Nacional a la SEDENA. Hacemos un llamado al pueblo de México, a los organismos de derechos humanos nacionales e internacionales, a las organizaciones del pueblo a cerrar filas ante este proceso de militarización del país (no se le puede llamar de otra manera) y el fortalecimiento del Estado policiaco-militar para contener el descontento popular y tratar de acallar toda voz de protesta.

Ante el incremento de la violencia de Estado, los oprimidos y explotados no tenemos otra alternativa que fortalecer la organización independiente para la defensa de nuestros humanos y constitucionales. ¡ANTE LA REPRESIÓN LA MOVILIZACIÓN!

ATENTAMENTE:
¡ALTO A LA MILITARIZACIÓN DEL PAÍS!
POR LA UNIDAD OBRERA, CAMPESINA, INDÍGENA Y POPULAR

FRENTE NACIONAL DE LUCHA POR EL SOCIALISMO
FNLS

La imposición de mandos militares para operar a los cuerpos policiacos es clara muestra del proceso de militarización del país.
La militarización del país responde a la necesidad de fortalecer el Estado policiaco-militar para defender los intereses burgueses.
Con las reformas antipopulares aprobadas por los diferentes políticos de oficio mantienen al ejército en las calles para ejecutar la represión.
La Guardia Nacional siempre tuvo un carácter militar, su creación responde a la necesidad de sostener el régimen con los cuerpos policiaco-militares.
Posicionamiento de la ONU: https://hchr.org.mx/comunicados/mexico-el-traspaso-de-la-guardia-nacional-a-la-secretaria-de-la-defensa-nacional-es-un-retroceso-para-la-seguridad-publica-basada-en-los-derechos-humanos/?fbclid=IwAR3XNxYXL8g4abXKlA0iZuTmyt3ey3a3VMbjVgTZIGqcwvmPwYs-htJa77o

Navigation